9/6/11

¿Qué país es éste? El espectacular giro a la derecha del nuevo gobierno brasileño

Foto: Dilma Rousseff, Presidenta del Brasil

Paulo Kliass
La paternidad de la frase es normalmente atribuida al antiguo dirigente del partido de gobierno en la época de la dictadura militar, el Arena, Francelino Pereira. En 1976, en la condición de líder del gobierno el general Geisel, lanzó la pregunta en un evento en San Pablo. El mote fue inmediatamente apropiado por la oposición a la dictadura y después terminó vuelto título de libro, de película y por ahí va. En realidad, refleja bien una mezcla de ira, indignación, sorpresa y hasta incluso la confesión de ignorancia con respecto a la esencia misma de nuestra forma de ser, de estar y de obrar.
Al final se trata de una formación social que nos sorprende a cada instante. Muchas veces, de manera positiva, presentando soluciones innovadoras y ofreciendo a sus ciudadanos y al resto del mundo aspectos que nos enorgullecen de la condición de nuestra brasilidad. Desgraciadamente, entre tanto, por otro lado no son pocas las situaciones en que los fenómenos de la dinámica política nos llenan de perplejidad e indignación.
 Para quien haya estado un poco ausente del país en los últimos tiempos – poca cosa, no más de dos semanas – los hipotéticos titulares que siguen, serían una señal de grave modificación en la escena política brasileña.

América Latina con Gaza y la Flotilla por la Paz


En junio y julio navega la segunda Flotilla de la Libertad a Gaza, los pueblos del ALBA deben defender en la ONU y en todos los foros internacionales su legalidad y su derecho a llevar ayuda a un pueblo bloqueado. Los pueblos libres de América harán todo lo posible para que no vuelva a producirse una masacre y para que llegue la tan necesitada solidaridad.
América Latina recuerda cómo hace un año la Flotilla de la Libertad formada por 750 activistas de 40 naciones transportaba 10.000 toneladas de ayuda humanitaria a Gaza y fue cruelmente atacada en aguas internacionales. 9 personas murieron, 53 fueron heridas de bala. El mundo entero condenó esta actuación militar. La voz de la América Latina libre fue una de las primeras en alzarse. Un día después de la masacre la frontera de Rafah se abría y decenas de miles de palestinos pudieron reencontrarse con sus familias por primera vez en años. Turquía y Egipto cambiaron profundamente sus políticas hacia Palestina tras el ataque.
Hoy, en Palestina, Turquía y el mundo árabe e islámico, los países del ALBA son ampliamente respetados por su valentía y solidaridad. No podemos olvidar que en la propia América Latina existe una gran población de origen palestino y árabe que conectan nuestro Caribe con el Mediterráneo.
La política internacional del ALBA se ha regido por el apoyo al derecho de autodeterminación de los pueblos, la búsqueda de la paz y la justicia. Ahora que América camina libre y segura de sí misma es el momento de dar un paso adelante. Es ahora cuando hay que solicitar y exigir en la ONU la protección de la segunda Flotilla de la Libertad que a finales de junio se dirigirá a Gaza para llevar ayuda humanitaria y denunciar el bloqueo ilegal que el Estado de Israel impone como castigo colectivo a casi dos millones de personas.
En junio y julio 1.500 periodistas, activistas y diputados de 100 naciones viajaran en una segunda Flotilla donde habrá una nutrida presencia de latinoamericanos. La Flotilla, de la mano de los pueblos y las gentes libres, es el símbolo global de la Libertad en el 2011. Tal y como en el pasado lo fue la lucha contra las dictaduras latinoamericanas, contra el apartheid en Estados Unidos y Sudáfrica o la descolonización de las naciones asiáticas y africanas.
Solicitamos que los gobiernos y los pueblos del ALBA exijan en la ONU la protección de las vidas y garanticen una ruta segura a la Flotilla de la Libertad.
¡Que Martí, Miranda y Bolívar naveguen junto a los valientes de la Flotilla!
Caracas 6 de Junio 2011
Asamblea Popular de Creadores Audiovisuales de Venezuela
Comité Promotor de la Asociación de Documentalistas: Liliane Blaser, Lucía Lamanna, Lehimar Hernandez, Ivan Rodriguez, Carmen Pulido, Ángel Palacios, Daniel Yegres, Tatiana Canro, Alejandro Jurado, Thairon Martínez, David Segarra, Ana Laura Pereira, Karen Méndez, Natalia Badino, Claudia Jardim, Javier Mora, Yuruani Rodríguez, Gabriela González & Vicent Chanzá

Diez tesis sobre las rebeliones árabes actuales


Ali Ahmad Said Esber (Adonis)
Primera tesis
¿Qué perderían los árabes hoy si desaparecieran todos sus regímenes? La respuesta a esta pregunta define ya el valor y nivel de dichos regímenes. Lo más probable es que la inmensa mayoría de los árabes contesten: no perderíamos nada. No obstante, esta misma respuesta es la que convierte a la acción por cambiar dichos regímenes en una suprema responsabilidad histórica, tanto cultural como humana. Sobre todo, el cambio no debe reducirse únicamente al aspecto político de poder, sino que ha ser global y radical, es decir, que transforme la estructura sociocultural sobre la que se levantan dichos regímenes.

Grecia reaviva el fantasma de una crisis mundial


Elisabetta Piqué
Una hecatombe. Un efecto dominó terrible. Un contagio igual o peor al que ocurrió cuando, a mediados de septiembre de 2008, Lehman Brothers quebró e hizo temblar el sistema financiero global y desencadenó la peor crisis económica desde los tiempos de la Gran Depresión.
Esto podría suceder, coinciden los expertos, si el cada vez más temido fantasma del default se hace realidad en Grecia. Ahí la disyuntiva pasa ahora por profundizar aún más dramáticamente la política de austeridad o retornar a la vieja dracma (la ex moneda griega), algo que provocaría un tsunami financiero global todavía más devastador que el que desató la caída de Lehman Brothers, según diversos economistas.
Pese a haber recibido hace un año un megarrescate de 110.000 millones de euros de parte de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un durísimo primer ajuste, el país del Partenón se encuentra al borde del colapso.
"La sensación es que Grecia va camino del default, pero la UE no puede permitir algo así", aseguró el economista Carlo Altomonte, profesor de Economía de Integración Europea en la prestigiosa Universidad Bocconi, de Milán.

Los jóvenes en las calles y el secuestro de la democracia


Boaventura de Sousa Santos
En los próximos tiempos, las élites conservadoras europeas, tanto políticas como culturales, tendrán un choque: los europeos son gente común y, cuando están sujetos a las mismas provocaciones o frustraciones por las que han pasado pueblos de otras regiones del mundo, en lugar de reaccionar a la europea, reaccionan como ellos. Para estas élites, reaccionar a la europea es creer en las instituciones y actuar siempre dentro de los límites que imponen. Un buen ciudadano es un ciudadano de buen comportamiento y éste es el que vive cercado por las instituciones.
Dado el desarrollo desigual del mundo, no es de prever que en un futuro próximo los europeos padezcan las mismas provocaciones a las que han sido sometidos los africanos, los latinoamericanos o los asiáticos. Pero todo parece indicar que pueden ser víctimas de las mismas frustraciones. Formulado de maneras muy diferentes, el deseo de una sociedad más democrática y justa es hoy en día un bien común de la humanidad. El papel de las instituciones es el de regular las expectativas de los ciudadanos para evitar que el abismo que media entre ese deseo y su cumplimiento no sea tan grande como para que la frustración alcance niveles perturbadores.

Se avecina una nueva crisis global


Joseph Halevi
Una nueva ola de crisis mundial, distinta de esa absurda disputa sobre Grecia que está hundiendo la UE en arenas movedizas, parece cada vez más probable. El foco de la crisis radica, de un lado, en la relación entre precios de las materias primas y productos alimenticios; de otro, en el crecimiento de India y China, y en cómo se integran estos dos fenómenos en las decisiones especulativas de los mercados financieros. 
A mediados de abril, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, refiriéndose al aumento de precios de los productos alimenticios, afirmó que decenas de millones de personas en los países en desarrollo están a un paso del precipicio. Además, la inflación estimula burbujas especulativas en los mercados de productos alimenticios, es decir, especulaciones actuales sobre cosechas futuras. El crecimiento de China, y en menor medida el de la India, constituye el principal factor de la expansión de la demanda de productos alimenticios y materias primas. Sin embargo, los precios no están siguiendo la dinámica de la demanda real de los productos en cuestión, sino que crecen de acuerdo con las expectativas de lucro que se derivan de la compra de productos financieros derivados emitidos sobre materias primas. Un componente creciente de la demanda proviene de las sociedades financieras occidentales que colocan fondos que obtienen del Estado en instrumentos derivados. Ello se aplica también a los campos destinados a cultivos.

¿Qué estará pasando en Islandia que los medios han enmudecido?


Si alguien cree que no hay censura en la actualidad, que me diga si así como se ha sabido todo lo que pasa en Egipto, como es qué los periódicos no han dicho nada sobre lo que pasa en Islandia: En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución. 

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual. He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años:

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo? Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

Las fotografías perdidas de Hiroshima (+ Galería fotográfica)

Esta fotografía forma parte de la exposición Hiroshima Zona Cero, 1945

Adam Levy Harrison
Una noche de lluvia hace ocho años, en Watertown, Massachusetts, un hombre llevaba a su perro a pasear. En la acera, frente a la casa de un vecino, vio un montón de basura: viejos colchones, cajas de cartón, una lámpara rota. En medio de la basura divisó un maltratado baúl. Se agachó y abrió los cierres.
Se sorprendió al descubrir que la maleta estaba llena de fotografías en blanco y negro. Se sorprendió aún más al ver las imágenes: edificios devastados, vigas torcidas, puentes rotos - instantáneas de una ciudad aniquilada. Rápidamente cerró la maleta, la arrastró consigo y se dirigió de vuelta a casa.
En la mesa de la cocina, miró las fotografías una a una y confirmó lo que había sospechado. Él estaba viendo algo que nunca había visto antes: los efectos de la primera utilización de la bomba atómica. El hombre miraba a Hiroshima.
En un estilo desapasionado y científico, 700 fotografías dentro de la maleta conformaban el catálogo de una ciudad abrasada por una nueva forma de hacer la guerra. El origen y el propósito de las fotografías fueron un misterio para el hombre que las encontró esa noche. Ahora, más de sesenta años después del bombardeo de Hiroshima, su historia puede ser contada.

El triunfo de Humala y el nuevo horizonte

Foto: Ollanta Humala, tras su triunfo electoral

Oscar Ugarteche
Las elecciones del 5 de junio del 2011 han dividido el Perú en dos: los que creen en una actitud ética en la política y los que piensan que la ética no importa sino solo sus intereses, parafraseando eso de que Estados Unidos no tiene amigos sino intereses. Además, la derecha financiera y minera ha mostrado con su accionar que la depresión salarial está bien. El Perú tiene una participación salarial de 22% del PIB versus 45% en Chile y 40% en Brasil, ambos países donde nunca se cayó el salario en el PIB desde antes de los inicios de los ajustes en los años 80. El único otro país con una participación salarial tan baja es México donde cayó de alrededor de 40% a 29% del PIB.

La reacción de los especuladores en bolsa ha sido un retiro de la bolsa de Lima que hizo que se desplomara 12% a la mañana siguiente a las elecciones. PPK (Pedro Pablo Kuczynski) lo advirtió y en esa advertencia lo hizo realidad. Hizo terrorismo económico y se materializó. Como el anuncio de que van a escasear las latas de leche del supermercado. El Perú completo queda advertido de cómo va a actuar la derecha.

Electrónica y países en guerra


Antonio Delgado
Minerales como el coltán, el volframio o el tantalio se utilizan de forma habitual en la fabricación de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, reproductores multimedia y ordenadores. Muchos de estos materiales se localizan en minas de países africanos, en algunos de los cuales se libran guerras internas o conflictos con otros países del entorno. Por tanto, los ingresos por las ventas de tales minerales a empresas internacionales, a menudo, se destinan a financiar acciones armadas, ya sea por parte de gobiernos o bien de guerrillas territoriales. Entre los países más conflictivos, figura la República Democrática del Congo, uno de los principales exportadores mineros del mundo.
Estas materias primas se conocen con la denominación de “minerales de zonas en conflicto” porque, a menudo, acaban como principales protagonistas de las guerras civiles que se registran en el continente, ya que los diferentes grupos paramilitares e insurgentes quieren controlar sus explotaciones. Otros minerales de esta categoría son el estaño, el tantalio, el tungsteno y el oro. En todo el mundo, algunas iniciativas y normativas intentan no favorecer a grupos armados mediante la compra de estos minerales, aunque su éxito es relativo, al ser unos elementos necesarios para culminar muchos productos tecnológicos.

La Iglesia eleva a los altares a un Cardenal croata acusado de genocidio

Foto: Alojzije Stepinac

Eugenio Fernández. 
Con auténtico escándalo ha sido acogida en todo el mundo la visita el pasado domingo de Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, a la tumba del cardenal croata Alojzije Stepinac (1898-1960). Stepinac fue un clérigo que durante la Segunda Guerra Mundial se puso voluntariamente al servicio del gobierno títere del poglavnik - Führer, Caudillo - Ante Palevic y de las tropas hitlerianas cuando estas invadieron Croacia en 1941. Stepinac formó parte de las milicias ustaschis, un grupo político fascista fundado por él mismo Palevic en 1929. Colaboró, igualmente, con los ocupantes nazis que en 1941 habían invadido el territorio yugoslavo. Durante esos dramáticos años, centenares de miles de serbios de religión ortodoxa fueron pasados a cuchillo, decapitados, cuarteados, enterrados vivos o torturados hasta la muerte por las milicias ustashis en el poder. La crueldad con la que el gobierno de Ante Palevic se ensañó con los serbios ortodoxos llegó a escandalizar a los propios militares nazis e italianos que ocupaban en aquellos momentos el territorio.
El entonces arzobispo Stepinac se convirtió en un estrecho colaborador de aquel régimen genocida, ocupando además el puesto de Vicario General de las milicias ustashis, desde donde alentó la conversión forzada de miles de serbios ortodoxos al catolicismo. Hoy son abundantes los testimonios que ponen en evidencia aquella criminal colaboración que hizo posible, por ejemplo, que los monjes franciscanos que dirigían el campo de concentración de Jasenovac, acabaran con la vida de más de 100.000 serbios y judíos.