14/2/11

Un Che chévere para chamos


Con textos y dibujos, recorre la vida de Guevara; podría integrar las bibliotecas de las escuelas públicas primarias

Con tapa dura y vivos colores, su diseño no varía demasiado de lo que se ve en la literatura infantil. Pero el protagonista de este libro para chicos que ya se encuentra en las librerías no es ningún personaje de ficción sino el Che Guevara, cuya vida es contada de manera simple, con textos y dibujos que no hacen alusión a ningún hecho de violencia. El volumen podría pasar a integrar dentro de poco las bibliotecas de las escuelas primarias.

Che, la estrella de un revolucionario , fue publicado por la Editorial La Marca, que con motivo de su 18° aniversario lanzó este año una colección para niños llamada La Marca Terrible . Los textos estuvieron a cargo de la autora y fundadora de la Editorial Marea, Constanza Brunet, y de Guido Indij, de la editorial La Marca.

"Decidimos sacar una colección infantil que iba a ser sobre libros de personajes de la historia, tanto nacionales como internacionales, y qué mejor que empezar con el Che", afirmó Indij, fundador de la La Marca.

En un visita a la feria del Libro de Fráncfort en 2009, Indij se topó con las ilustraciones del surcoreano Ju Yun Lee.

Sequías, inundaciones y alimentos

 
Paul Krugman

Estamos en mitad de una crisis alimentaria mundial (la segunda en tres años). Los precios mundiales de los alimentos batieron un récord en enero, impulsados por los enormes aumentos de los precios del trigo, el maíz, el azúcar y los aceites. Estos precios desorbitados solo han tenido un efecto limitado en la inflación estadounidense, que sigue siendo baja desde un punto de vista histórico, pero están teniendo un impacto brutal para los pobres del mundo, que gastan gran parte o incluso la mayoría de sus ingresos en alimentos básicos. Las consecuencias de esta crisis alimentaria van mucho más allá de la economía. Después de todo, la gran pregunta acerca de los levantamientos contra los regímenes corruptos y opresivos en Oriente Próximo no es tanto por qué se están produciendo como por qué se están produciendo ahora.

Las mujeres ya no quieren a Berlusconi

[Si quieren pueden ampliarla]

«Hemos venido para recordar al mundo que no somos un país de proxenetas; que no todos, si tuviéramos dinero, haríamos lo mismo», esta frase la pronunció Umberto Eco hace unos días en una manifestación en Milán. Eco restó importancia a la posibilidad de que los discrepantes del Gobierno de Berlusconi fueran una minoría.

No han sido cientos de miles, como el domingo en Italia. Pero el espectáculo que montaron ayer unas mujeres ucranianas ante la Embajada de Italia en Kiev ha dado la vuelta al mundo. Y lo hicieron sin ningún pudor, mostrando sus prendas íntimas y hasta sus traseros. De eso se trataba, de decirle a Berlusconi que Italia no es un burdel, que no todas las féminas se pirran por su machismo recalcitrante y que un presidente de Gobierno ha de dar ejemplo, qué menos, de dignidad y no de presuntos escándalos sexuales. Las manifestantes, pertenecientes a la organización feminista Femen, hicieron todo tipo de gestos obscenos con el dedo corazón, con tangas, con sujetadores. Coquetas, con encajes, organzas, medias de cristal y diademas de flores, como tal vez le hubiera gustado al primer ministro italiano, salieron a la calle para exigir que Il Cavaliere muestre un poquito más de respeto a las mujeres. Las más irónicas hasta estamparon en sus pantaletas la imagen del conejo de la suerte.

Adolfo Sánchez Vázquez está convencido de que el socialismo no ha fracasado

Mateo Manaure (Venezuela) India con 4 dedos

Ángel Vargas

El filósofo mexicano de origen español Adolfo Sánchez Vázquez, académico y notable pensador marxista, cumplió 95 años y mantiene la convicción de que el socialismo es una alternativa viable para encarar los embates y estragos del sistema capitalista.

Hoy más que nunca es necesaria una alternativa al capitalismo, puesto que no sólo significa un peligro para la clase oprimida y explotada, sino que, con su desarrollo económico y el desarrollo tecnológico al servicio del lucro, pone también en peligro la supervivencia misma de la humanidad.

Llegado a México como parte del exilio republicano español de finales de los años 30 del siglo pasado, el también poeta y profesor emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) celebrará este aniversario de forma íntima, en compañía de sus hijos Aurora, Enrique y Adolfo, en su casa del Distrito Federal.

Hasta donde se tiene conocimiento, ni la UNAM ni alguna otra institución o instancia pública organizó en estas fechas alguna actividad para conmemorar la efeméride, acaso porque el maestro sale muy rara ocasión de su domicilio, por lo avanzado de su edad.

Alain Badiou asegura que los intelectuales son hoy los perros guardianes de los que mandan

Guayasamín / Las manos de Fidel
Eduardo Febbro

Alain Badiou es el arquetipo del pensador insumiso. Ni las modas, ni las burlas ni el reconocimiento posterior, nacional e internacional, transformaron la profunda claridad y combatividad de este filósofo francés nacido en 1937. Más de veinte años después de la caída del Muro de Berlín, Badiou defiende lo que él llama “la idea comunista” y fustiga al “materialismo democrático”. Autor de unos cincuenta libros, desconocido por el gran público hasta los años ’90, Badiou es hoy una referencia insoslayable de la filosofía contemporánea y de la crítica al sistema capitalista y los estragos producidos por su circuito financiero.

Es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país y el más revulsivo y sugerente: no ha renunciado a defender la idea del comunismo y su visión igualitaria del hombre y la sociedad. Su mirada atraviesa toda la problemática contemporánea e ilumina aspectos tan mitificados como las nuevas tecnologías y su aparente ilusión igualitaria. En su último libro avanza sobre la potencialidad del amor y su posible “valor revolucionario”.

La figura esbelta, la firmeza juvenil de la voz y el apretón de manos sólido –poco común en Francia– introducen al personaje real de Alain Badiou. Este filósofo original es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país. Su obra, extensa y sin concesiones, abarca una crítica férrea a lo que Alain Badiou llama “el materialismo democrático”, es decir, un sistema humano donde todo tiene un valor mercantil. Badiou no ha renunciado nunca a defender un concepto al que muchos creen quemado por la historia: el comunismo.

Gianni Vattimo dice que hay un abismo entre ricos y pobres en los EE UU y en Italia

Yves Klein (Francia) La revolución azul
Yasmín Portales Machado

Este es el guión de la entrevista en tiempo real que vamos a transmitir por la RAI cuando logremos “jaquear” el código satelital de la TV italiana. Es parte de un proyecto de terrorismo mediático para que los habitantes de Italia dejen de creer en Silvio Berlusconi, Anthony Blair, Goerge W. Bush y otros ciudadanos honorables de Occidente.

Para lograr que voten por los radicales que desean socializar las ganancias de las empresas nacionales y transnacionales, salir de la OTAN y controlar la industrialización con criterios ecologistas y de respeto a las economías locales.

Como corresponde a un reality show, estas preguntas están planeadas para promover el consumo de un producto comercial de apariencia inocua, en este caso un libro profundamente ofensivo para Su Majestad Imperial George W. Bush y Su Santidad el Papa. El libro en cuestión se llama Ecce Comu y contiene artículos del entrevistado, Gianni Vattimo, quien narra su evolución hacia el comunismo, mientras los partidos tradicionales de la izquierda italiana se mueven hacia el centro.

Escenario: Sala Nicolás Guillén del castillo San Carlos de la Cabaña
Tiempo: 15 de febrero de 2007, durante las jornadas de la Feria del Libro de Cuba

Marx Lounge

[Pulsar para ampliar]
El hombre unidimensional, de Herbert Marcuse, El planeta enfermo, de Guy Debord, La dominación masculina, de Pierre Bourdieu... Las portadas de los libros destacan sobre una gran mesa en una sala de paredes y suelo rojos. Cerca de 500 títulos que giran en torno a Karl Marx (Tréveris, Alemania, 1818-Londres, 1883) guardan un formidable pensamiento potencial. Son obras que ayudan a entender el mundo. En la sala de lectura hay varias butacas que invitan a sentarse y reflexionar. Los libros forman parte de una exposición llamada “Marx Lounge”,  y quien la presenta es Alfredo Jaar (Santiago de Chile, 1956). La obra nació para la Bienal de Liverpool en septiembre de 2010.

Entre la entrada de la exposición y la sala de lectura hay un espacio en el que se pueden contemplar distintas ediciones en varios idiomas de El Capital y el Manifiesto Comunista, dos obras fundamentales de Marx.

¿Quién asesinó a Fabricio Ojeda?

Foto: Fabricio Ojeda, el que conocimos

Juan Antonio Hernández

Desde hace algunos años he venido investigando dentro del vasto campo intelectual que es la historia de la Guerra Fría. Parte del conocimiento que he adquirido, durante un largo proceso de aprendizaje, lo utilicé para dictar un curso, en el último semestre del 2008, en la Escuela de Historia de la UCV, focalizado en el convulso periodo de la presidencia de John F. Kennedy.

Inevitablemente, durante ese seminario,  tuve que referirme a su asesinato en Dallas y pasearme por las distintas teorías que existen sobre las causas de tan impactante crimen. Dentro del proceso de preparación de esas clases compré, por internet, uno de los “clásicos” de la amplia bibliografía existente sobre la muerte de JFK, “The Last Investigation” (“La última investigación”) de Gaeton Fonzi.

Se trata de uno de los libros más serios sobre el tema, escrito por un periodista norteamericano que participó, como investigador a tiempo completo, de dos comités del Congreso de los EEUU, dedicados a establecer, durante los años 70, si hubo o no una conspiración detrás del asesinato de JFK.  Junto a lo anterior, Fonzi fue editor del Philadelphia magazine, escribió artículos para el Chicago Tribune y el New York Daily News, aparte de haber sido asesor de los noticieros televisivos “60 Minutes,” “NBC Nightly News,” e “Inside Edition”.

Así se llama la aurora

Miguel Manzanera Salavert  /  Especial para Gramscimanía

Estamos viviendo unos años de cambios extraordinarios, que anuncian una nueva fase de la humanidad. La grave crisis económica provocada por la irresponsabilidad del sistema bancario, ha traído una depresión profunda en la actividad productiva, que está destruyendo el Estado democrático liberal, reformado por la socialdemocracia. Nos enfrentamos a la perspectiva de una situación política dramática en los próximos años en Europa y los EE.UU. El agotamiento de la riqueza natural de la tierra, nos trae ahora otra consecuencia tremenda: la subida de los precios de los alimentos y el fantasma del hambre en los países más pobres. Esa parece ser la causa de lo que está pasando en el norte de África contaminando al resto de los países musulmanes con una revolución que amenaza con trastocar todas las previsiones estrategias militares y diplomáticas de los think tanks que dirigen la política imperialista.

Una historia iraní de amor

Iman Maleki (Irán) Ante el espejo
Karmele Aguayo

“En todo amor hay por lo menos dos seres, y cada uno de ellos es la gran incógnita de la ecuación del otro. Eso es lo que hace que el amor parezca un capricho del destino, ese inquietante y misterioso futuro, imposible de prever de prevenir, de conjurar, de apresurar o detener. Amar significa abrirle la puerta a ese destino, a la más sublime de las condiciones humanas en la que el miedo se funde con el gozo en una aleación indisoluble, cuyos elementos ya no pueden separarse. Abrirse a ese destino significa, en última instancia, dar libertad al ser: esa libertad que está encarnada en el Otro, el compañero en el amor.”: Zygmunt Bauman, “Amor líquido”

Una historia de amor es el hilo conductor de este viaje. A estas alturas ya habréis comprobado que éste no es un libro de amor. Los de mi gremio diríamos… Contiene [espacio] : [espacio] Historia de amor. No tiene la suficiente fuerza para sustentar el argumento, y mucho menos la suficiente pasión como para llegar a transformarse en fantasía en nuestra cabeza, que al fin y al cabo es el objetivo de los relatos de amor y/o eróticos.