13/9/11

Datos sobre ciertas cifras del 11-S


El 11 de Septiembre, 19 aero-piratas islamistas (15 de ellos sauditas) secuestraron 4 aviones que contenían 266 pasajeros. Todos ellos murieron al igual que 2823 en las Torres Gemelas y 125 en el Pentágono. Hay  más civiles muertos por las bombas anglo-americanas en Afganistán que por todos los atentados que haya hecho Al Qaeda en Occidente. Se estima que un 25% de las bombas que cayeron sobre Afganistán no dieron en el blanco planeado y que otro 10% puede haberse transformado en minas.
Las Torres Gemelas llegaron a ser el edificio más alto del mundo y el símbolo de la pujanza económica de la ciudad sede de las Naciones Unidas y la bolsa de Wall Street. Esta era como una ciudad donde cada día trabajaban 50.000 personas y le visitaban un promedio de 140.000. Las pérdidas en propiedades y seguros producidas en dicho ataque superan los 21 mil millones de dólares. Las pérdidas para las compañías de seguros pueden ascender a los 50 mil millones de dólares. Después del macro atentado se calcula que se perdieron 100.000 empleos en el área baja de Manhattan, 237.000 en los primeros 5 siguientes meses en la industria de viajes norteamericana, y que para fines del 2002 se habrá llegado a los 1.8 millones de empleos perdidos en los EEUU.
26 días después del 11 de septiembre, Afganistán fue atacado por la mayor coalición bélica de la historia. Más de mil millones de dólares mensuales en gastos militares y de 22.000 bombas fueron desplegadas por los EEUU en los primeros 6 meses del conflicto afgano.

Datos sobre la música tradicional japonesa


En Japón existe una innumerable variedad de tipos de música tradicional. Dos de los estilos más antiguos son shōmyō, u "hombre gordo que canta", y gagaku, o música orquestal de la corte, ambos estilos proviene de los períodos Nara y Heian.
El gagaku es un tipo de música clásica que ha sido ejecutada en la Corte Imperial desde el período Heian. Kagurauta, Azumaasobi y Yamatouta son repertorios relativamente autóctonos. Tōgaku y komagaku se originaron a partir de la dinastía china Tang por transmisión por la península de Corea. Adicionalmente, el gagaku se divide en kangen (música instrumental) y bugaku (danza acompañada de gagaku).

El inglés de Trotsky

Leon Trotsky por David Levine

Martín Kohan
“Soy un hombre armado con un bolígrafo”, ha llegado a decir León Trotsky. Tan luego él, el héroe de acción de la Revolución Rusa, el organizador del Ejército Rojo, llegó en un punto a definirse así: como un hombre cuya arma es el bolígrafo. No deja de pensarse como un hombre armado, y la constancia de esa figuración es de por sí significativa; pero eso mismo que alguna vez fue literal, ahora se ha vuelto metafórico: el hombre armado que combatió al mando de tropas revolucionarias, combate ahora escribiendo, combate con bolígrafo y papel.
Las circunstancias explican este cambio: León Trotsky está exiliado en México; en Moscú, mientras tanto, ya fue acusado y juzgado y condenado, pero en ausencia; por iniciativa suya se decide constituir en México una comisión investigadora que indague en esas mismas acusaciones, pero dando esta vez a Trotsky la oportunidad de contestar y defenderse. Se monta un juicio o la evocación de un juicio, en base a las acusaciones formuladas por la implacable pero monológica justicia de Stalin: traición, sabotaje, terrorismo, complot. Trotsky se compromete a entregarse en la Unión Soviética si la comisión imparcial formada en México a efectos de revisar esas causas encuentra motivos para señalar alguna responsabilidad. La diferencia sustancial es que Trotsky esta vez va a poder responder. Trotsky va a poder tomar a su vez la palabra.
El hombre de acción y de palabra ahora tiene a su alcance solamente las palabras. Así funciona su destierro; en eso radica, entre otras posibles, su inexorable limitación. Al comenzar las sesiones de interrogatorios, le preguntan, según se consigna, su nombre. Él empieza mencionando “Bronstein”, pero el nombre que suministra en definitiva es “Trotsky”: es el nombre, y por lo tanto la identidad, que la política le dio. A continuación le preguntan por su ocupación. “Escritor”, responde Trotsky, y no es irónico.

Grecia va cuesta abajo en la rodada, con “efecto dominó” incluido


Los mercados ya descuentan su "default", tras reconocer que sólo puede pagar sueldos hasta octubre. Preocupa el contagio a otros países y se manejan tres escenarios posibles. Del otro lado del Atlántico, el dólar mira atento lo que pasa con la moneda común. El impacto en la Argentina
Rubén Ramallo
Para los inversores del mundo ya es un hecho: Grecia no se salvará de la bancarrota. En verdad los países no quiebran, si bien en la jerga suele usarse esta terminología. Prueba de ello lo dan los rendimientos que ofrecen sus bonos que, para quien quiera comprarlos, ofrecen entre un 50 y un 60% de rentabilidad.
En buen romance, los mercados ya prevén una quita de hasta el 60% en la casi descontada moratoria griega. "Las probabilidades de que Grecia vaya a la bancarrota son tan altas que se podría decir que no hay forma de evitarlo", sentenciaba tiempo atrás, Alan Greenspan, ex titular de la FED y "viejo conocedor" de mercados y escenarios de crisis. Pero el problema no es sólo ese país. En definitiva, su aporte al PBI europeo no llega al 3%. El foco de preocupación está en lo que viene. En el efecto "dominó" y en la actitud de los funcionarios del viejo continente.

Restaurando el alma de Nueva York, la Ciudad Imperio


Nueva York no es una ciudad, es una aparición, un fantasma, una visión
Hamid Dabashi
Ha pasado casi una década desde ese funesto, desconsolador, colapso de esos dos serenos gigantes del World Trade Center en la ciudad de Nueva York, una década que acaba de terminar y una de las principales agencias de calificación crediticia, Standard & Poor (S&P), rebajó la calificación AAA de EE.UU. a AA, por primera vez en la historia.
Imperios: ya no los hacen como solían hacerlos. “¿Qué es peor, los dos gigantescos símbolos fálicos AA de un imperio cortados profundo y abajo a plena luz del día de la historia, o su calificación AAA circuncidada de un solo golpe a AA a la vista de todo el mundo, todo en solo una década? ¿Es tal vez lo que Fareed Zakaria quería decir con “el mundo post-estadounidense”?

Marxismo versus Sociología: Las Ciencias Sociales como instrumento del imperialismo

Foto: Iñaki Gil de San Vicente
Iñaki Gil de San Vicente
Presentación

En los últimos años varios colectivos y personas hemos mantenido diversos debates sobre las transformaciones que está sufriendo el imperialismo, y sus efectos contra las clases y los pueblos, contra las mujeres, contra toda serie de colectivos explotados. Una de las cuestiones que iban apareciendo con especial insistencia trata sobre el error cometido por la izquierda revolucionaria en las últimas décadas al no haber prestado a la sociología y a las «ciencias sociales» la necesaria atención crítica.
Muchos marxistas, sorprendidos por la debacle de la URSS, por el giro al capitalismo de China Popular, por las dificultades de Cuba, por la propaganda imperialista del fin de la historia y de la nueva guerra de civilizaciones, por la ofensiva total imperialista posterior, por la demagogia postmoderna y reaccionaria, etc., estas personas y movimientos se dejaron llevar por la urgencia de responder fundamentalmente al postmodernismo y otras mercancías intelectuales, desatendiendo algo más grave. No negamos la necesidad de responder a estas y otras cuestiones, lo que sostenemos es que, a la vez, se debía haber prestado la necesaria atención a la institución sociológica como parte del poder imperialista.
Libro Libre
La crítica de la sociología se basa en una doble argumentación: primera, ha sido desde su origen una «ciencia» antisocialista aunque muchos marxistas no duden en declararse sociólogos; y, segunda, en la actualidad, y sobre todo después del estallido de la crisis en 2007, una plaga de sociólogos de todas las escuelas invade los medios de comunicación burgueses para convencernos de que el marxismo sigue siendo un fracaso, de que la crisis responde a factores subjetivos, personales, individuales e incluso colectivos, pero nunca a las razones expuestas en la teoría marxista de las crisis del capital. 

Josep Termes, Sacristán, Andreu Nin y el dogmatismo

Foto: Josep Termes

Salvador López Arnal  / Especial para Gramscimania
El historiador catalán Josep Termes falleció el pasado 9 de septiembre de 2011. Autor de obras tan significativas e influyentes como Anarquismo y sindicalismo en España: La primera Internacional (1864-1881), Federalismo, anarcosindicalismo y catalanismo, Las raíces populares del catalanismo, Historias de la Catalunya trabajadora, Josep Termes fue un investigador documentado, uno de los primeros estudiosos del movimiento obrero catalán de los siglos XIX y XX y de sus vinculaciones con el catalanismo político popular. Antes del pasado verano publicó su síntesis de la historia del anarquismo español: Historia del anarquismo en España. 1870-1980 (RBA / L'Avenç).
Ni que decir tiene que toda persona interesada por el movimiento obrero catalán tiene en Termes un referente indiscutible. Más allá de diferencias marginales, los familiares de cenetistas represaliados, es el caso del que suscribe, hemos tenido y tenemos por él el máximo reconocimiento. Así, pues, no se trata con esta nota de realizar ninguna aproximación corvina ante un fallecimiento reciente. Una mera aclaración.

Tres momentos de Julius & Ethel Rosenberg

La ternura de Ethel...
Ethel: Altiva y valiente

Orlando Ruiz Ruiz

En un pequeño parque de La Habana que la luz tiñe de espléndido verde, allí donde la avenida Paseo quiebra su lisura en una colina y parece que abraza con su ancho cuerpo de asfalto a la calle Zapata, existe una obra de arte única por su significado en todo el mundo: el Monumento a los Esposos Rosenberg, un hombre y una mujer que vencieron con la pureza de su amor indestructible y su verdad la muerte injusta que les fue impuesta.
Ethel y Julius... para siempre!
Sobre ladrillos rojos, los dos rostros de pureza infinita de la pareja mártir tal parece que nos convocan desde su quietud a continuar la lucha por la vida y la esperanza hasta conquistar un mundo mejor.
Esta bella estampa, evocadora de una historia triste, devenida a la vez condena y alerta, fue imaginada por la realizadora Estela Bravo y hecha realidad por el escultor José Delarra en 1983, cuando se cumplían veinte años del crimen.
La histeria anticomunista de la guerra fría, el auge del macartismo y el odio contra el campo socialista, no dieron perdón ni tuvieron piedad con los esposos Rosenberg. Acusados de conspiración para entregar el secreto de la bomba atómica a los soviéticos, fueron víctimas del fascismo norteamericano.
Al acercarse al monumento de sencillez impresionante, se descubre sobre el muro de ladrillos que representa la mazmorra donde Ethel y Julius estuvieron prisioneros antes de ser asesinados, la frase "Por la paz, el pan y las rosas enfrentemos al verdugo". En este sitio de íntimo recogimiento siempre hay flores nuevas y es frecuente ver parejas de enamorados que contemplan callados y con las manos entrelazadas a los dos enamorados que no dejaron quebrantar su pasión en el amargo trance de una condena injusta.

Fuente: Red Hermes

La venganza de Grecia

Isaac Rosa

Si finalmente se produce la profetizada (y autocumplida) quiebra de Grecia, los bancos afectados por el impago no deben pensar que los gobernantes europeos titubearán a la hora de rescatarlos tanto como han vacilado para ayudar a Grecia desde el inicio de la crisis.

Al contrario: nada de cumbres frustradas, discusiones y planes de rescate lentísimos. Con los bancos todo será rapidez y eficacia: Alemania ya tiene diseñado un salvavidas para sus entidades, y el resto de países y autoridades económicas se apresuran a tener lista la manguera para abrir el grifo en cuando vean un atisbo de humo.
Qué diferencia de trato con los bancos y con Grecia. Mientras los primeros fueron rescatados al inicio de la crisis sin perder un minuto, y volverán a ser reflotados autómaticamente en cuanto haga falta, al país heleno sus socios europeos lo han dejado a la intemperie una y otra vez cuando más fuerte llovía, le han regateado la ayuda, le han impuesto condiciones durísimas, la han menospreciado y hasta humillado, la han dejado a merced de los especuladores, le han impuesto planes asfixiantes, le han torcido el brazo y la han puesto de rodillas, para al final dejarla caer, y tal vez expulsarla del club europeo.