1/10/11

Datos sobre Mercedes Sosa y sus canciones (+ Sonidos & video)


Haidée Mercedes Sosa llamada cariñosamente "La Negra", nació en San Miguel de Tucumán, Argentina, el 9 de Julio de 1935; curiosa jugada del destino: un par de semanas antes de su llegada a la vida, Argentina había perdido en Colombia a su más grande cantor de tangos: Carlos Gardel.
En la adolescencia llegó a ser profesora de danzas nativas; también cantaba. En Octubre de 1950, oculta bajo el seudónimo de Gladys Osorio, participó de un concurso radial y ganó un contrato por dos meses de actuación en la emisora LV12 de Tucumán. Radicada en Mendoza, debutó discográficamente con un trabajo independiente: "Canciones con fundamento". Poco después consiguió cantar por primera vez en el Festival de Cosquín, gracias a la generosidad del ya entonces famoso cantor Jorge Cafrune. En ese mismo año, 1965, grabó con una juvenil voz el único tema de la obra conceptual "Romance de la muerte de Juan Lavalle" de Ernesto Sábato y Eduardo Falú.

España, una nueva colonia en un mundo en quiebra

Jon Juanma / Imperio

La historia sopla a nuestro favor y los pájaros de la vida y de la muerte, con su asimétrico canto matutino, ya vienen despertando a los adormecidos.
Jon Juanma  /  Especial para Gramscimanía
Desde comienzos de la Edad Moderna y el capitalismo mercantil, España o el Estado español1, se caracterizó por tener siempre una doble vertiente dentro del sistema mundial, en tanto agente colonizador y colonizado2. Por ejemplo, en los tiempos de la colonización salvaje de los pueblos de América Latina, mientras mercenarios, proscritos, funcionarios del la Iglesia católica y aventureros con sed de riquezas colaboraban mayoritariamente en la explotación de esos pueblos, trayendo enormes cantidades de plata para la Monarquía y sometiendo a la población indígena, el pueblo español peninsular pasaba hambre y la mayor parte del mismo estaba sumido en la más absoluta de las miserias3. Además, un 90% de los metales valiosos expoliados a los pueblos originarios americanos pasaban por los puertos españoles, pero iban directamente a las manos de los banqueros alemanes (¿les suena la historia?), ingleses o italianos, íntimos amigos de “insignes” monarcas como Carlos I de España ( y V del Sacro Imperio Romano Germánico)4. El caso es que, en la actualidad, en los tiempos del “capital-imperialismo” (Fontes) o el capitalismo de “acumulación flexible” (Harvey), esa doble naturaleza entre colonizador y colonizado del Reino español está inclinándose con mucha fuerza hacia la segunda. Y así España desciende en la jerarquía del sistema mundial capitalista. En el presente artículo trataré de explicar el porqué,  el significado de este hundimiento a corto-medio plazo y las posibilidades que tienen las gentes normales de este país para decidir su futuro en libertad.

Pakistán, la última amenaza orquestada y el fin de la historia


Pakistán ha resultado ser el “peor enemigo” de EE UU
Paul Craig Roberts
¿Habéis oído hablar alguna vez de los Haqqanis? No. Lo creo. Como al Qaida, del que nunca había oído hablar nadie antes del 11-S, la “Red Haqqani” ha emergido en tiempo de necesidad para justificar la próxima guerra de EE.UU., Pakistán.
La afirmación del presidente Obama de que había exterminado al líder de al Qaida Osama bin Laden, desinfló la amenaza de ese coco que sirvió durante tanto tiempo. Una organización terrorista que abandonó a su líder, desarmado y sin defensa, como presa fácil de asesinar, ya no parecía formidable. Era la hora de un nuevo coco, más amenazador, cuya persecución mantuviera viva la “guerra contra el terror”.
Ahora los “peores enemigos” de EE.UU. son los Haqqanis. Además, a diferencia de al Qaida que nunca estuvo vinculado a un país, la Red Haqqani, según el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., es un “verdadero brazo” del servicio de inteligencia ISI, del gobierno paquistaní. Washington afirma que el ISI ordenó que su Red Haqqani atacara el 13 de septiembre la embajada de EE.UU. en Kabul, Afganistán, junto con la base militar estadounidense en la provincia Wadak.
El senador Lindsey Graham, miembro del comité de Servicios Armados y uno de los principales belicistas republicanos, declaró que “todas las opciones están sobre la mesa” y garantizó al Pentágono que en el Congreso existe amplio apoyo bipartidista para un ataque militar estadounidense a Pakistán.

Las guerras santas: pasión y razón


Umberto Eco
A raíz de las declaraciones del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, quien aseguró ante la prensa que la cultura occidental era superior a la oriental, el escritor y filósofo piamontés publicó hace algunos meses en La República el ensayo que aquí reproducimos. Ahora que se cumple el primer aniversario del 11 de septiembre, y que a lado y lado del planeta se reavivan los llamados a la guerra santa, conviene oír de nuevo sus doctas y sabias observaciones.
Que alguien en días pasados haya pronunciado palabras inoportunas sobre la superioridad de la cultura occidental sería un asunto secundario. Es secundario que alguien diga algo que considera correcto, aunque en el momento equivocado, y es secundario que alguien crea en algo incorrecto, o a todas luces equivocado, ya que el mundo está lleno de gente que cree en cosas injustas y equivocadas, incluyendo a un señor que se llama Bin Laden, que quizá es más rico que nuestro Primer Ministro y además estudió en mejores universidades. Lo que no es secundario, y lo que nos debe preocupar a todos —políticos, líderes religiosos, educadores— es que ciertas expresiones, o incluso apasionados artículos completos que de alguna manera las han legitimado, se vuelvan materia de discusión general, ocupen la mente de los jóvenes y a lo mejor los induzcan a sacar conclusiones apasionadas, provocadas por la emoción del momento. Me preocupo por los jóvenes en vista de que a los viejos ya no les cambia nadie la cabeza.

La lógica del mal menor. Sobre el pensamiento dualista en política y sus estragos


John Brown
"Così dico io bisogna scusar il prencipe di alcuna apparenza violente e di dannoso, quando la sua mira sia di procurar maggior bono, o scanzar maggior male, minus malum habet rationem boni, e di tutte queste cosa habbiamo lasciarne il giudizio a Dio, che penetra le latebre de Cuori e renderà a tutti conforme i suoi portamenti, altrimenti voler censurar le attioni del Prencipe è voler farsi Prencipe del suo Prencipe": (Así digo que hay que disculpar al Príncipe por su posible apariencia violenta o dañina, cuando sea su objetivo obtener un bien mayor o evitar un mal mayor, minus malum habet rationem boni, y de todas estas cosas hemos de dejar el juicio a Dios, que penetra el interior de los corazones y retribuirá a todos según su comportamiento; de otro modo, querer censurar los actos del Príncipe es querer hacerse Príncipe de su propio Príncipe.) (Paolo Sarpi, Consolatione della Mente, Venecia 1606)


“Minus malum habet rationem boni”: El mal menor tiene alguna proporción de bondad, Tomás de Aquino, Sententia libri Ethicorum, lib. II, lectio 5.

Una de las representaciones más comunes del antagonismo es la que lo identifica con el enfrentamiento entre dos bandos preexistentes. Como si de un partido de fútbol se tratara, la lucha de clases o la lucha de poder entre Estados se procura encajar en un esquema dual, sean cuales sean sus características reales o la complejidad de sus circunstancias. De un lado, los buenos, del otro los malos; de un lado los nuestros, enfrente los otros. Antes de todo conflicto, según este modo de entender las cosas, los dos bandos están ahí prestos a enfrentarse: es la naturaleza propia de cada uno la que explica el antagonismo, fuera de cualquier otra circunstancia. Antes de enfrentarse el enemigo con "los nuestros", ese enemigo siempre ya tuvo una idiosincrasia particular: eran de antemano los otros y, como nadie asume para sí mismo el papel de "malo", eran también los "malos". La enemistad tiene una textura ontológica, el enemigo se presenta según este esquema como una "amenaza existencial (Carl Schmitt).

El nuevo "sistema-mundo"


Ignacio Ramonet
Cuando se acaban de cumplir diez años desde los atentados del 11 de septiembre y tres años desde la quiebra del banco Lehman Brothers ¿cuáles son las características del nuevo “sistema-mundo”? La norma actual son los seísmos. Seísmos climáticos, seísmos financieros y bursátiles, seísmos energéticos y alimentarios, seísmos comunicacionales y tecnológicos, seísmos sociales, seísmos geopolíticos como los que causan las insurrecciones de la “Primavera árabe”...
Hay una falta de visibilidad general. Acontecimientos imprevistos irrumpen con fuerza sin que nadie, o casi nadie, los vea venir. Si gobernar es prever, vivimos una evidente crisis de gobernanza. Los dirigentes actuales no consiguen prever nada. La política se revela impotente. El Estado que protegía a los ciudadanos ha dejado de existir. Hay una crisis de la democracia representativa: “No nos representan”, dicen con razón los “indignados”. La gente constata el derrumbe de la autoridad política y reclama que ésta vuelva a asumir su rol conductor de la sociedad por ser la única que dispone de la legitimidad democrática. Se insiste en la necesidad de que el poder político le ponga coto al poder económico y financiero. Otra constatación: una carencia de liderazgo político a escala internacional. Los líderes actuales no están a la altura de los desafios.

EE UU: Otra vez sobre el Cynical Power


Orestes Martí  /  Especial para Gramscimanía
Según ha sido publicado por Democracy now!, en su sitio de Internet, el señor Presidente de los Estados Unidos de América y premio Nobel de la Paz, Barack Obama, declaró que su país "continuará con el embargo a Cuba".
"El Presidente Obama -dice la web- rechazó formalmente levantar el embargo de Estados Unidos a Cuba. El miércoles, dijo que este país no había tomado las medidas constructivas tendientes a un gobierno más abierto."
Detalla después DN! lo que Obama afirmó: “Lo que hemos tratado de hacer es enviar una señal de que estamos abiertos a una nueva relación con Cuba si el gobierno cubano comienza a dar los pasos adecuados para abrir su propio país y da a los derechos humanos el espacio y respeto que permitirían que el pueblo cubano determinara su propio destino”.
Desde La Habana, el ex-presidente cubano y líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, en una de sus reflexiones (La vergüenza supervisada de Obama) no tardó en emitir un contundente comentario: "¡Qué simpático! ¡Qué inteligente! Tanta bondad no le ha permitido comprender todavía que 50 años de bloqueo y de crímenes contra nuestra Patria no han podido doblegar a nuestro pueblo. Muchas cosas cambiarán en Cuba, pero cambiarán por nuestro esfuerzo y a pesar de Estados Unidos. Tal vez antes se derrumbe ese imperio"