10/1/11

Traición en Beirut

WikiLeaks descubre a los colaboradores de Israel en el gobierno libanés

Mike Whitney

“WikiLeaks confirmó otra sospechada relación, aunque nunca confirmada, entre Líbano e Israel. Los informes diplomáticos estadounidenses detallan las discusiones celebradas en 2008 entre el Ministro de Defensa libanés y varios funcionarios estadounidenses. El Ministro libanés discutía acerca de cómo Israel debía golpear objetivos claves de Hizbolá para conseguir inutilizar a la fuerza chií apoyada por Irán. El Ministro creía también que Israel podría eliminar a Hizbolá sin enfurecer al resto del Líbano si la lucha quedaba confinada a las zonas controladas por Hizbolá. También era importante no bombardear objetivos situados en las zonas cristianas libanesas.” “Lebanon Faces the Hidden Enemy” [Líbano descubre al enemigo oculto”], strategypage.com.

Arrecian los intentos de desestabilización de Líbano

Beirut, capital del Líbano

Juanlu González

De nuevo es necesario volver la mirada a Líbano. En ese pequeño país puede estar la llave de la estabilidad de Oriente Medio o, por el contrario, puede generarse en él la mecha que prenda un nuevo conflicto que haga estallar a toda la región. Algunas noticias y análisis apuntan, parafraseando a Ilan Pappe, a que ya suenan tambores de guerra en Israel. Incluso en algunos papeles de Wikileaks publicados por el diario noruego Aftenposten se habla de la preparación de una nueva guerra a gran escala que tendrá al menos dos escenarios: la franja de Gaza y Líbano.

Estados Unidos: Por qué la desigualdad importa


Ann Robertson & Bill Leumer

El paisaje social y económico norteamericano está cambiando rápidamente. Las desigualdades en la riqueza, que iniciaron su ascenso en la década de los años 80, se aceleraron en los 90. Ahora vuelan ya por encima de los gráficos, gracias en primer lugar a los recortes de impuestos introducidos por Bush II y, en segundo, debido a la reciente continuación por parte de Obama de esos recortes fiscales, más otros, lo que tiene como resultado quitarle a la clase trabajadora a y los pobres para dárselo a los ricos.

Nicholas Kristof, del New York Times, ofrece esta deprimente estadística: "Los directivos de las mayores empresas norteamericanas ganaban una media de 42 veces más que el trabajador medio en 1980, y 531 veces más en 2001. Quizás la estadística más asombrosa es esta: entre 1980 y 2005, más de cuatro quintos del aumento total de las rentas norteamericanas fueron a parar al 1% más rico" (6 de noviembre de 2010).

Después del intento de Golpe de Estado en Bielorrusia: ¡No pasarán!

Manifestaciones en Minsk, capital de Bielorrusia

Vadim Guiguin

Tras los sucesos del 19 de diciembre, sinceramente, me dieron ganas de escribir mis comentarios en caliente. Pero después de reflexionar, decidí reunir toda la información disponible, para extraer unas conclusiones más fundamentadas. Este es el resultado.

Lo que se ha venido llamando “desórdenes multitudinarios”, acaecidos en el centro de Minsk, no fueron otra cosa que un intento de golpe de estado.

Los hijos del uranio en Irak

Atrocidades que  causa el uranio "empobrecido"
Nazanín Amirian

De repente, el sol se enfrió. Las mujeres embarazadas parían hijos sin cabeza, y las cunas, avergonzadas, se refugiaban en las tumbas. Luego, los caminos se perdieron en la oscuridad: El sol había muerto”.

Es la escalofriante imagen de la desolación recitada por la poetisa Forugh Farrojzad, que describe el dolor de miles de hijos, madres y padres en Irak, Afganistán y las tierras de la antigua Yugoslavia; aquello que va más allá del sufrimiento “natural” causado por la barbarie de una guerra cualquiera.

Deformados, sin ojos o extremidades, así nacen los “niños del uranio”, ocultos tras las cenizas de los misiles, frutos del experimento con una nueva arma de destrucción masiva: el uranio empobrecido.
Este material fue utilizado por primera vez –que se sepa– en la Guerra del Golfo (1991), durante la cual aviones de EEUU lanzaron sobre los civiles iraquíes explosivos con una radioactividad equivalente a siete bombas de Hiroshima. Se descubrió entonces un cuadro de enfermedades desconocido, apodado Síndrome del Golfo, en los veteranos angloestadounidenses y sus hijos, que venían al mundo con severas malformaciones. Los mismos síntomas detectados más tarde en Yugoslavia y Afganistán tras bombardeos de la OTAN.

El uranio empobrecido se utiliza para revestir los tanques y los proyectiles, por su densidad y capacidad de perforar hasta rocas. Se polvoriza al impactar contra el objetivo, contamina aire, agua y tierra y permanece incrustado en los genes de todo ser vivo durante generaciones. Así, nadie olvidará la lección. Se trata de un desecho radiactivo derivado de la producción del combustible de los reactores atómicos, cedido gratis por las empresas nucleares a la industria militar para así ahorrarse los costes del almacenamiento. Los cementerios nucleares serán los países invadidos.

Lejos de ser un daño colateral, los pueblos son el principal objetivo del uso de esta arma. Al convertirlos en incapacitados, se garantiza un dominio prolongado sobre ellos y sus tierras. De este modo, usan una arma nuclear disfrazada de convencional ante una Justicia internacional que centra su mirada en minúsculos dictadores, desviando la atención pública del terrorismo de Estado de los señores de las grandes guerras genocidas.

Fuente: Diario “Público”, Madrid - http://blogs.publico.es/puntoyseguido/113/hijos-del-uranio/

Datos sobre Aram Ilich Jachaturián

Arshile Gorky (Armenia) Cascada

 Aram Ilich Jachaturián, (Tiflis (Georgia), 6 de junio de 1903 - Moscú, 1 de mayo de 1978), fue un compositor soviético de origen armenio. Frecuentemente se cita en textos en castellano con su apellido transcrito al modo sajón (Khachaturian) o francés (Khatchatourian).

Su padre, Aram Jachaturián Eguia, dejó su país de origen, Armenia, hacia 1870, estableciéndose en Tiflis como encuadernador. Aram fue el más pequeño de los cinco hermanos y empezó a desarrollar su gusto por la música oyendo canturrear a su madre y escuchando a los músicos callejeros.

Más tarde, (1912-1921) en el pensionado, empezó sus estudios de piano a los que dedicó dos años, después se decantó por la carrera de ciencias económicas pero prosiguió estudiando piano de manera autónoma.

La primavera tunecina

En los últimos doce días, las calles de Túnez han sido escenario de enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de represión. La causa directa del estallido de estos eventos es la solidaridad mostrada por las masas con un joven que se inmoló en la ciudad de Sidi el Bouzidon el 17 de diciembre. Después de este incidente, otro joven (Hussein Falahi) se suicidó saltando desde una torre de electricidad para protestar en contra de su desempleo. Después de esto, un tercer hombre joven, de 34 años, se suicidó arrojándose a un pozo en la región de Gdir. Estos actos reflejan la profunda frustración que experimentan los jóvenes tunecinos.

El joven Muhammad Bouazizi, de 26 años de edad, que es un graduado desempleado, se quemó en protesta contra la confiscación de su pequeño puesto de frutas, con el pretexto de vender sin licencia.

La metamorfosis de Silvio Berlusconi, hombre de emergencia

Silvio Berlusconi por Baptistao (Brasil)

Ilvo Diamanti

La prueba parlamentaria del 14 de diciembre no le ha garantizado la confianza al gobierno. Si acaso, la no desconfianza. Por eso no ha producido cambios significativos en el clima de opinión. Todo ha seguido, poco más o menos, como antes, en la escena política. Inestable e incierta, sin un guión que dirija las opciones de los actores. Ni siquiera una línea argumental para improvisar libremente. Esta crisis, toda ella dentro de la mayoría, no le ha devuelto legitimación ni consenso al liderazgo de Silvio Berlusconi. Entre los electores, en el centroderecha y, en el fondo, en el sistema político italiano. Donde prevalece y persiste un gran sentido de precariedad. Lo que constituye una novedad en la biografía política de Berlusconi. Jalonada de numerosos "desafíos" de la vida. Y de la muerte (política). Puntualmente vencidos.

Dieciséis años transcurridos desafiando al sistema político italiano, después de haberlo modelado a su propia imagen y semejanza. El muro de Berlín substituido por el de Arcore.[1] Que ha dividido nuestro pequeño mundo en dos. Entre berlusconismo y comunismo. O simétricamente: entre antiberlusconismo y anticomunismo (sin el comunismo). Una lucha altamente personalizada, exaltada por los medios. Buscada y en cualquier caso explotada por el protagonista. En el centro de cada sentimiento y de cada resentimiento. Él, el verdadero cemento cultural e ideológico de nuestro tiempo. Sin ideología y sin tiempo. Sin futuro. Silvio Berlusconi no es el Hombre de la Providencia sino el de la Emergencia. Porque la Providencia regula los acontecimientos dirigidos al futuro (previsto por Dios).