29/12/11

Aproximación a Antonio Gramsci y a la Filosofía de la Praxis


Justo Soto Castellanos 

“Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”[1]. Karl Marx

Presentación

En la historia del pensamiento humano ha habido muchas formas de entender la filosofía, algunas de ellas han invitado a la pasividad dejando que las cosas pasen, que continúen como se  encuentran, otras, han invitado a la acción, a la praxis, que lleva al cambio, a la transformación, buscando una sociedad y una humanidad más humana, plenamente libre y justa.

En el presente texto haremos una aproximación al pensamiento de uno de los hombres de acción del siglo XX, en quien la teoría surgía de su praxis y su praxis era iluminada por la teoría, en una verdadera síntesis unitaria diferenciada. Un hombre filósofo-político o político-filósofo, en quien la teoría y la praxis se conjugaron e intentó,  con su acción pensada o su pensamiento actuado, cambiar el mundo, haciéndolo más humano. Sin embargo, la historia que le tocó vivir, fueron tiempos convulsos en donde el fascismo, es decir, la barbarie, se impuso en Italia, para bien y salvación del capitalismo, pero para desgracia de la humanidad.  

El análisis de Antonio Gramsci sobre el fascismo

 El auge de la extrema derecha en Europa debería explicitar una reflexión profunda dentro del movimiento anticapitalista acerca de la naturaleza del fascismo. El debate no puede encerrar la definición del sistema totalitario en una categoría del pasado, exclusivo para la disciplina histórica y sin actualidad alguna, pues de las conclusiones debe construirse un programa coherente de las tareas del movimiento que frene la influencia y crecimiento de estos nuevos partidos.

Pero sí, debemos partir del análisis histórico. Sin él, demasiadas veces se tachará de fascista a la democracia burguesa y su aparato represivo, y esta confusión teórica no puede sino conllevar en el plano práctico estrategias muy sectarias que alejen a los trabajadores de las ideas antisistema. Gramsci puede orientarnos en esta búsqueda, ya que sufrió en sus propias carnes la dictadura fascista de Benito Mussolini en Italia.