28/2/11

Los árabes son los nuevos pioneros de la democracia


Michael Hardt & Antonio Negri

Uno de los retos a los que se enfrentan los observadores de las insurrecciones que se extienden por el norte de África y Oriente Medio, es el que no sean leídos como repeticiones del pasado, sino como experimentos originales que abren nuevas posibilidades políticas, relevantes más allá de la región, por la libertad y la democracia. De hecho, nuestra esperanza es que a través de este ciclo de luchas, el mundo árabe se convierta en la próxima década en lo que América Latina fue en la última -es decir, un laboratorio de experimentación política entre movimientos sociales potentes y gobiernos progresistas, de Argentina a Venezuela, y de Brasil a Bolivia. Estas revueltas han llevado a cabo inmediatamente una especie de limpieza ideológica, erradicando las concepciones racistas del choque de civilizaciones que menosprecia la política árabe como si fuese algo del pasado.

Gianni Vattimo y el cristianismo más allá del cristianismo

Foto: Gianni Vattimo

Álvaro Cortina

Jürgen Habermas, Anthony Giddens, Alasdair MacIntyre, Charles Taylor, Noam Chomsky, Saul Kripke, Karl-Otto Apel, André Glucksmann, Peter Sloterdijk, Hilary Putnam, Toni Negri, Gilles Lipovetsky. Son algunos hombres, ya ancianos que aparecerán (unos son más ineludibles que otros) en cualquier manual de corrientes contemporáneas de la filosofía que usted pueda consultar. 

Representantes últimos de pujantes escuelas del pensamiento del siglo XX, crecidos en torno a la mentoría de figuras carismáticas (Heidegger, Foucault, Luckács, Gadamer, Adorno, Derrida, Wittgenstein, Dewey, Levi-Strauss...), en auténtica contienda de fórmulas, inventos y palabras.

Nuevo cumpleaños del Manifiesto Comunista


Este 23 de febrero la obra más señera de los creadores del socialismo científico, Carlos Marx y Federico Engels, cumplió un nuevo año desde que vio la luz sobre la faz de la tierra, en el año 1848: El Manifiesto del Partido Comunista.

Han transcurrido los años y lejos de caer en el olvido, las ideas contenidas en esa obra permanecen en su esencia inalterables y vigentes. Dijeron en su momento sus creadores: "La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases”. ¡Qué tremenda verdad es esa !Han pasado años y las clases sociales beligerantes siguen acusando sus contradicciones.  El fantasma que recorría Europa en aquellos años salió de la clandestinidad a conquistar la conciencia de los hombres y de los pueblos del mundo. Se dijo entonces: " Ya es hora de que los comunistas expongan a la faz del mundo entero sus conceptos, sus fines y sus aspiraciones”. 

A 25 años de su publicación, Marx y Engels señalaron que el texto original debía adecuarse a las circunstancias históricas existentes, pero que en su esencia nada de él debe ser cambiado. Nada más alejado de esa esencia que sostener ayer, y menos ahora, una actitud dogmática frente a tan trascendente documento histórico, que en los hechos es una guía programática hacia la conquista del poder por los trabajadores del mundo.

Nuevo hallazgo de gas en el campo Perla


Un nuevo hallazgo en el campo gigante de gas Perla, en pleno corazón del Golfo de Venezuela, eleva las reservas patrias en este rubro a más de 15 trillones de pies cúbicos, correspondientes a 2.9 mil millones de barriles de petróleo equivalente.

El Pozo Perla IV fue perforado a 60 metros de profundidad y durante las pruebas de producción, el flujo del pozo fue de 17 millones de pies cúbicos de gas por día, a condiciones normales y 500 barriles de condensado por día.

Venezuela se consolida como uno de los principales reservorios gasíferos del planeta y se apoya en el impulso y ejecución adelantada por la PDVSA Socialista, en aras de apalancar el compromiso patrio y revolucionario de estimular y fortalecer el desarrollo integral del país para el bienestar de todas y todos los venezolanos.

Stefano Varese, voz del pueblo asháninka

Foto: Stefano Varese

Francisco G. Navarro

Como siempre, si medio siglo es siempre, enero hospedó en Cuba la fiesta de las letras iberoamericanas prestigiada bajo el rótulo de Premio Casa de las Américas y esta vez cursó una de las dos invitaciones de honor al intelectual ítalo-peruano Stefano Varese.

A primera vista impone la presencia del escritor comprometido con las causas más progresistas en Latinoamérica desde que en los tempranos 60 penetró la selva de la Amazonía en su país adoptivo, para ayudar a la mejor compresión del desarrollo y estatus de aquellas sociedades ancestrales que habitan un medio tan inhóspito y sobre todo marginado por la llamada civilización occidental.

Revoluciones pacíficas


Jon Juanma  /  Especial para Gramscimanía

Durante estos agitados días no dejamos de oír en prensa, televisión e internet sobre las revoluciones en el Norte de África y Oriente Próximo. Y una de las características que la mayoría de los medios destacan sobre éstas es el componente pacífico de las mismas.

Además del pacifismo de las revueltas, una y otra vez, los medios de comunicación masivos nos transmiten otros aspectos de esa matriz de opinión en la que las revoluciones del siglo XXI aparecen impulsadas por medios como Facebook, Twitter u otras redes sociales mediante el valeroso empeño de líderes periféricos de clase media occidentalizados (léase modernos/buenos). Hombres y mujeres que luchan por lo que tenemos aquí (“democracias” por si no caía en la cuenta) contra malvados y “tercermundistas” déspotas. Además, en este relato posmodernista los obreros (léase sucios/molestos/feos) aparecen poco menos que como monos de comparsa, miembros de un conjunto protoarcaico, periférico, anecdótico, casi imposible y en todo caso obsoleto, llamado “clase trabajadora”. Un ingrediente caduco que se empeña en permanecer en la nevera de nuestros días para disgusto de la “progresía” posmodernista.

La batalla por el presupuesto de Wisconsin contagia a EE UU

Protestas en la ciudad de Madison, Wisconsin


Santiago Brugal Almanza

Sorpresivamente, como las manifestaciones en Egipto se extendieron por el Medio Oriente, las demostraciones en Wisconsin, en el Medio Oeste, se contagian a otras regiones de Estados Unidos. Protestando contra un proyecto de ley para reducir el déficit del Estado mediante recortes de salarios, pensiones, beneficios de salud y derechos de negociación de acuerdos salariales por los sindicatos de los trabajadores públicos, decenas de miles de personas se concentraron frente a la entidad legislativa estadual de Wisconsin, en la ciudad de Madison.

Zhu Guangya, padre de la primera bomba atómica de China, ha muerto

Foto: Zhu Guangya

Junto a sus colegas Wang Ganchang, Deng Jiaxian y Zhou Guangzhao, el experto, nacido en Yichang (provincia central de Hubei) en 1924, trabajó desde 1958 para el desarrollo de este armamento, que cristalizó con la primera prueba de una bomba atómica en territorio chino, el 16 de octubre de 1964

El físico nuclear chino Zhu Guangya, uno de los expertos que diseñaron la primera bomba atómica de China en los años 50 y 60, falleció el sábado, 26 de febrero, a los 86 años, según informó hoy la prensa oficial. Zhu fue miembro de la Academia China de Ciencias y la Academia China de Ingeniería (de la que fue presidente), dos de las principales instituciones estatales de investigación en el país asiático, y también fue vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (principal órgano asesor del régimen comunista) entre 1994 y 2003.

Claudio Magris y Trieste

Trieste es una ciudad que un viajero definía como bellísima a principios del siglo pasado, pero en la que se tenía la sensación de no estar en ningún lugar. La Trieste recreada aquí tampoco es un lugar, sino más bien la hipótesis, la nostalgia, la profecía, la ficción de un lugar: es un arca que recoge, recompone y salva los añicos del gran sueño que fue, sepultado bajo el diluvio de la historia. El arca navega, traslada aquel lugar fluctuante. Entre la ciudad y el espacio que la escenifica está el espejo de Alicia; la muestra, el país de las maravillas, está al otro lado del espejo. Se entra y se ve –al revés, solo al revés– la verdad de aquel no lugar.
La provincia de Trieste se extiende a lo largo de una pequeña franja de tierra en la extremidad sudoriental de Italia entre el Mar Adriático y la frontera con Eslovenia. La peculiaridad del ambiente, los tesoros históricos y artísticos y el carácter centroeuropeo convierten a esta zona en un destino extraordinario, que en el pasado encantó e inspiró a importantes escritores como Rilke, Joice, Svevo. En el trecho costero se abre el golfo que acoge a la ciudad de Trieste con su puerto con bahías, pequeños puertos e impresionantes escolleras, con castillos sobre el mar, como el de Miramare.

El eco de Umberto, un maestro en Bologna

Bologna tenía en el siglo XVI muchos tejados rojos, sofisticados palacios. Aunque, también nos puede hacer recordar la pasta boloñesa, un plato bastante popular en el mundo. En Bologna hay una excelente cocina. Esta ciudad ocupa un lugar especial en el arte, ya que está bien conservada: muchos de sus edificios y estructuras medievales siguen en pie. Cada uno está moldeado por la historia, como las torres en forma de minaretes que se levantaban por encima de los techos, indicando la jerarquía y estatus de las familias italianas. Los edificios ubicados en Strada Maggiore se encuentran organizados, de tal modo que se ven armoniosos. Bologna ha sido una meca de artistas desde el pasado. De ella han salido Dante, Boccaccio, Petrarca, Erasmo de Rotterdam y Umberto Eco. Y en ella han vivido destacados músicos. Por todo esto, se hace una ciudad interesante, con comida exquisita y arte para disfrutar en la ciudad vieja. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa (después del de Venecia). Es llamada la Ciudad Roja por el color de sus tejados y fachadas, y por haber sido uno de los ejes centrales del Partido Comunista Italiano y de la resistencia de los partisanos contra los fascistas en la Segunda Guerra Mundial. Las Dos Torres es el lugar más famoso de Bologna. La torre más alta mide casi 98 m y tiene 498 escalones. En un día claro, se puede ver hasta Verona, los Dolomitas y los Apeninos, desde la torre Asinelli. La Universitá di Bologna es considerada una de las más antiguas de Europa y del mundo occidental ya que sus orígenes se remontan hacia el 1088. Tiene aproximadamente 100.000 estudiantes.

No dejo de recordar la última vez que estuve en Bologna donde se encuentra la Universidad más antigua del mundo occidental e inventaron la mortadela. La ciudad del norte de una Italia bella, clásica, a veces confusa, díscola en ocasiones, complaciente, disidente, religiosa siempre, ácrata por situaciones, tradicional por estilo, moderna por necesidad, artística, innovadora, variable…. 

Todavía inhalo los olores de sus mercadillos, de los pequeños comercios que se ocultan en los vericuetos de las callejuelas angostas, que circundan la zona histórica. Aún me llegan, sí, me llegan, las percibo, cierro los ojos e inspiro esencias de verduras y frutas variadas y frescas; recién arrancadas -con mimo pero constancia- de un campo italiano que sorprende por ser más verde de lo que se espera. Juntas, arremolinadas, se exponen con descaro ante la gente, provocadoras, haciéndose notar por sus fragancias y sus sabores deliciosos, profundos… diversos. Son numerosas las pequeñas tiendas que ofertan viandas coloristas y sabrosas, refugiadas en cestas de mimbre viejo y raído, con las que se hace la intensa salsa, la bolognesa, compañía siempre inseparable de una pasta considerada universalmente alimento saciante y tierno.

Theodor W. Adorno o la memoria necesaria

Theodor W. Adorno por Grau Santos

Marta  Tafalla           

Treinta y cuatro años nos separan de la muerte de Theodor W. Adorno ahora que se cumple el centenario de su nacimiento; tres décadas que no han restado actualidad a uno de los pensadores fundamentales del siglo que acabamos de dejar atrás.

Si Adorno fue y sigue siendo un filósofo imprescindible no es sólo porque enriqueció las más diversas áreas de la cultura con algunas de las ideas más lúcidas de su tiempo, sino especialmente por cómo convirtió ese tiempo que le tocó vivir en objeto de su filosofía. Renunciando a la construcción de un gran sistema explicativo de la realidad, elaboró un pensamiento que partía siempre de lo concreto para desarrollarse de una forma abierta y antisistemática, y practicó un análisis micrológico y crítico de la sociedad y la cultura de su tiempo que se convirtió en el mejor modelo de la Teoría Crítica. Su obra es el pilar central de la primera generación de la Escuela de Frankfurt y una de las referencias fundamentales de la segunda, liderada por quien fuera su asistente, Jörgen Habermas.

Nacido en Frankfurt el 11 de septiembre de 1903, de madre católica de ascendencia italiana y padre judío, la confluencia de una inteligencia precoz y una formación privilegiada lo encaminaron desde niño hacia la música.

Cómo no copiar una tesis de grado y no poder evitar que lo sorprendan


El polifacético escritor Umberto Eco publicó, seis años después de la magistral novela El nombre de la rosa, el práctico y a la vez divertido manual Cómo se hace una tesis. El título pareciera pensado en los universitarios que quisieran seguirle en su pasión por los estudios medievalistas y en su introducción Eco especifica que el método va dirigido a estudiantes que quieran adentrarse en una investigación crítica por pura aventura intelectual. A su vez, a aquellos "... que se ven obligados a hacer una tesis para sacar el título a toda prisa y lograr el ascenso de categoría para cuya obtención se han matriculado" les recomienda que inviertan "una suma razonable" para encargar la tesis a otra persona o bien plagien alguna ya hecha unos años antes en otra universidad, aunque avisa que "no conviene copiar una obra ya impresa, aunque fuera en lengua extranjera, pues a poco informado que esté el profesor deberá conocerla".

El ministro alemán de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, parece haberse anotado al consejo de Umberto Eco, aunque no debió leer la última advertencia y, tras doctorarse cum laude, su tesis está siendo investigada por la Universidad de Bayreuth ante las acusaciones de quince autores (en realidad no son tantos que digamos!) que han detectado en el trabajo de herr Guttenberg nada menos que 80 párrafos plagiados (¿y van a formar un escándalo por esos 80 parrafitos?). El señor ministro primero rechazó la acusación, luego negó que fuera intencionada y al final... alegó que sólo omitió por descuido (¡Yo te aviso chirulí!) algunas citas a pie de página. Umberto Eco debería incluir en su aguda obra un capítulo ex profeso para los ministros de Defensa. Digo yo...