8/6/11

EE UU usa bombas de racimo contra el pueblo libio


Las indagaciones de las organizaciones de Derechos Humanos en Libia han establecido que las bombas de racimo encontradas en las áreas residenciales de Misrata pertenecen a la Marina de EE.UU.
Los observadores de Derechos Humanos divisaron el pasado 15 de abril, la caída de varias bombas de racimo sobre distintas áreas residenciales de la ciudad libia de Misrata, según informó el domingo, PressTV.
Los observadores, junto con un reportero de New York Times, recogieron varias muestras de las esquirlas de las bombas. Las primeras declaraciones al respecto apuntaban a que estos explosivos, de tipo MAT-120, habían sido utilizados por las fuerzas pro-Gadafi en un intento de recobrar el control sobre Misrata.
Sin embargo, investigaciones posteriores revelaron que las bombas habían sido lanzadas desde los buques de guerra estadounidenses.
Centenares de civiles han muerto por las ofensivas de la alianza extranjera en Libia desde que comenzara la operación "Odisea de Amanecer" en este país norafricano, que, paradójicamente, aseguraba actuar para evitar muertes civiles.
Una bomba de racimo o bomba «clúster» es un explosivo de caída libre, o dirigido, lanzado desde el aire o desde la superficie, que al alcanzar una cierta altura se abre dejando caer cientos de sub-municiones de alto poder explosivo, antipista, antipersona, perforante, incendiaria, etc., que en muchas ocasiones causan sangrientos desmembramientos y muertes.

Smith, Keynes y las paradojas de la ciencia económica

Adam Smith y John Maynard Keynes

Mario Rapoport & Ricardo Lazzari
Ayer fue el aniversario del nacimiento de dos de los pensadores más influyentes en la historia de la ciencia económica, Adam Smith y John Maynard Keynes. Muchos han hablado y escrito sobre ellos, pero pocos han realizado una comparación de sus vidas y de sus obras, y ésta es la ocasión para hacerlo en momentos en que el capitalismo, el sistema que uno propulsó y el otro intentó salvar, se debate en una profunda crisis. Nuestro objetivo es exponer a grandes rasgos algunas de sus coincidencias y diferencias, lo que nos permitirá comprender, también, los límites del sistema económico en el que vivimos.

¿Qué va a pasar en Yemen?

Una manifestación popular en la ciudad yemení de Ibb
Abu Bakr As-Shamahi

Ali Abdulá Saleh reposa en una cama del Hospital Militar de Riad y los yemeníes celebran su salida del país pero, ¿qué ocurrirá después con Yemen?
En medio de las celebraciones existe un temor muy cierto de que esto está lejos de haber terminado. La situación está cambiando constantemente y se cede ante diversas reivindicaciones. Los portavoces del Gobierno han dicho que Saleh regresará en cuestión de semanas si no días. Aunque ello pueda ser una mera conjetura, no se puede negar que la incertidumbre hace que la mayoría de los yemeníes aún teman que vuelva el hombre del saco.
Hay más razones para preocuparse de que esto no haya acabado. El hijo de Ali Saleh, Ahmed, que dirige las unidades de élite de la Guardia Republicana, se ha trasladado al Palacio Presidencial. Sus primos, los cuatro sobrinos de Saleh, aún se encuentran en el país y controlan sus respectivas unidades militares. Una de las reivindicaciones centrales del movimiento de protesta es que dejen los puestos que actualmente ocupan y que sean juzgados por los crímenes cometidos contra el pueblo yemení.

Del retorno al Frente de Resistencia y Unidad Popular: la vía hondureña al socialismo

Zelaya regresó a Honduras en medio del clamor popular
Ricardo Salgado

El retorno del presidente derrocado ha producido un fenómeno socio político pocas veces visto en América Latina, su regreso a casa se produce en medio de un apoyo masivo del pueblo, que le ha recibido con expectativa y esperanza, a pesar de la incesante campaña de desprestigio, de calumnias y falsas acusaciones que ha producido la propaganda oligárquica que no es capaz de medir la dimensión de los acontecimientos. Aquellos que se dedican a producir ideas para implantarlas en la sociedad se contradicen y demuestran más incoherencia que nunca.

Los avances tecnológicos y la tenacidad de un pueblo decidido a expresar su rechazo al orden de cosas, así como su profundo deseo de vivir en una nueva sociedad, han permitido que los hechos no se oculten al mundo; los hondureños y hondureñas estamos en proceso de revolución, ya no tememos a las palabras que antes eran un tabú. Ya el canibalismo de Chávez no es la leyenda con que nos hacían agachar la cabeza y esperar que nos siguieran dando palos para siempre. Al contrario, la inmensa marea humana vitoreo a Chávez a pedido del líder que agradeció a todos los actores de esta lucha, así como los gestos visiblemente positivos de adversarios muy complicados.