8/2/11

Los últimos faraones: Mubarak y Berlusconi

Foto: Hosni Mubarak y Silvio Berlusconi

Ha coincidido en el tiempo, por razones distintas, el juicio popular contra dos símbolos del poder falocrático: Mubarak y Berlusconi

Joana Bonet

La historia ha querido que coincidiera en el tiempo, aunque por razones bien distintas, el juicio popular contra dos símbolos del poder falocrático: Mubarak y Berlusconi. Ambos ancianos vigorosos, graduados en maquillaje, dueños y señores de su país. El primero llenó el suyo de pistas de squash, como recordaba en sus crónicas para La Vanguardia Gemma Saura; y el segundo se empeñó en institucionalizar un harén en el corazón de la Repubblica. Se suponen rabiosas hasta el extremo sus reacciones ante el progresivo empequeñecimiento de sus atributos y sus espaldas.

La miseria del Derecho

Réplica a Carlos Fernández Liria y a Luis Alegre Zahonero

Carlos Rivera Lugo

“Las convenciones creadas deforman la existencia verdadera…Las redenciones han venido siendo formales: es necesario que sean esenciales”: José Martí

La polémica suscitada por mi artículo “El comunismo jurídico”, 21 de noviembre de 2010) ha justificado con creces el propósito de éste de provocar una reflexión crítica acerca del Derecho que sacuda sus cimientos mismos. Confieso que cuando vi que mi reflexión y propuesta crítica había apelado al interés de dos respetados juristas de izquierda, Carlos Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero “Comunismo y Derecho”, 17 de diciembre de 2010) [1] , sentí que bien había valido pensar en grande y tomar las cosas por la raíz.

Consideraciones en torno a la cuestión del método en la filosofía dusseliana

Foto: Enrique Dussel

Cristian David Andino

En las líneas subsiguientes se planteará algunas observaciones respecto al método analéctico (o ana-dialéctico), en la formulación de la filosofía de la liberación de Enrique Dussel.

I. Postulados analécticos en el pensamiento de Enrique Dussel

Dussel desarrolla su discurso metodológico en la obra: “Método para una Filosofía de la Liberación” (1974), en la que analiza con hondura la dialéctica, desde Aristóteles hasta la superación de la que denomina la “ontología dialéctica hegeliana” por la analéctica como método de un filosofar meta-físico.[1]

Túnez, Egipto y la Revolución Democrática


Germán Valdivieso

“No hay nada más peligroso que rebajar en las épocas revolucionarias la importancia de las consignas tácticas estrictamente conforme a los principios”: Lenin, 1905 

Una gran lucha de los pueblos recorre el norte de África, lucha que lleva ya un mes en el caso de Túnez y dos semanas en el caso de Egipto. Las grandes masas de trabajadores, los intelectuales progresistas, la prensa democrática e incluso un sector de la burguesía, levantaron la lucha por el derrocamiento de Ben Alí en Túnez y ahora de Mubarak en Egipto. 

Casi todos los partidos de izquierda o que se reclaman de izquierda a nivel internacional han confluido en la necesidad de derrocar a dichos gobiernos autocráticos y convocar a elecciones.

José Martí y los desafíos actuales de la emancipación

José Martí por René Mederos

José Martí, su obra  y su vigencia en Latinoamérica actual, como intelectual, humanista y luchador social

Luis Alvarenga

Es de rigor comenzar recordando el hecho histórico que nos reúne en esta oportunidad. El 28 de enero de 1853 nació José Martí. Murió en combate 42 años después, en 1895. En tan poco tiempo, supo legar una obra que hoy nos sigue desafiando. Y que puede sernos útil si queremos encarar la efeméride del  bicentenario de 1811 con talante crítico. Porque es muy fácil que las fechas históricas y sus protagonistas se conviertan en objeto de un culto vacuo, que termina quitándole sus aspectos más incómodos, que son precisamente los que nos sacan de la comodidad y nos ponen en entredicho, como nos pone en entredicho este poeta del siglo.

Entre tantas cosas que explican su vigencia, podríamos decir que Martí es vigente porque el problema de la emancipación también lo es. Es cierto que en buena medida la emancipación concita la atención de los historiadores, pero no tanto porque se trate de un hecho consumado, del cual quepa hacer a estas alturas labor arqueológica, sino porque se trata de un proyecto sin acabar. Así como Martí, que murió sin poder ver realizada la emancipación de Cuba y Latinoamérica. 

La última noche del Che

La última foto del Che, aún vivo!

La terrible, la larga, la última noche del Che Guevara, herido y prisionero en la escuelita de La Higuera, en Bolivia, el 8 de octubre de 1967, es el tema de la obra teatral "El crepúsculo del Che", del escritor argentino José Pablo Feinmann, que actualmente triunfa en París.

Esa última noche es un pozo de misterio y sombras, en torno al que hay testimonios circunstanciales, pero donde falta la voz principal. Este es el empeño y apuesta de Feinmann, que con estos ingredientes y con los que ha extraído de la historia ha escrito una obra que estremece desde hace dos semanas al público que llena un teatro de Montparnasse.

Nadie sabe qué pensaba Ernesto Guevara en esa hora sobre su derrota y sobre su destino ineluctable. Dicen los testigos que, como los que lo rodeaban, el Che sabía que su suerte estaba echada, que la orden iba a venir de La Paz, o, más lejos aún, de Estados Unidos, y que esperó el final con entereza.

Pero, ¿qué pensamientos, qué balances, qué lamentos, si los hubo, ocuparon la cabeza del guerrillero en las horas que pasó encerrado en la escuelita campesina en diálogo consigo mismo. Feinmann ha saltado sobre el tiempo y otras barreras y le ha dado un interlocutor.