21/4/11

Breve análisis de los resultados electorales del Perú (+ Infografía)

[Pulsar en la infografía para ampliarla]

Isaac Bigio  /  Especial para Gramscimanía

Al ver los resultados finales de la primera vuelta de las presidenciales peruanas podemos ver algunas tendencias.

Se destaca la similitud de la votación que sacó Ollanta Humala en la anterior primera ronda del 2006. Un quinquenio atrás el comandante obtuvo el 30.6% de los votos válidos, porcentaje que él superó esta vez solo en un 1.1%. En ese entonces él ganó en todos los 14 departamentos que no tienen costa y en 4 que sí los tienen (Tumbes en la frontera con Ecuador y los 3 del sur: Arequipa, Moquegua y Tacna).

En el balotaje García logró triunfar en los 6 departamentos del litoral central y norte que no secundaron inicialmente a Humala y arrebatarle Tumbes y los centrales Pasco y Ucayali.

El actual presidente se impuso finalmente con el 52.6% frente al 47.4% de Humala. Lima y Callao, donde reside un tercio del país, fueron el baluarte del anti-humalismo, pues si no se contaran sus votos, el nacionalista hubiese ganado con el apoyo del resto del interior.

Cinco advertencias sobre la intervención contra Libia

Michel Collon

1ª ¿«Humanitaria»? ¡De eso nada!

¿Ustedes creen en la razones humanitarias de Obama, Cameron y Sarko, salvadores de Libia, cuando ellos mismos envían tropas saudíes a masacrar a los demócratas de Bahrein? ¿Occidente preocupado por la democracia mientras protege la represión del dictador de Yemen? ¿Alguien cree que Bernard-Henri Levy se preocupa realmente de “salvar a los árabes”, él mismo que aplaudía los bombardeos sobre civiles en Gaza?: “Lo más extraordinario, lo verdaderamente admirable, no es la ‘brutalidad’ de Israel. Es, literalmente, que se haya contenido tanto tiempo”, – decía entonces B-H Levy.

Libia, o cómo vender una guerra


Gerardo Lissardy

Expertos señalan que sería difícil mantener el apoyo de la opinión pública si se prolonga el conflicto en Libia.

A un mes de haber intervenido militarmente en Libia y con Muamar Gadafi aún aferrado al poder, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido parecen comenzar a replantearse una pregunta básica: ¿cómo se vende una guerra a la opinión pública?

La cuestión ha cobrado relevancia a medida que se descubre que el conflicto en Libia puede ser más largo, complicado y costoso de lo que muchos creían hace sólo unas semanas.

Comprender la guerra de Libia - 1/3


Michel Collon


1ª Parte: Preguntas que hay que plantearse en cada guerra

27 veces. Veintisiete veces ha bombardeado EE UU algún país desde 1945. Y cada vez se nos ha afirmado que estos actos de guerra eran “justos” y “humanitarios”. Hoy se nos dice que esta guerra es distinta a las precedentes. Lo mismo que se dijo de la anterior. Y de la anterior. Y de cada vez. ¿No es hora ya de poner negro sobre blanco las preguntas que hay que plantearse en cada guerra para no dejarse manipular ?

Comprender la guerra de Libia - 2/3


Michel Collon

2ª Parte: Los verdaderos objetivos de EE UU van mucho más allá que el petróleo

¿Cuáles son los verdaderos objetivos de EE UU ? En este punto de nuestra reflexión, varios indicios permiten ya descartar definitivamente la tesis de la guerra humanitaria o de la reacción impulsiva ante los acontecimientos. Si Washington y París han deliberadamente rechazado toda negociación, si han estado “forjando” desde hace tiempo la oposición libia y preparado escenarios detallados de intervención, si los portaviones estaban preparados desde hacía tiempo, listos para intervenir (como lo ha confirmado el almirante Gary Roughead, jefe de la US Navy : “ Nuestras fuerzas ya estaban posicionadas frente a Libia”, Washington, 23 de marzo), fuerza es pensar que esta guerra no se decidió en el último momento como reacción a súbitos acontecimientos, sino que estaba planificada. Porque esta guerra persigue unos objetivos que sobrepasan muy de lejos la persona de Gadafi. ¿Cuáles ?

Comprender la guerra de Libia - 3/3


Michel Collon

En cada guerra siempre es lo mismo. Al principio, es casi imposible oponerse. El machaqueo mediático es tal que inmediatamente se te cataloga como cómplice de un monstruo. Después de un tiempo, cuando llegan los ‘errores’, los muertos civiles, los fracasos militares y las revelaciones sobre ‘nuestros amigos’, el debate termina al final por abrirse. Pero al principio es muy duro.

3ª Parte: Pistas para actuar

Para desbloquear este debate, la batalla de la información, como decíamos aun hace una semana[1], es la clave. Y esta batalla no puede llevarse a cabo más que por cada uno de nosotros, donde estemos, en función de las personas con las que nos encontremos, escuchando bien lo que les influencia, verificando la información con ellos, pacientemente… Para llevar eficazmente este debate, es muy importante estudiar la experiencia de la desinformación en las guerras precedentes.

Costa de Marfil: el invierno colonial


Olivier Mukuna

Después de una semana de bombardeos sobre Abiyán y la masacre de civiles, el Estado francés capturó a Laurent Gbagbo. El objetivo es inmutable : controlar este país petrolero mediante la imposición de una seudo-democracia asociada al expolio de su rico subsuelo en beneficio de Occidente. Ocultándose detrás de unas Naciones Unidas a sueldo de EE UU, el sheriff francés ha revalidado un viejo concepto norteamericano : la democracia se impone desde el exterior. ¡A golpe de trucos electorales, de propaganda mediática y de misiles último grito ! Por sus crímenes de guerra en África, la Francia de Sarkozy entra definitivamente en la Historia. Como un potencia colonial neurótica que se agarra ‘a su rango’, aplastando en sangre toda veleidad de independencia.

¡Ojo con los media!


Era necesario un libro como éste y lo prueba el gran interés con el que se está leyendo, hasta el punto de que su primera edición se agotó al cabo de unos días. ¿Qué pasa en las tripas de los periódicos, de las cadenas de radio y de televisión? ¿Qué hay en el origen de este falseamiento cotidiano de la realidad? Este libro examina con lupa los media franceses y belgas. El proceso de fabricación de las mentiras que elaboran los media es reconstruido y desmontado a la vista de todos, y descubrimos que, sobre cada episodio, sobre el meollo de cada conflicto, hemos sido gravemente manipulados.

Pero ¿podía esperarse otra cosa de una "opinión pública" basada en la información-propaganda? A partir de la guerra del Golfo y de otros ejemplos (Somalia, Yugoslavia, Perú) este libro nos da las claves para analizar los propios media: las manipulaciones de nuestra prensa y de nuestras TV. Se convierte así en un manual de autodefensa.

René Dumont, Ramsey Clark, Madhi Elmadjra, Noam Chomsky, Jean Ziegler y otras grandes figuras de la información, lo han considerado un libro muy importante. Gilles Perrault ha dicho de él: "Libro soberbio, inteligente, convincente, que debería incluirse en los programas de todas las escuelas de periodismo. Yo creía saber algo sobre el tema, pero usted me ha revelado muchas cosas. ¡La realidad sobrepasa todo lo que imaginaba!"

Miedo y asco en la casa de Saud

Foto: Barack Obama y el rey Abdullah

Progresistas del mundo tomad nota: la contrarrevolución estadounidense-saudí contra la Gran Revuelta Árabe de 2011 ya es oficial

Pepe Escobar

A principios de la semana, el presidente de EE.UU. Barack Obama envió una carta al rey saudí Abdullah, entregada en persona en Riad por el consejero nacional de Seguridad de EE.UU., Thomas Donilon. Pasó menos de una semana después de que el jefe del Pentágono, Robert Gates, pasara en total 90 minutos cara a cara con el rey.

Estas dos acciones representaron el sello final de aprobación de un acuerdo cerrado entre Washington y Riad incluso antes de la votación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU (Vea Revelado el acuerdo entre EE.UU. y Arabia Saudí, Rebelión, 1 de abril). Esencialmente, el gobierno de Obama no está dispuesto a decir una palabra sobre cómo conduce la Casa de Saud su implacable represión de las manifestaciones por la democracia en Bahréin y en todo el Golfo Pérsico. Ninguna operación “humanitaria”. Ninguna R2P (“responsabilidad de proteger”). Ninguna zona de exclusión aérea o de conducción.

Arabia Saudita no es el reino de Dios en la tierra

Mapa de Arabia Saudita [Pulsar para ampliar]

Samia al Gannochi

El régimen saudita está sitiado. En sus fronteras occidentales, la revolución egipcia se deshizo de su mejor y más antiguo aliado, Hosni Mubarak. Por el norte, tanto Siria como Jordania están siendo testigos de una ola de enfado popular creciente, mientras que al sur, Yemen es un imponente hervidero popular. A esto súmale el Sultanato de Omán, que está siendo testigo de otro movimiento de protestas sin precedentes. En esta volátil atmósfera, la respuesta de Arabia Saudita fue desplegar sus fuerzas armadas en Bahréin, para mantener así el control político que ejerce sobre este pequeño reino a través del sultán gobernante. Otro de sus objetivos era impedir que la llamada revolucionaria pasara a sus provincias orientales, que son las que cuentan con un mayor número de población chií, así como con las principales reservas de petróleo todas juntas.

La verdad es que la propagación de las revoluciones en Arabia Saudita no ya es un asunto que les pille de lejos. Sólo algunos días después de la deposición del dictador tunecino Zine El Abidine Ben Ali, un hombre de 65 años de edad se prendió fuego en la provincia de Yizán, que no está a mucha distancia de Yemen. Se organizaron entonces un gran número de protestas pidiendo reformas políticas, acompañadas de una campaña en internet que pedía la formación de un comité consejero, la liberación de los presos políticos, y que a la mujer se le permita ejercer sus derechos.

Chongqing, la nueva "capital roja" de China


Antonio Broto

La ciudad de Chongqing, una de las mayores a orillas del río Yangtsé, parece haber viajado en el tiempo hasta la Revolución Cultural: su televisión local sólo emite programas sobre el comunismo, sus ciudadanos son obligados a entonar canciones patrióticas, y las masas, vestidas de rojo, recuerdan a Mao Zedong.

Todo ello se debe a una obsesiva campaña de promoción de la "cultura roja", como se llama en China a todo lo relacionado con el maoísmo, por parte del actual secretario del Partido Comunista en la localidad, el carismático Bo Xilai, exministro de Comercio chino y que quiere volver a las altas esferas del poder en 2012 o 2013.

Cuba vista por el “Boston Globe” (+ Fotos)

Marcha del 16 de abril para celebrar la victoria de Playa Girón

Cuba concilió esta semana dos eventos, uno que  mira hacia atrás, y otro hacia adelante. El aniversario de 50 años de la invasión por Playa Girón, que concluyó con la victoria en menos de 72 horas contra una operación encubierta de los EEUU para derrocar al gobierno de Fidel Castro. El VI Congreso del Partido, que se plantea cambios profundos para modernizar y hacer eficiente la economía de un país que ha sufrido más de medio siglo de bloqueo. El prestigioso diario norteamericano The Boston Globe publica algunas imágenes de archivo, escenas del Congreso y la vida cotidiana en la isla. Publicamos solo una selección de las extraordinarias imágenes que publica el diario.

The Boston Globe (y el Boston Sunday Globe) es un periódico diario de Boston, Massachusetts. Es propiedad de The New York Times Company desde 1993. Mantiene el octavo lugar en el promedio de circulación semanal de periódicos estadounidenses y sus periodistas han ganado 18 premios Pulitzer.

¡Así recibieron a Fidel en el Congreso del Partido Comunista de Cuba! (+ Video)

Fidel y Raúl en el Congreso del PCC

El emotivo video del momento en que Fidel Castro llega  a la clausura del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) en La Habana, alcanza cerca de 8 000 descargas en nuestros canales en Youtube, cuando aún no ha transcurrido 24 horas del suceso.

Ver video
En el video, que dura 4:41 minutos, se ve al líder de la Revolución cuando entra a la sala plenaria del Palacio de Convenciones, y es recibido con aplausos y gritos de “¡Viva Fidel!” por los mil delegados presentes.