12/9/11

Salvador Allende y Hugo Chávez: dos revoluciones pacíficas, dos contextos


Amaury González Vilera
Aunque ya antes en Chile se perfiló una opción socialista con Marmaduque Grove Vallejo en los años 30, experiencia que tuvo la corta duración de dos semanas y que fue frustrada por los factores reaccionarios de la época, la experiencia de la Unidad Popular y Salvador Allende constituyen el ejemplo más luminoso de los desafíos que enfrenta la construcción del socialismo de manera pacífica y en un solo país. 
Si consideramos el programa político que impulsó la Unidad Popular, que incluyó la recuperación de recursos naturales, la nacionalización de empresas estratégicas, la política antimonopolio, la democratización de los medios de comunicación, la efectiva organización de los trabajadores en la CTU, entre otras medidas orientadas a alcanzar la justicia social en la sociedad chilena, así como el claro perfil antiimperialista de Allende, las similitudes con el proceso bolivariano son más que evidentes. Incluso, dentro del programa revolucionario chileno, se contempló una reforma constitucional que pretendió transformar el Parlamento en unicameral, y que hubiera pasado a llamarse “Asamblea del Pueblo”.

Después de Libia al Imperio le molesta Siria

Osval

Gustavo Herren
Si la masa de un pueblo derroca por sí sola a un gobierno autoritario tiene, en determinadas condiciones, una probabilidad significativa de lograr su autodeterminación y la defensa genuina de sus intereses. En cambio, si intervienen terceros y peor aún las grandes potencias extranjeras la probabilidad decrece significativamente. En el conflicto de Libia se suma una guerra de cuarta generación con el protocolo británico de la guerra de masas, el nuevo modo de guerra de Washington, y el perfeccionamiento del procedimiento formal de guerra de la OTAN, basado en la experiencia de Yugoslavia (1999).
A una década de distancia espacio-temporal los grandes multimedios de información, prolongaciones de las grandes potencias, se centralizan en la conmemoración del atentado del 11-S. La zona cero marcó un comienzo, la respuesta del imperio no fue de suma cero, superó con creces la ley del Talión que aparece en uno de los cuerpos legales mas antiguos, el código de Hammurabi (Irak, 1700 a.C.). Una reacción mucho mayor que la acción, un escarmiento y un mensaje dirigido al mundo con cientos de miles de muertos en las invasiones a Afganistán e Irak. Marcó un cambio en las relaciones internacionales, el inicio de la guerra contra el terrorismo y la guerra preventiva, el recrudecimiento del control social y las nuevas doctrinas de seguridad interior, y una hoja de ruta de conquista definida, en particular para siete países del arco de inestabilidad en el Gran Oriente Medio, que continúa hoy con Libia y mañana el 11-Siria.

El 11-S visto desde el espacio (+ Fotografías)


El astronauta Frank Culbertson captó con su cámara la enorme humareda del derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York, en unas fotos y vídeo divulgados hoy por la NASA.
La mañana de los ataques, el 11 de septiembre de 2001, Culbertson se encontraba a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés) junto con dos astronautas rusos y a 250 kilómetros de distancia cuando, según recuerda, vio la bola de humo que se erigía desde la zona de Manhattan.
Ver las fotos espaciales
Al sólo enterarse de lo que estaba ocurriendo, porque se lo comunicaron sus superiores, Culbertson comenzó a documentar los ataques en fotografías porque la ISS sobrevolaba en esos momentos el área de Nueva York. “Cuando la vi por la ventana, tomamos el vídeo justo cuando colapsaba la segunda torre. No sabía que ocurría exactamente, pero supe que era algo verdaderamente malo porque había una gran nube de escombros que cubría Manhattan”, señaló Culbertson, según un comunicado divulgado por la agencia espacial estadounidense. “Allí fue cuando verdaderamente se volvió algo doloroso porque fue como ver una herida en el costado de tu país”, agregó Culbertson, entrevistado por la NASA con motivo de la conmemoración del décimo aniversario del 11S.

¿Por qué la OTAN ha perdido la guerra en Libia?


Allain Jules
No, no es una broma. Es cierto. Como he indicado en todos mis artículos sobre Libia, nadie flotando en el aire puede apoderarse de un país. La estrategia de Muammar al-Gadafi ganará. Es que hoy la guerra mediática va a favor del mejor postor. Con esta realidad en mente, la OTAN ha asegurado que tiene garantizado una cobertura mediática favorable cada vez que bombardea una ciudad. De esa manera nadie menciona la destrucción de los servicios básicos (agua, gas, electricidad alimentos básicos) que, a todas luces, es un crimen de guerra.
El nuevo discurso, que dice que la OTAN quedará en Libia mientras Muammar al-Gadafi sigue vivo, es el principal error de los dirigentes de la OTAN. Esto ha sido claro desde el inicio del conflicto cuando el dirigente libio quiso negociar. Ahora, hablan como si eso fuera algo falso, una trampa. Bueno pues, lo clave de este conflicto no es Muammar al-Gadafi, sino el pueblo libio. Desafortunadamente, mientras el menú libio se ve muy sabroso, hay que poner atención a los ingredientes. Al salir a pelear en su frente sur, los países miembros de la OTAN se hundieron desde el inicio, por haberse basado en prejuicios con fecha vencida, malabarismos engañosos y su sed del petróleo.

¿Estallará la burbuja inmobiliaria en China? (+ Video)


Marco Antonio Moreno
Mientras la economía europea lucha para no sumergirse en el abismo y Estados Unidos se esfuerza en dar credibilidad a su nuevo plan de rescate que esta vez estará enfocado a la creación de empleo, el inminente estallido de la burbuja inmobiliaria en China amenaza con eclipsar a todas las otras burbujas inmobiliarias. El reporte de Al Jazeera es elocuente en mostrar las ciudades fantasmas que han proliferado en el gigante asiático, al igual que en Estados Unidos y Europa.
Ver Nota del Editor
China ha crecido a tasas de dos dígitos desde los años 80, emergiendo como nueva potencia mundial. Esto le ha permitido acumular más de 2 billones de dólares en reservas producto de su desarrollo manufacturero, que es el motor de sus exportaciones. Pero como ha sido una de las características del modelo económico del globalismo, gran parte de esa riqueza queda en manos de los más ricos, quienes se siguen enriqueciendo mientras la gran mayoría se empobrece. El crecimiento espectacular del país ha sido abiertamente desigual y ha incrementado fuertemente la oferta de vivienda, que están cada día más lejos del alcance de la gran mayoría de chinos. De acuerdo a GoBankingRates, existen 64 millones de apartamentos que aún no encuentran compradores, una suma que supera largamente a las burbujas inmobiliarias de Europa y Estados Unidos juntas.

¿Cómo fueron controlados los aviones del 11-S? (+ Video)


¿Por qué los cuatro aviones secuestrados el 11 de septiembre tomaron largos desvíos? ¿Cómo los secuestradores sabían sobre los “vacíos de los radares? ¿Cómo ellos pudieron conducir eventos claves de secuestro simultáneamente en 10 minutos? ¿Quién controló los aviones?  Según Wikipedia, aviones han sido volados por control remoto desde 1.917. 
En 1.917, Archibald Low, Jefe de las Labores Experimentales del Cuerpo Aéreo Real Británico (RFC), fue la primera persona que utilizó control de radio exitosamente en un avión. También en la década de los 30 habían cortadores de control remoto y aviones a control remoto experimentales en el Ejército Rojo. En los años 30 Gran Bretaña desarrolló la radio control Queen Bee (Reina Abeja), una avión Polilla Tigre a control remoto para la práctica de una flota de disparos de artillería. La Reina Abeja fue sustituida por el similar nombre de Reina Avispa, un avión de ataque de un mayor rendimiento.
El Comando de Defensa Aérea de Norte América (NORAD) tenía a su disposición un número de aviones caza F-106 Delta Dart General Dynamics de la Fuerza Aérea de EE UU configurados para ser volados remotamente para combate desde 1.959 bajo los auspicios de un programa conocido como SAGE. En 1.984, el Centro de Investigación de Vuelo Dryden de la NASA y la Administración Federal de Aviación se asociaron en un experimento de vuelo único llamado la Demostración de Impacto Controlado (CID), para probar el impacto de un Boeing 720 utilizando combustible estándar con un aditivo diseñado para suprimir fuego. 

La nueva guerra de EE UU contra China


Manuel E. Yepe
El 7 de septiembre, el Vicepresidente estadounidense Joseph Biden, publicó en varios diarios un artículo con su firma acerca de la visita que acababa de realizar a China. Bajo el titulo “China’s Rise Isn’t Our Demise” (El crecimiento de China no es nuestra muerte), el Vicepresidente descartaba las preocupaciones de sus compatriotas por el extraordinario desarrollo de China, y exponía las razones por las qué piensa de forma distinta y apuesta por relaciones normales.
Sin embargo, Stephen Glain, afamado periodista y escritor norteamericano con 25 años de experiencia como corresponsal de varios medios de EE.UU. en Asia y Medio Oriente valora que con “la reducción de los compromisos en Irak y Afganistán -sus objetivos declarados en Asia-, Washington no busca tanto retirar las fuerzas del Golfo Pérsico como prepararse para una guerra perspectiva contra China.” En un artículo publicado a mediados de agosto con título The Pentagon's new China War Plan (El nuevo plan de guerra con China del Pentágono), Glain cita fuentes especializadas en temas de la defensa que afirman que el Pentágono busca adaptar el concepto de Batalla Aire-Mar a un enfrentamiento con China.