20/1/11

José María Arguedas en su centenario

Foto: José María Arguedas

Claudio Chipana Gutiérrez

Un 18 de enero de 1911 nace en la ciudad de Andahuaylas el amauta José María Arguedas, uno de los más grandes escritores peruanos y es considerado por muchos como el intérprete más lucido de la cultura andina.

Arguedas, con su obra literaria, etnológica, antropológica, como pocos intelectuales peruanos contemporáneos, logró reflejar el sentir, la imaginación, la frustración y la esperanza de las masas andinas en una nación como el Perú, que es a la vez diversa, desigual y fracturada.

Arguedas nos ha dejado muchas obras, entre novelas y ensayos, muchas de las cuales son ya paradigmáticas en nuestra literatura. En ellas que nos topamos con el universo y la cosmovisión del mundo andino y representan una suerte de ruta vital del Perú.

Evolución y revolución – I & II

René Mederos (Cuba) El Che y Camilo

Luis Toledo Sande

Nadie pondrá en duda la limpieza con que Silvio Rodríguez, artista fiel a la patria y a la Revolución cubanas —nuestras y suyas—, y que, no será la primera vez que se diga, conoce y recuerda la semilla de donde venimos y la vida que somos, ha insistido en que la Revolución necesita evolucionar. Pero a simple vista el reclamo parece un contrasentido pleonástico. ¿Pedir que evolucione aquello que por definición es un acto de evolución constante, la evolución por excelencia o, si no la mejor, la mayor de todas?

Sin incinerar ni adorar legados ideológicos con nombres propios —ni atascarnos en juegos verbales que buscan vestir de universalidad intemporal las angustias del día, y, si cabe, triturar cuanto huela a comunismo—, repasemos algunos principios. Una Revolución se agota a sí misma o es permanente, lo que no debe confundirse con torbellinos irracionales mal gobernados. Significa que es capaz de hallar respuestas a los desafíos que le salgan al paso o estén ya en su camino, o se asfixia en la parálisis, désele el nombre que se le dé como régimen sociopolítico, y por muy justiciero que este procure ser, y hasta sea. Alguien que conoce un terreno en el que ha sido protagonista epónimo ha dado del concepto revolución definiciones que nuestros medios reiteran: definiciones que, entre otras exigencias políticas, ideológicas, sociales y éticas, y culturales, incluyen la de “cambiar todo lo que debe ser cambiado”.

Jacques Rancière: De la fábula cinematográfica a las políticas estéticas

Foto: Jacques Rancière

Adolfo Vásquez Rocca

“Si la ética soft del consenso y del arte de la proximidad, es la acomodación de la radicalidad de ayer a las condiciones actuales, la ética hard del mal infinito y de un arte dedicado al duelo interminable, aparece como el estricto vuelco de esta radicalidad. lo que permite este vuelco es la concepción del tiempo, que la radicalidad ética de hoy ha heredado de la radicalidad modernista de ayer, la idea de un tiempo cortado en dos por un acontecimiento”: Jacques Rancière ,“El viraje ético de la estética y la política”,

Las reflexiones del filósofo francés Jacques Rancière1 se mueven entre la literatura, el cine, la pedagogía, la historiografía, la historia del proletariado y la filosofía. Es profesor emérito de Filosofía en la Universidad de París VIII (St. Denis) y dicta clases como profesor visitante en diversas universidades, incluyendo Rutgers, Harvard, Johns Hopkins y Berkeley. Un motivo recurrente en la obra de Rancière es el tema de la relación entre la política y la estética, así como sus diversos significados en contextos diferentes. Buena parte de su trabajo puede ser caracterizado como un intento de repensar y subvertir categorías, disciplinas y discursos. La experiencia sensorial, el rol del arte y la política como formas de perturbación.

La política de la liberación de Enrique Dussel


Alejandro Moreno Lax

En el presente texto vamos a recorrer brevemente las investigaciones más recientes del filósofo argentino-mexicano Enrique Dussel. Su larga obra, ya desde los años 60, ha estado consagrada a la construcción de una nueva ontología transmoderna que asuma la existencia de las víctimas excluidas por el discurso filosófico y, sobre todo, por la práctica histórica y sus instituciones. En este proyecto teórico de liberación que abarca más de 60 obras, Dussel ha puesto énfasis especial en una reinterpretación ética de Marx y, con ella, la construcción de una ética de la liberación. De hecho, su Ética de la liberación en la edad de la globalización y la exclusión, de 1998, cabe considerarla como la culminación de toda su biografía intelectual, muy influida principalmente por la obra de Lévinas, Marx y, sobre todo, la realidad histórica de América Latina como pueblo excluido y dominado.

Con estas premisas en el horizonte, la filosofía de Dussel, lejos de haber llegado a su final, ha experimentado una renovación al articularse con las corrientes actuales del pensamiento político: Ernesto Laclau, Antonio Negri, Giorgio Agamben o John Holloway, junto al la relectura de los clásicos del siglo XX: Antonio Gramsci, Carl Schmitt, Jürgen Habermas, Hannah Arendt, John Rawls, etc. Desde 1998 hasta nuestros días están apareciendo las obras más importantes de Dussel, en lo que cabría llamar su “período de madurez”. Desde 2001, fecha de la edición de Hacia una filosofía política crítica, y a lo largo de la década de 2000, ha destinado sus esfuerzos a la construcción de una política de la liberación, en consonancia con su anterior ética de la liberación y, todavía antes, su filosofía de la liberación, que data de los años 70 del siglo pasado.

Arthur Schopenhauer: Un filósofo intempestivo


"Volker Spierling" (traducción de José Antonio Molina Gómez) Barcelona: Herder, 2010, 246 páginas. En el 150 aniversario de su muerte

Luis Roca Jusmet

En el 150° aniversario de la muerte de Arthur Schopenhauer vale la pena recuperar muchas reflexiones de este pensador. Aunque misógino y reaccionario no por ello no hay que valorar la riqueza filosófica de muchos de sus pensamientos. A nivel epistemológico, metafísico, antropológico, ético y estético el filósofo alemán formula pensamientos muy interesantes como material para la reflexión. Bastante ninguneado por la propia historia de la filosofía, normalmente se habla de él como a un autor menor o como precursor de Nietzsche. Pero Schopenhauer tiene un peso propio, tan sólido como el del propio Nietzsche o cualquiera de los clásicos que destaca la historia convencional de la filosofía.

Su incidencia posterior ha sido notable, tanto para la filosofía como para la literatura. No sólo por los filósofos contemporáneos que se han dedicado específicamente al estudio de su obra, como Giorgio Colli o Clemènce Rosset, sino también pensadores esenciales del S.XX como Wittgenstein o Cioran, que sin citarlo estuvieron muy influenciados por él. Escritores como Leon Tolstoi, Thomas Mann o Jorge Luis Borges fueron influenciados por él de una manera explícita y personal.

Volker Spierling (Frankfurt, 1947) es un profesor de filosofía de la Universidad de Tubinga que está considerado como uno de los máximos expertos mundiales en la obra del filósofo alemán. El libro pretende sintetizar de manera clara y rigurosa, y lo hace bien, el pensamiento de Schopenhauer.

Alain Badiou & Nicolas Truong: Elogio del amor


La brillante reflexión de uno de los más relevantes filósofos franceses de la actualidad

Sinopsis: «El amor es lo que yo llamo la «escena del Dos». Todo amor que acepta la prueba, que acepta la duración, que acepta justamente esta experiencia del mundo desde el punto de vista de la diferencia, produce a su manera una nueva verdad sobre la diferencia […] El filósofo debe preguntarse el porqué de todas esas películas, esas novelas, esas canciones totalmente consagradas a historias de amor […] Para que esas historias interesen a un público tan inmenso, es necesario que en el amor haya algo de universal. Lo que en él hay de universal es que todo amor propone una nueva experiencia de verdad sobre lo que es ser dos y no solamente uno»: Alain Badiou

¿Es el amor un sentimiento ético por excelencia, una reinvención de la vida o un riesgo inútil? ¿Quizás es cuerpo y deseo? ¿O acaso se trata, como decía el gran poeta portugués Fernando Pessoa, de un pensamiento? Para el gran filósofo Alain Badiou, el amor es ante todo una construcción duradera cuyo verdadero objeto es el progreso de la pareja y no la satisfacción de los individuos que la componen. Una aventura obstinada para alcanzar un «proceso de verdad» –la verdad del Dos– que nos permita experimentar el mundo a partir de la diferencia respecto al otro.

Una profunda y hermosa reflexión sobre el concepto del amor y su universalidad.

El cementerio de Praga

Umberto Eco por Pablo García

José Fernando Isaza

No abundan las novelas de más de 570 páginas, que al finalizar su lectura, dejen la sensación de que podrían extenderse un poco más. Al libro de Umberto Eco El Cementerio de Praga puede aplicarse la frase anterior.

La erudición y predilección por el tema de las sociedades secretas es bien marcado en Eco; basta recordar sus novelas El nombre de la Rosa y El péndulo de Foucault. En esta última desarrolla el auge y declinación de sociedades esotéricas, algunas de origen precientífico, como las herméticas fundadas por Hermes Trimegisto. Dan Brown en su novela El código Da Vinci describe sectas también analizadas por Eco. La distancia literaria e investigativa entre Eco y Brown puede ser mayor que la existente, digamos, entre Sartre y Coelho.

La trama de Eco comprende el período de las guerras de la unificación italiana y el final de la Guerra Franco-Prusiana. Una de las características del estilo de Eco es un profundo humor negro que se pasea por los bordes del cinismo. El libro ha sido tachado de antisemita, de anticatólico, en particular antijesuita. Es mucho más, es demoledor contra los masones, los revolucionarios italianos, los monárquicos, los dirigentes de las comunas de París; por supuesto contra los organismos de seguridad del Estado, contra los agentes dobles y triples; contra la burguesía, contra los estudiantes.

Un personaje perverso y amoral, pero de una gran astucia e inteligencia, es el principal encargado de proferir las fuertes diatribas contra todos los estamentos oficiales o subversivos.

Por alguna morbosa razón este protagonista despierta cierta simpatía y tal vez por eso el lector no rechace totalmente las duras críticas contra el papado, la monarquía, los jesuitas, etc.

Para desperdiciar la vida en colas, nada mejor que vivir en Choroní

[Pulsar en la imagen para ampliarla]
Calle de Choroní

Jorge Plasencia

El tiempo cotidiano de la gente es un indicador que no se mide y es la base de la economía socialista

-¡Compadre como podemos aumentar nuestro producto interno bruto, medible y no medible si todos los días nos la pasamos en una  cola gran parte del día.

Claudio Magris: Memoria de la vieja Europa

Foto: Claudio Magris en duplicado
El más centroeuropeo de los escritores italianos vuelve a las librerías con ‘Alfabetos’

Ignacio Garmendia

Ha pasado un cuarto de siglo desde que Claudio Magris, uno de los grandes autores europeos de las últimas décadas, publicara El Danubio, su obra más leída y celebrada, un libro inclasificable que marcó tendencia y es todavía hoy referente obligado a la hora de abordar esa forma híbrida de narración que combina la ficción, el ensayo, la autobiografía y el relato de viajes. Desde entonces, la consideración literaria del escritor y germanista italiano no ha dejado de crecer, confirmada por narraciones posteriores como Otro mar (1991), Microcosmos (1997) o A ciegas (2005) –sin olvidarnos de la hermosísima Conjeturas sobre un sable (1984)– y de ensayos como El anillo de Clarisse (1984) o Utopía y desencanto (1999).

El retorno de Umberto Eco

Foto: Umberto Eco

A 30 años del extraordinario éxito de El nombre de la rosa, el célebre escritor italiano vuelve a la ficción con un nuevo fenómeno editorial. El cementerio de Praga, libro que encabeza la lista de best sellers en la Argentina y en otros países, es una novela llena de personajes históricos, conspiraciones, relatos heroicos y picarescos. Alejandro Dumas, Garibaldi, Freud y masones se cruzan en una trama que atrapa al lector.

Carmen Perilli

El Nombre de la Rosa convirtió a Umberto Eco en ese novelista estrella que conjuga literatura y masas. Aunque la mayoría de sus ficciones urden literatura, filosofía, religión y ficción policial a través de personajes inolvidables, al lector no le resultaron tan fáciles algunas obras posteriores demasiado ensayísticas y barrocas como El péndulo de Foucault y La isla del día de antes. Su último libro, El cementerio de Praga (Lumen, diciembre de 2010), ha despertado otra vez el febril apetito de los lectores. No es fácil entender, desde un comienzo, el atractivo de sus 588 páginas de abigarrada textura. Después de superar los primeros escollos de una complicada presentación, y aún a contrapelo de la provinciana y espeluznante traducción española, quedamos irremediablemente atrapados en la trama de este libro de libros. 

El capitán Simone Simonini, aturdido y desmemoriado después de una confusa experiencia no se reconoce en el espejo, se siente otro, entre disfraces y máscaras. Poco a poco repone su biografía: nieto de un monárquico y virulento antisemita, e hijo de un republicano masón, es un piamontés enemigo declarado de judíos, jesuitas y masones. Al finalizar la novela Eco aclara que, exceptuando al capitán, los demás personajes son históricos. La edición primera ya ha despertado polémicas entre judíos y cristianos.

China y los Protocolos de los sabios de Sión


Sótero Ortiz Leal

Afirma Umberto Eco, en su obra 'El Cementerio de Praga', que en una reunión de judíos en dicho cementerio, se fraguó una conspiración universal, para adueñarse del mundo y destruir la civilización cristiana. La historia ha demostrado, que la mayoría de los propósitos de los Protocolos de los Sabios de Sión se han cumplido: Han controlado la banca y las finanzas, han hecho que mediante las guerras promovidas por ellos se extermine entre sí una parte importante de la humanidad (porque ellos controlan la industria armamentística)y han elegido siempre a políticos, que han permanecido bajo control del lobby judío. Además de haber hipotecado a tres cuartas partes de la humanidad, al seguir prestando su moneda para arruinar sus economías, tal como propuso el rabino Rubén de Paris.

Herbert Marcuse y la sociedad carnívora

Dalí / Galacida

Hace bastantes años pude leer un breve artículo del sociólogo Herbert Marcuse en donde el exponía su visión de la sociedad de la época, la de los años 60, básicamente , el artículo se llamaba “La sociedad carnívora” y ahí exponía de forma muy accesible el hecho de que el sistema capitalista devoraba a sus integrantes en tanto los explotaba y los sometía a formas de vida que terminaban con la destrucción, para ello el sistema se servía de un conjunto de procedimientos opresivos que delimitaban el marco en que el integrante del sistema podía vivir y cuando el individuo había entregado todo lo que tenía pasaba a ser desechable y pronto desaparecía en los márgenes del sistema, todo aquel que se rebelaba era sometido a los procedimientos correspondientes para su sumisión o eliminación, hasta ahí lo de Marcuse.

Ahora bien yo constantemente he estado insistiendo en la consideración de que la especie humana es una más dentro del reino animal y que no posee ningún tipo de superioridad ética respecto de las otras especies y nada que lo distinga del animal básico, he tratado de exponer esta idea de muchas formas diferentes y tratando de fundamentarla lo mejor posible.

Claudio Magris: Cuando la literatura crea realidad


Llega el último libro de Claudio Magris, conjunto de ensayos sobre literatura y descomunales sondeos en el amor, la familia y la tristeza.

Rafael López

Las exigencias de brevedad de los medios de comunicación actuales parecen confundirse con una subestimación del lector. Se exigen novedades, señales que caducan en un mes; para los libros, queda la reseña que los cataloga en calidad, sección y precio. No obstante, subsisten reducidos espacios que se otorgan a los autores para escribir sobre sus libros fundamentales, aquellos que influyen en su obra, en su camino como lectores. En ellos, la pasión no es cuestión de contingencia, sino un rasgo constitutivo de su mundo. Alfabetos, el último libro del escritor y traductor italiano Claudio Magris (1939), es una muestra ejemplar de ese espacio. Compila sus colaboraciones en el Corriere della Sera y otros textos breves, escritos entre 1999 y 2007. En ellas, la necesidad de ser breve no va en desmedro de la profundidad temática ni la erudición que caracteriza su obra; por el contrario, la necesidad de vaciarse nos presenta a un escritor menos articulado, menos calculador que en Danubio o El infinito viajar, y más íntimo, que entrega su génesis personal, su reflejo creativo más inmediato.

Su afán por construir su trayectoria lo obliga a ordenar la literatura a partir de una estética propia.

Umberto Eco y el falsificador cascarrabias


El escritor italiano más imitado de todos los tiempos gracias a 'El nombre de la rosa' repasa la Historia del siglo XIX en una novela que es mucho más que eso. Con 'El cementerio de Praga' Umberto Eco revisa la historia del siglo XIX a través del destemplado personaje de Simonini, un falsificador de documentos que odia a toda a la Humanidad.

La nueva novela de Umberto Eco se nos presenta, por parte de sus editores, como algo especial, no como un libro más del semiólogo metido a creador de ficciones sino como un «regreso al best-seller culto» que supo acuñar con 'El nombre de la rosa', la novela que publicó hace tres décadas y de la que han venido surgiendo miles de malas imitaciones. Eco es el gran culpable de todos esos tautológicos bodrios policíacos en los que la lucha por la posesión de un manuscrito o de una obra de arte desata una cadena inimaginable de crímenes. Allí donde un infeliz librero de viejo o un apacible coleccionista de pinturas, un pobre hombre, en fin, descubre un cuadro valioso o un incunable surge el asesinato y el desgraciado descubridor se las tiene que ver con las más despiadadas mafias y sectas, con la Cosa Nostra, con la Masonería Internacional, con los Templarios, con órdenes secretas nacidas en el siglo V antes de Cristo y dispuestas a degollarle. La verdad es que ya son ganas de asesinar las de quien usa como excusa para cargarse al vecino un pergamino o un lienzo en una trama argumental que nunca llega a tener la 'verosimilitud narrativa' ni el gancho intelectual de la novela que dio a Eco la fama mundial.

Discurso de Patrice Lumumba: declaración de la independencia del Congo

Retrato de Patrice Lumumba

Vuestra Majestad,
Excelencias, señoras y señores, hombres y mujeres congoleses,  luchadores de la independencia, que hoy sois victoriosos,  os saludo en nombre del gobierno congolés.

Os pido a todos, amigos míos que habéis luchado incesantemente a nuestro lado, que este trece de junio de 1960 sea conservado como una fecha grabada indeleblemente en vuestros corazones, una fecha cuyo significado enseñaréis con orgullo a vuestros hijos, para que ellos, a su vez, transmitan a sus hijos y a sus nietos la historia gloriosa de nuestra lucha por la libertad.

Porque si bien la independencia del Congo es celebrada hoy con el acuerdo de Bélgica, una nación amiga con la cual estamos en pie de igualdad, ningún congolés digno de ese nombre podrá olvidar jamás que fue con la lucha que ganamos la independencia, con una continua y prolongada, ardiente e idealista lucha, en la cual no ahorramos nuestra fuerza ni nuestras privaciones, nuestros sufrimientos ni nuestra sangre.

De esta lucha de lágrimas, fuego y sangre estamos orgullosos hasta las raíces más profundas de nuestro ser porque fue una lucha noble y justa, absolutamente necesaria para acabar con la infamante esclavitud que nos fue impuesta por la fuerza.

El asesinato de Lumumba

Lumumba es hecho prisionero
José Steinsleger

En la mañana del 30 de junio de 1960, en Leopoldville (hoy Kinshasa), el rey Balduino I de Bélgica pensó que tras declarar en persona la independencia de la República Democrática del Congo, pueblo y colonos quedarían eternamente agradecidos a la metrópoli colonial. Pero algo salió mal.

Patricio Lumumba, joven primer ministro del gobierno presidido por Joseph Kasavubu, tomó el micrófono y los encargados del protocolo quedaron tiesos: Nunca más seremos vuestros monos, dijo Lumumba en las narices del rey. El monarca de la casa real de Sajonia-Cobenza-Gotha palideció, y tuvo que oír las desgarradoras palabras del líder nacionalista:

“Durante los 80 años del gobierno colonial, sufrimos tanto que no podemos alejar las heridas de la memoria. Nos han obligado a trabajar como esclavos por salarios que ni siquiera nos permiten comer lo suficiente para ahuyentar el hambre, o encontrar vivienda, o criar a nuestros hijos como los seres queridos que son…

Noticias de la antigüedad ideológica de Marx, Eisenstein, El Capital


Toni Pizá

Días después del crack del 29, el director de cine soviético Sergéi Eisenstein visita al novelista James Joyce con una gran empresa bajo el brazo: filmar El Capital de Karl Marx, siguiendo la estructura narrativa de Ulises del mismo Joyce.

Desgraciadamente, la Gran Depresión, la complejidad del proyecto y la ceguera parcial de Einsenstein provocaron que nunca se llegara a concretar más allá de las anotaciones en los cuadernos del director. El cineasta alemán Alexander Kluge ha recuperado la idea de Eisenstein, y 81 años después le rinde homenaje con esta Noticias de la antigüedad ideológica, dividida en tres partes de casi tres horas cada una.

El autor de la obra, Kluge, también es escritor, cercano a la Escuela de Frankfurt y amigo del filósofo y representante de la teoría crítica Theodor Adorno, quien le animó a estudiar cine y dirección.

Los sauces de nieve de Jilin

[Pulsar para ampliar]

Los famosos sauces de nieve de Jilin son en realidad todo tipo de árboles cubiertos de cristales de hielo. Son considerados una de las cuatro maravillas naturales de China.

Por la norteña provincia de Jilin transcurre un río que no se congela en los fríos inviernos, se llama río Songhua y sus dos orillas están adornadas con los bonitos sauces de nieve, la maravilla natural representativa de Jilin.

Los Sauces de nieve de Jilin son una de las cuatro maravillas naturales de China, junto con el bosque de piedra en Yunnan, las colinas de Guilin y las Tres Gargantas del río Yangtsé.

De acuerdo con los expertos, los sauces de nieve son el resultado de un fenómeno por el cual la niebla invernal se condensa en las ramas de los árboles en forma de escarcha de nieve.

Filósofos para una nueva democracia


Ocho pensadores occidentales reflexionan sobre el arrinconamiento de la soberanía popular en los regímenes parlamentarios actuales

¿Tiene algún sentido hoy en día considerarse demócrata? La editorial francesa La Fabrique decidió plantear esa pregunta a ocho filósofos europeos y norteamericanos, dando por supuesto que la democracia era una de esas palabras (una realidad, por tanto) que goza hoy de un amplio consenso, al menos en Occidente. El resultado es un libro, recién traducido al español bajo el título Democracia en suspenso (Casus Belli), que desmiente radicalmente ese presupuesto: no sólo prueba que no está claro qué es eso que llamamos "democracia", sino que sus mejores páginas aclaran también que ese desacuerdo, precisamente, es lo más democrático que hay. "No creo que exista consenso alguno, salvo el que pasa por dividir la noción misma", responde el francés Jacques Rancière.

El mismo Rancière ya publicó hace cinco años un libro, El odio a la democracia (Amorrortu), para señalar que buena parte del discurso dominante, al contrario de lo que ocurría antes de la caída del muro de Berlín, "donde había claramente democracia por un lado y totalitarismo por el otro", desconfía ahora de la misma democracia de la que se reclama. Para muchos intelectuales, "en todo el arco político, desde la derecha hasta la extrema izquierda", insiste Rancière ahora, la democracia es sólo "el reino del individuo formateado como consumidor".