24/10/11

“Las sanciones económicas contra Cuba constituyen el principal obstáculo al desarrollo del país”


Entrevista a Salim Lamrani sobre su nuevo libro Etat de siège. Les sanctions économiques des Etats-Unis contre Cuba  -  Especial para Gramscimanía
Cuba Si France: Acaba de publicar un nuevo libro bajo el título Etat de siège. ¿De qué trata exactamente?
Salim Lamrani: Como indica el subtítulo, este libro trata de las sanciones económicas unilaterales que Estados Unidos impone a Cuba desde 1960. Se establecieron en plena Guerra Fría con el objetivo de derrocar al gobierno revolucionario de Fidel Castro cuyas reformas económicas y sociales no eran del agrado de la administración Eisenhower de la época. Más de medio siglo después, mientras que la Unión Soviética desapareció y que la Guerra Fría no es más que un viejo recuerdo, Washington persiste en mantener un estado de sitio económico que asfixia a todas las categorías de la población cubana y que afecta en primer lugar a los sectores más vulnerables a saber las mujeres, los ancianos y los niños.

La lenta agonía griega


Alberto Montero Soler
Ayer domingo se reunía en Bruselas el Consejo Europeo para no llegar a más conclusión para resolver la crisis de la eurozona que aquella que viene reiterando como una salmodia para evitar enfrentar su responsabilidad como instancia de gobierno colegiada de la Unión Monetaria: los países periféricos deben seguir profundizando sus planes de ajuste. Punto y final.
Sin embargo, mientras esto ocurría, la propia troika (BCE, la Comisión Europa y el FMI) comenzaba a dudar de si la dosis de esa medicina que se ha aplicado en el caso griego, y que ha recomendado a todos por igual con independencia de cuál sea la enfermedad, no habrá sido excesiva (porque, por supuesto, plantearse la posibilidad de que la medicina no hubiera sido la adecuada es absolutamente impensable).
En efecto, en un documento confidencial de la troika de hace un par de días se procedía a una revisión de las previsiones sobre el escenario al que se enfrentará la economía griega durante los próximos años con la intención de anticipar cuáles pueden ser las consecuencias de las desviaciones de esas previsiones sobre la “sostenibilidad” de la deuda griega.

El Presidente Chávez y el cocuy


Erick Antonio Jimeno
Especial para Gramscimanía
Aportes para el análisis de la economía artesanal del cocuy en el estado Lara.
El estratégico y reciente  anuncio del presidente Chávez en el sentido de  enviar muestras de  cocuy venezolano  a Rusia  para promover su exportación  junto a otros rubros no petroleros ,  ha originado una  acelerada movilización de funcionarios y fabricantes del licor,  para acopiar  las muestras de la bebida nacional  que se enviarán a aquella  nación para su análisis y evaluación , en breve lapso.
Sin embargo, lo primero que debemos  enfatizar es que el cocuy es una bebida tradicional de la economía social y endógena, producida o fabricada artesanalmente en  el semiárido centro-occidental de Venezuela, por campesinos y campesinas, en sus Unidades de Producción Familiar  y/o Cooperativas , predominantemente en las parroquias Siquisique del estado Lara y Pecaya del estado Falcón, sin menoscabo de la tradición cocuyera de otros lugares como Carora, El Tocuyo, La Cruz de Taratara y Bobare.
Bien podría razonablemente suponer  el Presidente Chávez  al solicitar las muestras , después de 6 años de la Reforma de Ley de Impuesto de Alcoholes del 2005 que legitimó la producción del cocuy y otras bebidas artesanales,  y 4 años después de la emisión  del Decreto de Reforma con Rango, Valor  y Fuerza sobre esa misma Ley, promulgada por el propio Presidente Chávez en octubre del 2007, que los artesanos y artesanas fabricantes larenses  habrían obtenido al presente  la certificación sanitaria del Ministerio de Salud (Registro y Permiso) o el  Registro de Productor Artesanal que  compete al SENIAT.
Pero esa pertinente presunción del Presidente  sobre  la dignificación y legalización ministerial  de los artesanos del cocuy,  imprevistamente e infelizmente,  no se cumplió. En el lapso, de julio 2005 a octubre 2011, ningún auténtico  productor larense, entre los más de 230 artesanos   que se censaron,  obtuvo el necesario Registro Sanitario ni el  Registro Tributario de productor,  discriminándose nuevamente  a esa economía endógena del procesamiento integral del agave cocui, que hunde sus raíces  en un tiempo  de   más de 3 mil años de antigüedad indígena y campesina. Una consecuencia  de esa omisión legal lo constituye la  actual proliferación, irregular e impune, de  la producción ilícita de aguardiente.
Con  el  sentido de visualizar  los altibajos del proceso, expondremos  de inmediato una cronología de los hechos que más que buscar responsables o culpables de los rezagos y errores,  intentará  mostrar una ruta sustentable y compartida para la solución planificada  de los problemas asociados a la producción artesanal de cocuy.