20/2/11

Javier Marías le entra de frente a “Los enamoramientos”


El próximo 6 de abril saldrá a venta la nueva novela de Javier Marías, titulada Los enamoramientos. Saldrá a la venta cuando se cumplen 40 años de la publicación de su primera obra, Los dominios del lobo, que lanzó con tan sólo 19 años y que Alfaguara también recupera ahora en una nueva edición.

Según explica Javier Marías, Los enamoramientos "se trata de una historia sencilla y de una novela bastante menos sencilla, por no decir compleja, aunque mucho menos que Tu rostro mañana. Como el título indica, habla del estado de enamoramiento, considerado casi universalmente como algo positivo e incluso "redentor" a veces, tanto que ese estado parece justificar casi todas las cosas: las acciones nobles y desinteresadas, pero también los mayores desmanes y ruindades"

Además Marías precisa que en Los enamoramientos también se habla sobre la impunidad, y sobre la horrible fuerza de los hechos; y sobre la inconveniencia de que los muertos puedan volver".

Los enamoramientos es la primera novela de Javier Marías después de Tu rostro mañana, considerada por gran parte de la crítica nacional e internacional como la obra cumbre de su carrera literaria.

Javier Marías explica que:

Violencia y utopía en el discurso de Bolívar Echeverría

Foto: Bolívar Echeverría

Adolfo Gilly 

Conversamos poco y leí mucho a Bolívar Echeverría: es decir, me tocó conversar con él de otra manera. No sé cómo fueron su infancia y su adolescencia. Sé que era un andino, tanto en su modo suave de ser firme como en esa peculiar capacidad de abstracción que dan las montañas ásperas y altas, sus valles rientes y la antigua civilización cuyos idiomas siguen bañando con sus sonidos y significados la vida cotidiana de los Andes y dando cauce con sus modos de estar a los sentimientos.

 No estoy hablando sólo de Bolívar, sino de los andinos desde Ecuador hasta Bolivia, esos que dieron su música verbal a José María Arguedas, el peruano, y a César Dávila Andrade, el ecuatoriano. Y Bolívar, repito, era de allá desde en su modo de mirar hasta en los tonos de su voz. 

Las perspectivas de Irlanda son tan crudas como en tiempos de la Gran Hambruna

Monumento a la Gran Hambruna Irlandesa en Dublin

Marshall Auerback

Cualquiera que tuviera esperanzas en que un proceso electoral en Irlanda podría suponer por lo menos el inicio de un cambio en relación con la ruinosa política que se ha puesto en marcha, tiene que estar muy decepcionado con las propuestas de “reforma” del partido de la oposición Fine Gael. Los objetivos parecen absolutamente maravillosos, pero uno se pregunta de qué forma el nuevo gobierno piensa alcanzarlos. El Irish Times publicaba la siguiente noticia: “Fine Gael publicó su manifiesto electoral, que según el líder del partido Enda Kenny ayudará a transformar Irlanda.”

Entre las propuestas contenidas en el documento se encuentran la promesa de crear miles de nuevos puestos de trabajo, una revisión del sistema de salud pública, una reducción del número de miembros de la clase política, la protección de las pensiones públicas y de las trasferencias a los sectores más vulnerables de la sociedad y una reforma del sector público.

Egipto: la revuelta de la población trabajadora

Protestas de trabajadores en Egipto

Mike Whitney

"La revolución en Egipto es una expresión de la voluntad del pueblo, de la determinación del pueblo, del compromiso del pueblo… Musulmanes y cristianos han trabajado juntos en esta revolución, como lo han hecho grupos islámicos, partidos laicos, partidos nacionalistas e intelectuales… Lo cierto es que todos los sectores han tomado parte en esta revolución: los jóvenes, los viejos, las mujeres, los hombres, los clérigos, los artistas, los intelectuales, los obreros y los campesinos.” – Hassan Nasrallah, Secretario General de Hezbollah

La historia real de lo que está aconteciendo en Egipto es ocultada en los EEUU: no casa con el lema de las “maravillas del capitalismo” que los medios de comunicación gustan de repetir hasta la náusea. La desnuda verdad es que el grueso de las políticas económicas exportadas por Washington a través del soborno y la coerción han causado un malestar masivo en la población trabajadora, lo que ha terminado por provocar un incendio en el Oriente Próximo.

Javier Marías habla de El Compasivo y las italianas



Hacía veinte meses que no iba a Italia, ahora he pasado seis días repartidos entre Udine, Milán y Venecia; y aunque la gente allí sigue siendo en general grata y simpática –sin el desabrimiento y la mala leche que nos gastamos en España, como si la amabilidad y la buena fe nos parecieran debilidades–, nunca había percibido, en mis visitas a ese país, un grado de desesperación semejante. Cierto que uno trata con personas que, para empezar, leen libros, y que por lo tanto pertenecen a una minoría. Pero cuantas me han hablado –incluidos numerosos periodistas, algunos de medios berlusconianos– oscilaban entre el desistimiento ante la actual situación política (“Lo peor es que no se ve salida”) y una exasperación que afectaba a su razonamiento (“No es descartable una guerra civil a medio plazo”).

Claudio Magris dice que si la literatura rechaza el derecho y se acerca a la fe, el hombre religioso rechaza la ley y se aferra a la gracia


Luis Fernando Afanador

Claudio Magris aborda las complejas y difíciles relaciones entre el derecho y la literatura.

No parecen muy buenas las relaciones entre el derecho y la literatura. Decía Novalis, el poeta romántico alemán, en sus fragmentos: "Yo soy un hombre totalmente ilegal; no poseo el sentido ni la necesidad del derecho". Decía Don Quijote, al ver una fila de galeotes encadenados: "Allá se lo haya cada uno con su pecado, y no es bien que los hombres honrados sean verdugos de los otros hombres". Es abundante la literatura que ha mirado con desdén el derecho. El derecho, árido y prosaico; la literatura, cálida y vital, que habla de los afectos y las pasiones.

Roberto Saviano sobre la Camorra en Gomorra


1. Este increíble y fascinante relato real es un viaje al imperio empresarial y delictivo de la Camorra, que comienza y termina bajo el signo de las mercancías, de su ciclo de vida. Las mercancías "frescas", bajo las formas más variadas (videojuegos, relojes, ropa de marca) llegan al puerto de Nápoles, y para ser almacenadas y escondidas se sacan de los gigantescos contenedores e invaden antiguos palacetes, previamente vaciados por completo. Las mercancías muertas, procedentes de toda Italia y de media Europa, en forma de residuos químicos, restos tóxicos o fango, son vertidas abusivamente en los campos, donde envenenan, entre otros, a los mismos capos que erigen en esas tierras sus fastuosas y absurdas mansiones.

Esta es hoy la Camorra (o el "Sistema", ya que casi nadie usa la palabra "Camorra"): por un lado, una organización empresarial con impresionantes ramificaciones por todo el planeta y una zona oscura siempre más extensa donde cuesta distinguir cuánta riqueza es producto directamente de la sangre y cuánta de simples operaciones financieras, y por el otro, un fenómeno criminal profundamente influido por los medios de comunicación y la sociedad del espectáculo, cuyos dirigentes imitan la manera de vestir y de moverse de las estrellas del cine y de las figuras míticas, de los gánsteres de Tarantino a las siniestras apariciones de El cuervo con Brandon Lee.

Este libro es absorbente y escrupulosamente documentado.