27/1/11

Datos sobre ciertas cifras económicas de China

1
China ya ha superado a Japón y es la segunda economía del mundo. Su PBI se calcula en US$ 5,5 billones, frente a 5,2 de Japón, aunque todavía es menor que el de EE.UU. (14,5), si bien los analistas estiman que podrá alcanzarlo en 2020 en caso de que mantenga su crecimiento anual del 10%. Se llama PBI al valor sumado de todo lo que produce un país, y por el momento, detrás de esos tres gigantes, figuran Alemania (3,4 billones), Francia (2,6), Gran Bretaña (2,2) e Italia (2,1), luego aparecen Brasil y España.
2
El ingreso per cápita subió de 900 dólares anuales en 2000, a 3.800 en 2010, y llegará a 8.000 en 2020. Con ese empuje, China superó a Alemania hace dos años como el mayor exportador.
3
En China se fabrican más autos por año (13.800.000) que en ningún otro país, considerando que Japón produce 7.900.000 y EE.UU. 5.700.000. El boom, sin embargo, tiene consecuencias, porque hace cinco meses hubo un embotellamiento en la autopista 110 de Beijing que mantuvo atascada a una fila de camiones de 100 kilómetros durante 11 días. Una semana después, otro embotellamiento detuvo durante 15 horas a una hilera de autos a lo largo de 30 km.
4
China se niega a revaluar el yuan, la moneda que mantiene baratos los productos exportables (aunque encarece los importados), mientras China se convierte en el mayor usuario de energía del mundo, y por ello es el mayor emisor de gases contaminantes del planeta. Procura atenuar esa culpa con el gran desarrollo que está dando a las energías renovables como la eólica, donde también ocupa el primer lugar del mundo. La economía china es hoy 50 veces mayor que hace tres décadas.

'El último cuaderno' de José Saramago


El libro 'El último cuaderno' (Alfaguara/Ediciones 62) recoge los últimos textos de José Saramago, escritos entre marzo y noviembre de 2009, donde expresa sus ideas y opiniones sobre temas de actualidad, así como algunas de sus vivencias personales.

El escritor italiano Umberto Eco ha destacado, en el prólogo del libro, que, en su crítica moral y social, Saramago "no se toma los problemas a pecho sino que los trata poéticamente, de una manera fantástica y alegórica".

Además, elogia la honestidad del portugués que "no hace cumplidos, dice las cosas a la cara" incluso en temas tan controvertidos como la política del gobierno de Israel, el sentimiento anticristiano y lo absurdo de las religiones.

Coincidiendo con la publicación del volumen, el 17 de febrero se celebrará en Barcelona un homenaje al autor de obras tan destacadas como 'Ensayo sobre la lucidez' y 'La caverna'.

José Saramago (1922-2010) fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1998 y es uno de los escritores más importantes de la literatura contemporánea.

Honduras: ¿Qué camino tomar?


Ubaldo Oropeza

Este periodo es de gran importancia para el Frente. Es el momento de definir el actuar de una organización de frente amplio que en su corta vida ha asumido diferentes papeles, dependiendo el flujo o reflujo del movimiento de masas. No podría ser de otra manera, esta organización se forma y complementa en la lucha contra la dictadura de Micheletti, en medio de un proceso revolucionario marcado por la intervención de las masas en la política.

“Debemos combinar la lucha revolucionaria contra el capitalismo con un programa y tácticas revolucionarias para el conjunto de las reivindicaciones democráticas: república, milicia, elección de los funcionarios por el pueblo, igualdad jurídica de la mujer, derecho de las naciones a la autodeterminación, etc. 

Con el séptimo sello de Woody Allen


Hugo Caligaris

Woody Allen hubiera querido ser Bergman, lo que prueba su buen gusto en materia de cine. Como era previsible, no lo consiguió: cuando uno se pone metas demasiado altas debe estar listo para trabajar mucho y fracasar todavía más. Por suerte, el humor lo salvó y, junto con él, a los honestos cinéfilos, que no se merecían una mala réplica. Y si bien en la inclinación por plantearse grandes cuestiones existenciales Woody se iguala con el sueco, se diferencia de él en materia de gracia. Cuando ríe, Bergman puede ser directo y fresco (recordar, por ejemplo, Sonrisas de una noche de verano).

El humor de Allen tiene su propio sello. No es el séptimo sello bergmaniano, sino el sello de la Séptima Avenida, de los teatros, los cafés y las librerías de Manhattan. Es un humor filoso, intelectual, autoincriminatorio, que se articula con un talento poco usual para el vodevil y con un sentido del ridículo que apunta siempre como primer objetivo contra la figura del mismo comediante. A los 75 años, Woody expresa como nadie el brillo y los traumas de una ciudad que nunca fue tan Nueva York como en sus películas.

Se fue el Tatic, Samuel Ruiz, el profeta mexicano del siglo XX

Foto: Mons. Samuel Ruiz, el Tatic

Enrique Dussel 

Desde la madrugada del martes y hasta el cierre de esta edición, no cesaron, en la catedral de San Cristóbal de las Casas, las manifestaciones de pesar por el fallecimiento.

Ha muerto el 24 de enero el santo profeta de Chiapas, digno sucesor de Bartolomé de las Casas. Este último comenzó su lucha en favor de los pueblos originarios de América en el ya lejano 1514 en el pueblito de Sancti Espíritu de Cuba. Fue obispo de Chiapas desde 1544 hasta 1547, en que fue expulsado por la oligarquía de los conquistadores que ya dominaban esa tierra maya, por su lucha en favor de los pueblos originarios. Algo más de cuatro siglos después, y como continuando la labor de Bartolomé, fue nombrado en 1959 don Samuel Ruiz, a la edad de 35 años, obispo de Chiapas (siendo el más joven del episcopado mexicano de esos años).

La “Nueva Síntesis” de Bob Avakian

Foto: Bob Avakian

Bob Avakian plantea una “nueva síntesis” en la cual se da un salto cualitativo en el desarrollo del marxismo. Si bien no plantea su “nueva síntesis” como una nueva etapa del marxismo, se nota claramente la intención. Analicemos pues esta “nueva síntesis”.  Vea en “Gramscimanía” los Datos sobre Bob Avakian

Avakian expone el por qué de la nueva síntesis, plantea que ha analizado las revoluciones en todo su proceso, y que ha analizado sus aciertos y, dice: “Pero también he analizado a fondo los errores, así como los puntos débiles en cuanto a concepción y método que contribuyeron a esos errores. Sobre esa base, he forjado un marco teórico cohesionado, integral y global, o sea, una síntesis. Aunque sin duda alguna este avance surge de lo que ha venido antes y avanza a partir de ello, implica también, como elemento crucial, autentica ruptura con la concepción y la experiencia anterior, por lo cual la llamamos una nueva síntesis”.

Del "Sueño Americano" a la pesadilla norteamericana

El control de armas es para cobardes y comunistas

Atilio Boron

En el día de ayer se reprodujo en varios periódicos digitales y en la edición impresa de Página/12 (Buenos Aires) una nota sobre la locura legislativa imperante en Estados Unidos. Tomando el caso de Arizona, donde tuvo lugar la más reciente tragedia, el artículo explora las garantías legales para la portación de armas en lugares públicos con la sola condición de que ellas no sean exhibidas sino que deben estar ocultas. Pero confieso que "me quedé corto": al concentrarme en el caso de Arizona no me di cuenta que en otro estado de la ejemplar democracia del Norte, Louisiana, su gobernador Piyush Amrit "Bobby" Jindal promulgó el año pasado una ley del estado mediante la cual  "se autoriza a las personas que hayan aprobado los controles de adiestramiento y antecedentes personales a llevar armas ocultas a las iglesias, mezquitas, sinagogas o cualquier otro lugar de oración como parte de la fuerza de seguridad." O sea, puede uno ir a rezar al buen Dios armado con una 9 milímetros para que el Altísimo sea más solícito con sus ruegos.

Jindal es el primer gobernador en toda la historia de Estados Unidos originario de la India. Los blancos de ese estado lo aprecian como un Asiático-Americano, católico, republicano, y con una impecable trayectoria en los más prestigiosos colegios y universidades del país.

Las contradictorias y sinuosas relaciones entre China y EE UU

Yuan vs. Dólar

El reciente viaje del presidente chino a Estados Unidos dejó la puerta abierta para el mejoramiento de las relaciones bilaterales. Pero de todos modos, éstas seguirán siendo tensas, sinuosas y contradictorias.

Emilio Marín

El 2010 fue de tensión en las relaciones sino-estadounidenses por las asperezas habidas en el comercio bilateral y en materia política. Washington reclamó sistemáticamente que Beijing revaluara su moneda, el Renminbi yuan, a fin de que su balanza comercial tuviera menos déficit. Y no sólo con China sino en general, para que los productos "made in USA" pudieran disputar otros mercados.

El Síndrome de Florencia

Duomo de Florencia
Ponte Vecchio
El Síndrome de Florencia o de Stendhal se manifiesta en los turistas que se someten a una sobredosis de belleza artística, que abunda por doquier en Florencia, representada en pinturas, esculturas, obras maestras de la arquitectura, en el mismo diseño urbano, en el conjunto paisajístico de la ciudad. Se encuentran en Florencia valiosas bibliotecas, pinacotecas, fuentes, plazas, museos, caminerías, el río Arno que atraviesa la ciudad, los puentes, entre ellos el de los Orfebres. o Ponte Vecchio. Casi todos estos tesoros se encuentran al aire libre, donde se disfruta además de magníficos restaurantes, hoteles, cafés, teatros...

Robespierre o la "Divina Violencia" del terror

Maximilien de Robespierre

Cuando, en 1953, Chou En-Lai, el primer ministro chino, se encontraba en Ginebra para las negociaciones de paz que debían poner fin a la guerra de Corea, un periodista francés le preguntó qué pensaba de la Revolución Francesa; Chou contestó: "todavía es demasiado pronto para dar una respuesta". En cierto modo tenía razón: con la desintegración de las "democracias populares" a finales de los años 1990, la discusión sobre el lugar histórico de la Revolución Francesa volvió a encenderse. Los revisionistas liberales intentaron imponer la idea de que el derrumbe del comunismo en 1989 ocurrió exactamente en el momento justo: marcaba el final de la era que comenzó en 1789, el fracaso final del modelo estatalista-revolucionario que entró en escena por primera vez con los jacobinos. 

En ninguna parte es más verdadera la frase "toda historia es una historia del presente" que en el caso de la Revolución Francesa: su recepción historiográfica siempre ha reflejado estrechamente las vueltas y revueltas de las luchas políticas. La señal identificadora de toda clase de conservadores es su rechazo absoluto: la Revolución Francesa fue una catástrofe desde su mismo inicio, el producto de la mente atea moderna. La derrota de la Revolución debe ser interpretada como el castigo de Dios por los caminos perversos seguidos por la humanidad, y por tanto todos sus rastros deberían ser borrados lo más a fondo posible. La actitud liberal típica es igualmente distintiva: su fórmula es "1789 sin 1793". En suma, lo que los liberales sensibles quieren es una revolución descafeinada, una revolución que no huela a revolución.

Democracia, multitud e igualdad

Antonio Berni (Argentina) Enigma doloroso

Ricardo Forster  

Nombrar la democracia es poner al descubierto la trama de un litigio que la persigue desde los orígenes. Desde Platón sabemos que el ideal republicano nació en conflicto precisamente con la demanda de los muchos que asumió la forma, siempre acechante, expansiva e ilimitada, de la asamblea de los ciudadanos en el Ágora (la plaza pública de aquellos días antiguos). Un conflicto entre el orden que fija las fronteras irrebasables y la emergencia de una figura inasible e insoportable cuyo núcleo resulta de sumar a los que, hasta ese momento, no tenían parte en la suma de la Pólis. 

Esa grieta de origen ha marcado las relaciones siempre arduas y complejas entre la tradición republicana y la tradición democrática. Desde cierta perspectiva se podría decir que la realización de la “República” se corresponde con el fin de lo político, allí donde este último viene a expresar el núcleo de lo que carece de confines, de aquello que no puede ser “puesto en caja”, es decir, ordenado de acuerdo a un régimen que se apoya, en lo esencial, en la fuerza de policía; de un orden, Platón dixit nuevamente, que pone un freno a la incorporación de los incontables en igualdad de condiciones y reclama la imperiosa necesidad de organizar la vida de la ciudad en torno a una élite de guardianes. El filósofo francés Jacques Rancière concluirá que, de lo que se trata, es de “poner fin […] a lo político tal como se manifiesta, a su estado espontáneo, democrático; poner fin a esa autorregulación anárquica de lo múltiple por decisión mayoritaria”.

La literatura, un viaje sin rumbo fijo

Foto: Kenzaburo Oe

Kenzaburo Oe (*)

El otro día en el Instituto Cervantes de Tokio sostuve un diálogo abierto con el escritor español Javier Cercas. Su novela “Soldados de Salamina” me pareció una obra maestra.

Durante la Guerra Civil española, un comando del Ejército republicano, acorralado en Cataluña, se dispone a fusilar a un oficial fascista que se encuentra recluido bajo custodia, pero un joven soldado, por cuenta propia, decide liberarlo. La novela sigue los respectivos destinos del soldado y del oficial fascista. Se sabe que la noche anterior al suceso, el soldado se entretenía bailando un pasodoble. 

Los franquistas obtienen una victoria avasalladora, el joven soldado se integra en el exilio a una tropa multinacional del Ejército francés y recorre el continente africano. Los soldados anónimos de la pequeña y precaria unidad terminan venciendo mediante una serie de tácticas de guerrilla al batallón alemán que tenía todas las de ganar. Se salva así la civilización francesa, y el soldado, aunque lesionado, sobrevive las sucesivas campañas.

Muchos años después, convertido en un veterano, recuerda con nostalgia el baile del pasodoble, elemento que enlaza el relato con el pasado remoto.

Friedrich Engels, el 'otro' padre del marxismo


A la sombra de Karl Marx, la figura de Friedrich Engels ocupa sin discusión una plaza de honor en el Olimpo de los economistas. Y es que este filósofo, teórico y revolucionario alemán fue el socio inseparable del fundador del marxismo y contribuyó decisivamente a perfilar las líneas maestras de ideologías tan fundamentales como el socialismo o el comunismo.

Nacido en 1820 en el seno de una familia adinerada, Friedrich Engels  tuvo que lidiar a lo largo de su vida con la incoherencia de ser un empresario que defendía la causa obrera en la lucha de clases. Hombre práctico más que genial, Engels prefirió seguir al frente del negocio familiar para financiar sus propias obras y las de Karl Marx.

Y en verdad que no fue una mala elección. Porque hoy nadie recuerda la actividad industrial de Engeles, sino su poderosa aportación a la ciencia económica desde el bando del comunismo. Con sólo 28 años, y tras una agitada juventud ligada a las clases obreras, Friedrich Engels publicó junto a Karl Marx el 'Manifiesto Comunista', una de las obras capitales del siglo XIX.

Todo el mundo ha oído alguna vez aquello de 'un fantasma recorre Europa...', pero la aportación de Engels a la filosofía y la economía no se limita a su trabajo más mediático. Instalado en Inglaterra, el pensador alemán publicó otras obras como 'Del Socialismo Utópico al Socialismo Científico' o, sobre todo, 'El origen de la familia, la propiedad privada y el estado'.

De todos modos, Friedrich Engels no sólo debe ser recordado por su obra teórica. Y es que la biografía de este personaje imprescindible de la historia contemporánea incluye una continua militancia política que le llevó a participar en la fundación de la Primera y Segunda Internacional. De la misma manera, también debe ser valorada su tarea de edición de los tomos dos y tres de 'El Capital', la gran obra que Karl Marx no tuvo tiempo de finalizar en vida.