10/6/11

Ingleses y holandeses dan ultimátum a Islandia para que pague, o…


La asociación europea de libre comercio amenaza con recurrir a la Justicia si el país no abona los 4.000 millones por la bancarrota de uno de sus bancos
Claudi Pérez
Tres meses para pagar. Islandia tiene ese plazo límite para compensar a los Gobiernos británico y holandés con unos 4.000 millones de euros si no quiere ir a los juzgados. La asociación europea de libre comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) anunció ayer por carta al Ejecutivo islandés que tomará medidas legales al final de ese periodo para poner fin al denominado caso Icesave, una filial de uno de los grandes bancos islandeses (Landsbanki) a cuyos clientes compensaron los fondos de garantía de depósitos holandés y británico tras la quiebra de la entidad. El Parlamento islandés ha llegado en dos ocasiones a acuerdos para hacer frente a ese pago. En ambos casos, la negativa del presidente Ólafur Grímsson a firmar la ley obligó a convocar sendos referéndums. Las dos veces los islandeses votaron no al pago de esa factura por los desmanes causados por una de sus entidades financieras.
La EFTA sostiene que Islandia está obligada por las leyes europeas a garantizar una compensación de 20.000 euros a los clientes de su filial Icesave, que captaba depósitos en Reino Unido y Holanda ofreciendo altas remuneraciones.

Narcotráfico e intervencionismo en Costa Rica

[Pulsar para ampliar]
Jacinto Granda
La presencia del narcotráfico en Costa Rica se ha incrementado durante los últimos meses. Las autoridades locales parecen no estar preparadas para enfrentar un problema que ya se ha vuelto incontenible en países de América Central. El fortalecimiento de las mafias va acompañado de una campaña para que las sociedades acepten más bases militares y efectivos estadunidenses en la región
El camino de las drogas incluye a Costa Rica y a su paso deja una urdimbre que motiva temores en esa nación centroamericana. Mientras el narcotráfico perfecciona sus vías, la policía presenta grandes limitaciones para combatirlo y pueden aparecer propuestas de soluciones que amenazan la soberanía.
El jefe de la Policía de Control de Drogas, Mauricio Boraschi, reconoció recientemente que “si queremos evitar que las drogas continúen contaminando el país, vamos a necesitar asistencia de nuestro gobierno y de la comunidad internacional”. En sus declaraciones al periódico Costa Rica Hoy, Boraschi añadió: “Simplemente no tenemos los recursos para combatir adecuadamente la cantidad de narcotráfico que estamos viendo actualmente”.

Los “piratas” de Somalia son pescadores que luchan contra el saqueo de la pesca de arrastre y la descarga de la basura tóxica (+ Dos videos)


Johann Hari, Mohamed Abshirwaldo & Najad Abdullahi
La prensa comercial en los países del norte sólo hablan de ellos cada vez que un occidental es secuestrado. Nunca han contado le verdadera historia de los «piratas» somalíes ni las condiciones de vida de sus compatriotas. Esta gente está en lucha contra el pillaje de pesca occidental y la descarga de basura tóxica en sus aguas de los países industrializados, principalmente a cargo de las mafias europeas. En este artículo del Proyecto Censurado, se explica cómo el caos político persistente en Somalia ha sido aprovechado por ciertos intereses, que representan a Somalia únicamente bajo el ángulo de la piratería: incluso la ONU ha demostrado mucha negligencia en cuanto a los tratados en vigencia para impedir el tráfico de desperdicios tóxicos. Se incluyen dos videos documentales.
Ver los 2 videos
La comunidad internacional condenó con fuerza y declaró la guerra a los piratas-pescadores somalíes, mientras protege discretamente las operaciones de sus flotas dedicadas a la Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada (IUU, por su sigla en inglés) procedentes de todo el mundo, que pescan furtivamente y, además, descargan basura tóxica en aguas somalíes desde que cayó el gobierno de ese país hace 18 años.

El Congreso de los EE UU ha sido comprado


Lindsay Renick Mayer
Si por un lado el Congreso de los Estados Unidos da esa imagen de institución democrática, por otra lado se trata de una de las instituciones más corruptas del planeta y la justicia parece estar incapacitada a frenar esto a nivel penal. Es con toda legalidad que grupos especiales, más conocidos como lobbies, los cuales han gastado 32,523 dólares por cada día de convocatoria del Congreso y por congresista para comprar sus votos. Esto que puede ser juzgado como siendo una actividad criminal en diversas partes del mundo, es admitido como un simple business en los EEUU, el país que rechaza la noción de interés general y funda su representación parlamentaria en coaliciones de intereses particulares.
Los «intereses especiales» [eufemismo que designa a los grupos de presión que influyen en los poderes públicos de Estados Unidos: Congreso, Casa Blanca y Poder Judicial] pagaron 3.2 mil millones de dólares a los lobbystas de Washington en 2008, más que en cualquier otro año estudiado, informó el Centro para la Responsabilidad Política. El aumento fue de 13,7 por ciento respecto a 2007, que a su vez había superado el 7,7 por ciento de incremento con respecto al 2006.

¿En qué país vivimos los chilenos?


Andrés Zahler Torres
El 10% de los chilenos tiene ingresos promedio que superan los de Noruega, mientras que los ingresos del 10% más pobre son similares a los de los habitantes de Costa de Marfil. La gran mayoría tiene, en promedio, menos ingresos que los angoleños. Pese a que el PIB de Chile superó los 200.000 millones de dólares el año pasado, los niveles de desigualdad demuestran que no basta con el crecimiento para alcanzar el desarrollo.
Hace unas semanas, la prensa local tituló que en 2010 el PIB de Chile superó los 200.000 millones de dólares, equivalente a un ingreso per cápita como el de Hungría -unos 12 mil dólares-, lo que nos acerca el umbral del desarrollo. Sin embargo, al mismo tiempo, un reciente informe de la OECD indica que Chile ostenta un triste último lugar en este grupo de países en cuanto a desigualdad. ¿Vale la pena preocuparnos de la desigualdad si ya tenemos un ingreso promedio como el de Hungría? ¿Viven la mayoría de los chilenos como el promedio de los húngaros? Cuando tenemos una desigualdad extremadamente elevada, como en Chile, surge el problema de que el ingreso promedio es un indicador que no refleja lo que Chile realmente es.