22/2/11

Gustavo Dudamel: el hombre que rejuvenece la música clásica


Vean y oigan el Mambo
Julio Villanueva Chang

Bastó que este hombre empuñara la batuta de la Filarmónica de Los Ángeles para que el presidente Obama lo saludara en una carta de bienvenida, los Lakers le regalaran una camiseta, el arquitecto Frank Gehry le propusiera un proyecto, y una cadena de salchichas de la ciudad bautizara un hot dog con su nombre: Gustavo Dudamel es un fenómeno del carisma. Un viento que aún no cumple los 30 años y que refresca la música clásica con una alegría que la rejuvenece hasta el punto de crear un nuevo público para ella. Pero, sobre todo, Dudamel es la punta del iceberg de una empresa épica: el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, más conocido como El Sistema.

Vargas Llosa y la revolución en el mundo árabe


Atilio Borón

En el diario La Nación (Buenos Aires) Mario Vargas Llosa escribe una nota que lo pinta de cuerpo entero. http://www.lanacion.com.ar/1351208-vientos-de-libertad-en-medio-oriente. Casi una página dedicada a analizar la revolución en el mundo árabe en donde denuncia la naturaleza corrupta y despótica de sus autocracias... ¡sin mencionar a lo largo de todo su artículo al sostén financiero, político y militar de esas satrapías: Estados Unidos!

El plan de la OTAN es ocupar Libia

Mapa de Libia - Ubicación en África

Fidel Castro Ruz
El petróleo se convirtió en la principal riqueza en manos de las grandes transnacionales yanquis; a través de esa fuente de energía dispusieron de un instrumento que acrecentó considerablemente su poder político en el mundo. Fue su principal arma cuando decidieron liquidar fácilmente a la Revolución Cubana tan pronto se promulgaron las primeras leyes justas y soberanas en nuestra Patria: privarla de petróleo.
Sobre esa fuente de energía se desarrolló la civilización actual. Venezuela fue la nación de este hemisferio que mayor precio pagó. Estados Unidos se hizo dueño de los enormes yacimientos con que la naturaleza dotó a ese hermano país.
Al finalizar la última Guerra Mundial comenzó a extraer de los yacimientos de Irán, así como de los de Arabia Saudita, Iraq y los países árabes situados alrededor de ellos, mayores cantidades de petróleo. Estos pasaron a ser los principales suministradores. El consumo mundial se elevó progresivamente a la fabulosa cifra de aproximadamente 80 millones de barriles diarios, incluidos los que se extraen en el territorio de Estados Unidos, a los que ulteriormente se sumaron el gas, la energía hidráulica y la nuclear.
Hasta inicios del siglo XX el carbón había sido la fuente fundamental de energía que hizo posible el desarrollo industrial, antes de que se produjeran miles de millones de automóviles y motores consumidores de combustible líquido.
El derroche del petróleo y el gas está asociado a una de las mayores tragedias, no resuelta en absoluto, que sufre la humanidad: el cambio climático.
Cuando nuestra Revolución surgió, Argelia, Libia y Egipto no eran todavía productores de petróleo, y gran parte de las cuantiosas reservas de Arabia Saudita, Iraq, Irán y los Emiratos Árabes Unidos estaban por descubrirse.
En diciembre de 1951, Libia se convierte en el primer país africano en alcanzar su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, en la que su territorio fue escenario de importantes combates entre tropas alemanas y del Reino Unido, que dieron fama a los generales Erwin Rommel y Bernard L. Montgomery.
El 95 % de su territorio es totalmente desértico. La tecnología permitió descubrir importantes yacimientos de petróleo ligero de excelente calidad que hoy alcanzan un millón 800 mil barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural. Tal riqueza le permitió alcanzar una perspectiva de vida que alcanza casi los 75 años, y el más alto ingreso per cápita de África. Su riguroso desierto está ubicado sobre un enorme lago de agua fósil, equivalente a más de tres veces la superficie de Cuba, lo cual le ha hecho posible construir una amplia red de conductoras de agua dulce que se extiende por todo el país.
Libia, que tenía un millón de habitantes al alcanzar su independencia, cuenta hoy con algo más de 6 millones.
La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar al-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia.
Los habitantes de ese país tienen milenarias tradiciones guerreras. Se dice que los antiguos libios formaron parte del ejército de Aníbal cuando estuvo a punto de liquidar a la Antigua Roma con la fuerza que cruzó los Alpes.
Se podrá estar o no de acuerdo con el Gaddafi. El mundo ha sido invadido con todo tipo de noticias, empleando especialmente los medios masivos de información. Habrá que esperar el tiempo necesario para conocer con rigor cuánto hay de verdad o mentira, o una mezcla de hechos de todo tipo que, en medio del caos, se produjeron en Libia. Lo que para mí es absolutamente evidente es que al Gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país, tal vez en cuestión de horas o muy breves días.
Los que con pérfidas intenciones inventaron la mentira de que Gaddafi se dirigía a Venezuela, igual que lo hicieron en la tarde de ayer domingo 20 de febrero, recibieron hoy una digna respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando expresó textualmente que hacía "votos porque el pueblo libio encuentre, en ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación Libia, sin la injerencia del imperialismo" 
Por mi parte, no imagino al dirigente libio abandonando el país, eludiendo las responsabilidades que se le imputan, sean o no falsas en parte o en su totalidad.
Una persona honesta estará siempre contra cualquier injusticia que se cometa con cualquier pueblo del mundo, y la peor de ellas, en este instante, sería guardar silencio ante el crimen que la OTAN se prepara a cometer contra el pueblo libio.
A la jefatura de esa organización belicista le urge hacerlo. ¡Hay que denunciarlo! 
Fidel Castro Ruz - Febrero 21 de 2011, 10 y 14 p.m.

¿Cuándo veremos a “Chico y Rita”?


Es la película cubana de animación con música de Bebo Valdés

Parecen dos niños con zapatos nuevos, un par de suertudos a los que les hubiera tocado la lotería, pero Fernando Trueba y Javier Mariscal no son sino los orgullosos creadores de “Chico y Rita”.

“Era uno de nuestros sueños: hacer una película cubana, sobre la cultura y la música cubana, y encima sobre un momento tancer esta película”, añadió Trueba.

Ganadora del premio Goya al mejor filme de animación, “Chico y Rita” supone el debut de Trueba en este género cinematográfico: “Cualquier película te lleva mucho tiempo, y una de dibujos todavía más. Hay que armarse de paciencia, porque a veces tienes que esperar muchos días para ver un simple plano acabado”, afirmó.

Ver trailers abajo
El ilustrador, por su parte, nunca se había enfrentado a un largometraje animado: “Me he metido en este proyecto porque conozco a Fernando y sé que todo fluye cuando estás a su lado. Te lleva adonde él quiere. Es tan generoso que, en ocasiones, piensas que eres tú quien conduce la nave. Es un maestro”.

¡Vámonos con Pancho Villa! (o con quien sea)



Camilo Brodsky

A pesar de que Jorge Aguilar Mora se esfuerza en su prólogo por retratar ¡Vámonos con Pancho Villa! como una épica en la cual se construye una “nueva moral”, al calor y de acuerdo al rayado de cancha del tráfago revoluciona­rio, con un carácter que podríamos fijar como profunda­mente vitalista en más de un sentido, el texto de Rafael F. Muñoz es, en esencia, un fresco sobre la violencia y la fidelidad, en un registro que casi podríamos emparentar, sin excesivo miedo al error, con la poética de Sam Peckinpah, particular­mente con The wild bunch. Pasada, claro está, por el tamiz de la convulsión social devenida en huida y ocultamiento, de la Revolución devenida en derrota, al menos en un segundo momento, cuando ya ha quedado atrás la euforia y el heroísmo bronco que alcanza su clímax en la toma de Torreón, ocurrida entre marzo y abril de 1914.

¿Se estaba gestando el asesinato de Fabricio Ojeda desde 1961?

Fabricio Ojeda cuando era conducido al Consejo de Guerra

Juan Antonio Hernández / Especial para Gramscimanía

I

En junio de 1961 la revista estadounidense “Life” publicó un número especial dedicado a la "ofensiva de Fidel Castro" en América Latina.

Impecablemente diagramado, situado entre los coloridos avisos publicitarios tan característicos de esos años, se encuentra un "ensayo fotográfico" titulado “The Crisis in Our Hemisphere: Exclusive Photo Report Shows How Castro and the Communists are Working to Seize Latin America”.