26/4/11

El eterno retorno del reformismo: El caso Eduard Bernstein

Eduard Bernstein
Raúl Prada Alcoreza

Uno de los ideólogos revisionistas más criticados por Vladímir Ilich Lenin (1870-1924) fue Eduard Bernstein (1850-1932), sobre todo por esta tesis hecha popular en el debate de la socialdemocracia y difundida por el propio Berstein de que el programa no es nada y el movimiento lo es todo. En Las premisas del socialismo y las tareas de la socialdemocracia (1899), hace la crítica a las interpretaciones de Karl Marx (1818-1883) que predicen la polarización, donde los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres, ensanchando abismalmente la desigualdad; Bernstein cree que ocurre lo contrario. 

Bajo estas premisas tiene una visión liberal de la política, considera que el sufragio universal es la herramienta indispensable del proletariado. Mediante este recurso democrático se puede ejercer influencia, estatizar empresas y desplegar cambios en beneficio de los trabajadores. Bernstein renuncia al paradigma de la revolución, más bien opta por un cambio gradual y medido. Podríamos decir que el realismo político y el pragmatismo tienen una fuente y referente importante en Berstein. Obviamente lo que está cuestionado desde esta perspectiva es la tesis de la dictadura del proletariado. El horizonte histórico en el que se mueve es el de la democracia burguesa, la larga transición al socialismo supone modificaciones detalladas y multiformes. El teórico revisionista saca consecuencia de su tesis de que el movimiento lo es todo, dice que una buena ley industrial puede ser mejor que 100 nacionalizaciones, haciendo hincapié en el diseño técnico.

Datos sobre animales raros (+ Fotos)

Saltamontes pavo real, de Guyana

¿Cuántos animales existen en el mundo? De entre todos ellos, ¿cuántos conoce usted? La organización Conservación Internacional acaba de publicar un libro donde aparecen relacionadas algunas de las especies más raras del mundo.

La publicación ha aparecido justamente para conmemorar los resultados en términos de conservación de su Programa de Evaluación Rápida (RAP por sus siglas en inglés), que cumple 20 años.

Aquí le dejamos las fotos de algunos de esos animales rarísimos. Al catalogarlos así, seguramente nos expondremos a que ellos, probablemente, piensen lo mismo de nosotros.

Tomado de CubaDebate

John Maynard Keynes y el grito de histeria capitalista

Foto: John Maynard Keynes

Ian J. Seda Irizarry

Si bien muchos consideran el pensamiento del economista británico John Maynard Keynes como uno de corte progresista y heterodoxo, no se puede ignorar el hecho de que Keynes mismo fue un ideólogo del capital que no tenía mucho respeto por la capacidad de las masas trabajadoras por dirigirse a sí mismas. A su vez, en alguna ocasión dijo que “la lucha de clases me encontrará al lado de la burguesía educada”. Es indiscutible que las ideas de Lord Keynes iban dirigidas a evitar el colapso del sistema que él pensaba que mejor podía organizar la producción de bienes y servicios. En sus ojos la dirección de ese sistema debía ejercerse por personas iluminadas por el conocimiento, entiéndase los expertos (estamos seguros de que se estaba mirando en el espejo cuando escribió sobre esto).

Libia: Petróleo o Bancos centrales


"Con energía, agua y crédito suficiente para desarrollar su infraestructura, una nación puede ser libre de las garras de los acreedores extranjeros. Y eso puede ser la verdadera amenaza de Libia: puede mostrar al mundo lo que es posible. "

Ellen Brown

Varios autores han señalado el hecho curioso de que los rebeldes libios tomaron tiempo de su rebelión en marzo para crear su propio banco central, esto antes de que tuvieran un gobierno. Robert Wenzel escribió en el Journal of Political Economy:

Los miserables, hoy

 El Bosco / El jardín de las delicias
Iris M. Zavala

¿Quién hubiera dicho que en el siglo XXI –de avances científicos, de democracias laicas, de igualdad, de lo que Orwell llamó meritocracia, o democracia laica, llegáramos a tocar fondo de la opresión y la desigualdad social y civil? Sí, porque hemos tocado fondo; Europa, Asia, América…La Europa de la Revolución Francesa (1789), que marcó el final definitivo del absolutismo y dio a luz y un nuevo régimen donde la burguesía, y en algunas ocasiones las masas populares, se convirtieron en la fuerza política dominante. Esa ha desparecido, aquella del periodo histórico entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX- en el que Inglaterra y el resto de Europa continental después, sufren el mayor conjunto de transformaciones socioeconómicas, tecnológicas y culturales de la Historia de la humanidad.

Todavía vivimos de una economía dominada por la industria y la manufactura. Porque la modernidad no trajo bienestar para todos… más bien, con la mascarada o semblante de democracia y laicismo, se escondía la más cruel de las explotaciones. Las preguntas que plantea la tradición occidental podrían simplificarse en ¿cómo hemos llegado al punto en que nos encontramos? Esta cuestión supone un enjuiciamiento político y un diagnóstico desolado de la situación que vivimos, e implica buscar una respuesta de la cual depende la supervivencia y para la cual cada vez hay menos tiempo: ¿Qué podemos hacer, qué dirección tomar?, se pregunta Giorgio Agamben.

Un sentido homenaje a Eric Hobsbawm (+ Video)

Eric Hobsbawm por Bob Row

Cristian Andrés Rodríguez

Eric John Hobsbawn, el gran historiador británico más importante del siglo XX, a diferencia de otros autores  es uno de los pocos intelectuales que se enfrenta al estudio de una época histórica en la que todavía autor y lectores formamos parte. Lo curiosos es que el realizo su obra con un gran conocimiento de la bibliografía y con sus propias experiencias de vida y observaciones, que inusitadamente  ha sabido entrelazar  en una síntesis  en la que se avanza con creciente expectación. Su obra consta de análisis incisivos, basados en firmes y contundentes  argumentos. el maestro Hobsbawm (llamado por muchos) recorre todo lo que él llama «el siglo XX corto» en un libro que, antes de traducirse al inglés, esta obra maestra merecía los elogios y aplausos aclamados por la crítica  y por consiguiente, su edición española se publicó en el  aniversario número  50  del fin de la segunda guerra mundial.

Descrito  como historiador izquierdista, y desde hace 30 o 40 años probablemente lo estaba como un marxista. Es así como, es capaz de mantener una distancia crítica suficiente para analizar los hechos sin demasiadas pretensiones.

Pulsar para ver el video
Para Hobsbawn, mientras el siglo XIX, pese a todos sus defectos, fue un periodo de progreso, el XX trajo, desde sus comienzos, el mutilamiento de una etapa de avances en la humanidad iniciada entre los siglos XVII y XVIII; pues el progreso no puede tan solo limitarse a lo científico y técnico, sino que debe responder con mejoras éticas y sociales. 

El siglo que descubrió los totalitarismos, la guerra fría y total, genocidios y bombas atómicas, entre otras cosas, deja mucho que desear. Hobsbawm lo ilustra continuamente con ejemplos que evidencian cada día empeoramos más.

Sobre el genocidio armenio


Atilio Boron

En la madrugada de un día como hoy, el 24 de abril de 1915, los Jóvenes Turcos del Imperio Otomano –lo que hoy es Turquía- lanzaban una razzia en Estambul que tuvo como resultado el secuestro y asesinato de unos  600 intelectuales y líderes políticos y sociales armenios residentes en esa ciudad, dando así comienzo así al primer genocidio del siglo veinte. 

Luego de perpetrada la masacre los militares otomanos procedieron a expulsar a los armenios de sus hogares –no sólo en Estambul sino en todo el territorio del imperio- y les obligaron a marchar cientos de kilómetros por el desierto (de lo que hoy es Siria) sin alimentos ni agua, donde mujeres, niños y ancianos eran permanentemente acosados por la soldadesca imperial hasta provocar su muerte por inanición o a causa de los permanentes fusilamientos a que se veían sometidos.

Esta masacre, aún impune, se desenvolvió en el marco de la Primera Guerra Mundial y, como tantas otras, ante la vista y paciencia de las potencias occidentales cuya complicidad con esta clase de crímenes  es proverbial.

Charles Dickens en “La tienda de antigüedades”


La recuperación de un clásico contemporáneo 

José Ramón Martín Largo

La fama persigue como una maldición a algunos autores. De Cervantes se lee (muy poco y mal) su Quijote, pero no su Persiles y Sigismunda; leer el teatro de Shakespeare se considera fatigoso, y no digamos los sonetos. Las obras de ambos, y de algún otro, solían publicarse en ediciones de lujo que resultaban muy decorativas y daban lustre a los salones de la clase media, pero últimamente ni siquiera eso, porque los libros con lomos dorados no casan bien con los funcionales mobiliarios de cierta multinacional sueca. Además, el cine y la televisión han vulgarizado a dichos autores hasta la extenuación, y se ha extendido la creencia de que ese magro conocimiento es suficiente. Por ahí empieza a abrirse camino esa idea hoy tan generalizada de que lo que necesitamos saber del ámbito de la cultura ya lo hemos adquirido por una especie de ciencia infusa. Se diría que a un autor clásico y de éxito, por serlo, y por formar parte de nuestro imaginario colectivo, no hay ya necesidad de leerlo. Que tal cosa es uno de los grandes malentendidos culturales de nuestra época es algo que se comprende al terminar la lectura de esta novela de Dickens que ahora nos llega en la nueva y cuidada traducción de Nocturna Ediciones.

Escrito en el cuerpo: Giorgio Agamben aborda la Desnudez como problema


A partir del choque entre espectadores vestidos y modelos desnudas durante una exposición en una galería, Giorgio Agamben aborda el problema del pensamiento que carece de dónde aferrarse para operar. Pensamiento desnudo, pecado original y cuerpo son los principales conceptos de una nueva y audaz incursión filosófica de Agamben.

Fernando Bogado

Los visitantes de la Neue Nationalgalerie aquel 8 de abril de 2005 llevan puesta encima parte de su ropa de ocasión para dar una vuelta por ahí y, tal vez, disfrutar de alguna que otra amena obra de arte, pasear por otros paisajes, si se quiere, en el cómodo interior del recinto. Debe haber sido sorprendente descubrir, al atravesar la puerta, docenas de mujeres desnudas, calzando apenas unas collants (digamos: medibachas) ceñidas al cuerpo que no ocultan casi nada. Hombres vestidos, a esta altura demasiado vestidos; mujeres desnudas, colocadas en el centro de uno de los espacios del museo: dos pares de miradas, las de los ingresantes, que descubren con asombro esos cuerpos desnudos y las de las modelos, mirando desinteresadas el vacío, restándole importancia al hecho de encontrarse sin ropa, como si ellas tuvieran algo que los demás no tienen, una ventaja. Ninguno de los dos grupos, sin embargo, parece encontrar lo que se supone tendría que haber acontecido en ese espacio, en esa inquietante performance pergeñada por la artista italiana Vanesa Beercroft. Y Giorgio Agamben se siente con el privilegio de apuntarlo: “la simple desnudez”.

Datos sobre El Capital, de Karl Marx

Karl Marx

José Luis Cadena Montenegro

PRIMERA SECCIÓN: PRODUCTOS Y MONEDA

Pocas obras en la historia de la humanidad han sido objeto de controversia en curso y traducido a varios idiomas por su impacto en la vida cotidiana del hombre. El capital es una de esas obras que tal vez sin proponérselo, Carlos Marx ha dejado un legado de conocimientos empíricos, y otros que se reproducirá de forma repetida durante más de un siglo y hoy en el aparente fracaso del capitalismo como sistema económico incapaz de resolver la humanidad más elementales, parece estar de vuelta. Esta es la cantidad de obras impresas en la capital de 1.946 durante el siglo pasado, el Instituto Marx-Engels de Moscú, Lenin comenzó a registrar las variaciones en las diferentes ediciones de la obra y materiales para la preparación para el trabajo, muchas de ellos aún inéditos, que fue la base para el ahorro de los verdaderos científicos.

Es entonces necesario tener en cuenta que la traducción y la interpretación filosófica de Marx han sido impregnados con ideologías extremas y las pasiones, y por lo tanto en muchos casos, exageraciones e inexactitudes juegan un papel decisivo en las diferentes versiones sobre la mismo tema. No está claro si las teorías presentadas en este trabajo, la profundidad y todavía mantienen la lucha de clases alrededor de los elementos esenciales de la discusión, basta con decir, tierra, trabajo y capital.

Memorabilia de Fidel Castro se dispara en el mercado de las subastas

Fidel Castro por David Levine

Los objetos vinculados con la vida de Fidel Castro quedarán para enriquecer a muchos de sus compatriotas en el futuro. Numerosos artículos pertenecientes al gobernante retirado ya han comenzado a subir de precio en las subastas internacionales, emulando con los del legendario guerrillero Ernesto “Che” Guevara.

De acuerdo con el PFC Autograph Index, un texto de consulta de los coleccionistas de memorabilia, los documentos y objetos del líder cubano son “una buena inversión”. Fidel está en la lista de 40 personalidades con los autógrafos más codiciados. Y en la medida en que se acerca al final de su vida, los precios siguen subiendo.

En el año 2000, una fotografía suya autografiada se vendió por 500 dólares; el año pasado, otra alcanzó los $4,570 dólares -un incremento del 807.7 por ciento.

Una foto de Fidel jugando golf se subastó en junio de 2009 por la casa Dominic Winter Book Auctions en US$ 5.260 dólares, muy por encima del estimado de US$ 2.300 dólares. Una imagen del Che Guevara pescando se vendió por un poco más US$ 5.880 dólares.

Una carta escrita por Agustín Cartaya en 1953 y firmada por 26 hombres presos en Isla de Pinos por asaltar al Cuartel Moncada, se vendió por US$ 7.768 dólares. La misiva incluye las firmas de Fidel y el actual gobernante cubano Raúl Castro Ruz.

Heidegger: Nazismo y Política del Ser - VIII

Foto:Martin Heidegger

Nicolás González Varela  /  Especial para Gramscimanía

La crítica de Karl Löwith (Segunda parte)

“La contraseña metafísica de la completitud de la Edad Moderna es históricamente la obtención esencial de la potencia de parte del ‘Comunismo’ (Kommunismus) en la constitución del Ser en la época de la total falta de sentido. El carácter de ‘sin sentido’ del Comunismo viene aquí entendido según el concepto de sentido pensado en mi libro ‘Sein und Zeit’ de 1927.
Por el contrario una sola cosa es necesaria: el saber (Wissen) de la inevitable multiplicidad de formas esencialmente diversas en las cuales se debe actuar para la superación histórica del Comunismo (geschitliche Überwindung des Kommunismus).”: Martin Heidegger, ‘KOINON. Aus der Geschichte des Seyns’, 1939-1940)

Estamos analizando el debate sobre el caso Heidegger y su compromiso político e intelectual con el Nacionalsocialismo entre 1933 y 1945. Hemos expuesto las primeras críticas, ya en la misma década de los años 1930’s, y nos centramos especialmente en la del filósofo Karl Löwith, uno de sus más antiguos discípulos que había tenido el honor de ser el primer graduado en Filosofía de Heidegger y además un filósofo con su propia obra e intereses autónomos. En el artículo anterior expusimos su importante y profunda crítica, aparecida después de la Segunda Guerra Mundial, que se hizo pública en lo que se considera el primer debate amplio sobre el Fall Heidegger. Fue nada menos que Jean Paul Sartre quien en su mítica revista Les Temps Modernes, re-lanzó el debate y un poco más tarde, entre 1946 y 1947, publicó el seminal ensayo de Löwith, escrito en 1939, “Les implications politiques de la Philosophie de l’Existence chez Heidegger”, en el número 14 del mes de noviembre de 1946.

No te drogues, no robes, ni mates: ¡baila! (+ Video)

Foto: Travis Payne

Hace algún tiempo varios prisioneros bailaron la coreografía de "Thriller"? Ahora lo han vuelto a hacer, usando el baile de "They Don't Care About Us" que aparece en el concierto de "This is It". El coreógrafo de Michael Jackson, Travis Payne, confesó que el cantante había visto el baile de los 1,500 hombres encarcelados y le había gustado su detalle.

Ahora, Payne se encargó de visitar la prisión de Cebú, en Filipinas, para realizar una nueva propuesta a los prisioneros: Un nuevo baile. Y en tan sólo una semana, consiguieron otro gran número musical.
Ver el video

El baile es obligatorio para todos los 1.600 detenidos en Cebú excepto los ancianos y los enfermos. Cebú es una provincia de Filipinas, situado en el centro de la región de Visayas, está constituida por la isla de Cebú y otras pequeñas islas cercanas.