16/7/11

Datos sobre la actualidad política de Chipre

[Ampliable]

Chipre es el único país de la Unión Europea que es gobernado desde 2008 por un miembro del Partido Progresista del Pueblo Trabajador. La importante victoria en 2008 en las elecciones presidenciales se logró en segunda vuelta, consiguiendo el 53.37% de los votos el candidato comunista Dimitris Christofias (en primera vuelta obtendría el 33.29%, quedando en segundo lugar por pocos votos).
En las elecciones legislativas de 2006 los comunistas consiguieron 18 escaños (32.1%), siendo el partido más votado, y en estas nuevas elecciones legislativas de 2011, a finales del pasado mes de mayo, aumentaron a 19 (de 56) logrando el 32.67% de los votos, consiguiendo un 1,36% de votos. El partido de la derecha neoliberal fue el más votado con 34% de los votos consiguiendo 20 asientos, aunque la gobernabilidad está asegurada mediante una alianza entre los comunistas con la tercera fuerza, el Partido Democrático, hasta ahora socio del partido comunista en el gobierno, que consiguió 15.76% de los votos y 9 escaños.

Lenin y el Derecho de Autodeterminación

Lenin por David Levine

Federico Krutwig
Dice Lenin: “El derecho de autodeterminación de las naciones significa exclusivamente el derecho a la independencia en el sentido político, a la libre separación política de la nación opresora. Concretamente, esta reivindicación de la democracia política significa la plena libertad de agitación en pro de la separación, y de que ésta sea decidida por medio de un referéndum de la nación que desea separarse”. (Obras Completas, t. XXII, p. 158).
“El proletariado no puede guardar silencio acerca de la cuestión particularmente desagradable para la burguesía imperialista, de las fronteras del Estado basado en la opresión nacional. El proletariado no puede dejar de luchar contra la retención violenta de las naciones oprimidas dentro de las fronteras de un Estado dado, y eso significa luchar por el derecho a la autodeterminación."

Buen Vivir: Una señal de salida del sistema-mundo capitalista


Duncan Autrey
Introducción

El 20 de enero de 1949, en su discurso inaugural como presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman introdujo la palabra “subdesarrollo” en el mundo internacional. Fue una palabra inmediatamente reconocida, que convirtió la diversidad del mundo marginalizado en una identidad monolítica (Esteva 1992). Este término dio lugar a la idea de un estado atrasado con respecto a un modelo universalmente superior e instaló en la mente de dos mil millones de personas una autopercepción del fracaso (Agostino, 2009).
El concepto de desarrollo fue evolucionando durante las siguientes décadas.

Carta abierta a Alfonso Cano

Foto: Comandante Alfonso Cano

Una carta personal, serena y balanceada al comandante de las FARC, donde se exploran uno por uno sus argumentos históricos y sus razones actuales para justificar la lucha guerrillera. Esta misiva franca pero respetuosa y algo extensa sin duda es de lectura obligatoria para quienes piensen que la guerra debe proseguir y para quienes todavía buscan una salida negociada al conflicto interno que vivimos desde hace medio siglo.
Medófilo Medina
Comandante Cano: 
Me dirijo a usted apoyado en dos razones.

Ecología y economía

 
Antoni Martínez Taberner

Actualmente para una parte del pensamiento político y económico actual, la situación y el modelo debe ser la de un poder financiero muy libre y poderoso que decide sobre una economía del trabajo, que es la productiva o real, y que mantiene una sociedad sometida a una producción y un consumo continuado, depredador del medio ambiente.

A vueltas con Stalin. Una crítica

Stalin por David Levine

Jordi Torrent

“Es el lado malo el que impulsa el movimiento de la Historia”. El conocido aserto marxiano es reproducido por Domenico Losurdo (DL para sucesivas alusiones) en Stalin. Historia y crítica de una leyenda negra (p.309)1 , libro del que es autor. A mi ver, la frase se erige en una de las divisas mayores de sus páginas; no obstante, finalizada su lectura, uno casi se siente inclinado a pensar que llevan por igual audibles resonancias teodiceas de otra divisa no exactamente equivalente y que, para ir rápido, me permito resumir en términos más aristotélicos que leibnizianos: el mal es el bien que no alcanzamos a comprender. De ser así, bien pudiera conjeturarse que entre las razones que han impulsado a DL a concebir y a escribir este ensayo también ha figurado la de tratar de desvelar el “bien” en el “mal” entrañado en uno de los segmentos sociales y políticos más oscuros y trágicos de la contemporaneidad. Las presentes notas tienen por objeto focalizar la atención crítica en algunos -tan sólo algunos- de los procedimientos metodológicos y dispositivos explicativos utilizados a tal fin por el autor, procedimientos y dispositivos derivados de una intencionalidad ideológica cuya omnipresencia en las páginas del ensayo debilita considerablemente la probidad historiográfica del mismo.

La crisis ideológica del capitalismo occidental


Joseph Stiglitz
Realmente necesitamos otro experimento costoso con ideas que han fracasado repetidamente? No deberíamos, y sin embargo, parece cada vez más que vamos a tener que soportar otro. Un fracaso en Europa o en Estados Unidos para volver al crecimiento sólido sería malo para la economía mundial. Un fracaso en ambos lugares sería desastroso –incluso si los principales países emergentes hubieran logrado un crecimiento auto-sostenible. Lamentablemente, a menos que prevalezcan las mentes sabias, este es el camino al cual el mundo se dirige.
Tan solo unos años atrás, una poderosa ideología –la creencia en los mercados libres y sin restricciones– llevó al mundo al borde de la ruina. Incluso en sus días de apogeo, desde principios de los años 80 hasta el año 2007, el capitalismo desrregulado al estilo estadounidense trajo mayor bienestar material solo para los más ricos en el país más rico del mundo. De hecho, a lo largo de los 30 años de ascenso de esta ideología, la mayoría de los estadounidenses vieron que sus ingresos declinaban o se estancaban año tras año.