9/1/11

Paul Krugman: El mundo finito



El barril de petróleo vuelve a estar por encima de los 90 dólares. El cobre y el algodón han alcanzado máximos históricos y, en general, los precios de las materias primas mundiales han aumentado un 25% en los últimos seis meses.

Entonces, ¿qué significa este repentino aumento? ¿Se ha desbocado la especulación? ¿Es consecuencia de la creación excesiva de dinero o es el anuncio de una inflación desenfrenada a la vuelta de la esquina? No y no.

Lo que nos están diciendo los mercados de materias primas es que vivimos en un mundo finito, en el que el rápido crecimiento de las economías emergentes está ejerciendo presión sobre las limitadas reservas de materias primas, lo que hace aumentar sus precios. Y EE UU, en buena medida, no es más que un espectador en esta historia.

Algunos antecedentes: la última vez que los precios del petróleo y de otras materias primas estuvieron tan altos, hace dos años y medio, muchos analistas atribuyeron el repunte de los precios a una anomalía causada por los especuladores. Y la caída en picado de los precios de las materias primas en la segunda mitad de 2008 pareció darles la razón.

Crisis neoliberal y sufrimiento humano

Foto: Leonardo Boff

Se volvió a oír de nuevo la frase de 1968 que rezaba: «metro, trabajo, cama», actualizándola ahora como «metro, trabajo, tumba».

Leonardo Boff 

El balance que hago de 2010 va a ser diferente. Pongo énfasis en un dato poco señalado en los análisis: el inmenso sufrimiento humano, la desestructuración subjetiva, especialmente de los asalariados, debido a la reorganización económico-financiera mundial.

Hace mucho que se operó la «gran transformación» (Polanyi), colocando la economía como el eje articulador de toda la vida social, subordinando la política y anulando la ética.

La Dialéctica y las revoluciones de América Latina


Eugene Gogol

El poder de la negatividad: Escritos sobre la dialéctica en Hegel y Marx,
Raya Dunayevskaya,
Juan Pablos Editor - México, 2010.

Hoy en día, ninguna región del mundo como América Latina ha exigido y ha implementado cambios sociales tan profundos. Desde Chiapas y Oaxaca en México, hasta Venezuela y Bolivia; desde Brasil y Argentina, hasta los movimientos indígenas en Ecuador y Colombia, ha habido llamadas y acciones por Otro Mundo, otro sistema político-económico. Sin embargo, con toda esta actividad desde abajo y los cambios políticos acaecidos por arriba, ha habido carencias de debates con seriedad sobre la dialéctica y su relación con los procesos revolucionarios del continente. La dialéctica, en ocasiones ha sido tratada como un idealismo abstracto, bien de origen europeo (Hegel), o como una “aplicación” materialista (Marx), que ha agotado su razón-de-ser en la sociedad “postmoderna”.

No obstante, se han sucedido una serie de pensadores-activistas, quienes, al enfrentar situaciones de revolución y contrarrevolución durante el siglo XX, encontraron en la dialéctica una ayuda crítica.

Carlos Marx y Federico Engels: Textos Escogidos



Selección e introducción de María del Carmen Ariet y Jacinto Valdés-Dapena
Colección Biblioteca Marxista

En una selección como la que entregamos al lector, es ineludible dejar esclarecidos la correlación entre la génesis y la formación del marxismo, la relación binómica entre Marx y Engels, los compromisos políticos, las confrontaciones polémicas con corrientes y pensadores de su época y, sobre todo, el camino recorrido para alcanzar una teoría en permanente transformación, más allá de subvaloraciones etapistas y sobreestimaciones que se han hecho de algunos de sus textos imprescindibles.

Muchos años, excesos, retrocesos y decantaciones tendrían que sucederse para poder conocer en su total dimensión el legado de los fundadores del marxismo. La presente selección se encuentra marcada por los principios de apego a la verdad histórica, de respeto y admiración por una obra que tenazmente persiste a pesar de sus detractores.

Sobre los compiladores

María del Carmen Ariet 
Licenciada en Sociología, Doctora en Ciencias Históricas, investigadora y profesora titular, es la coordinadora científica del Centro de Estudios Che Guevara y del proyecto editorial dedicado a la vida y obra de Che, en colaboración con la editorial Ocean Sur. También asesora la cátedra Che Guevara de la Universidad de La Habana e integra la comisión de categorías científicas de la especialidad de Sociología del Ministerio de la Enseñanza Superior de Cuba. Ha publicado diversos artículos especializados sobre el Che, y varios libros entre los que figura El Pensamiento Político de Ernesto Che Guevara.

Jacinto Valdés-Dapena 
Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas en la Escuela de Letras y de Arte de la Universidad de La Habana. Es profesor e investigador titular y doctor en Ciencias Jurídicas. Tiene una larga experiencia docente y de investigación en el campo de la filosofía. Ha sido traductor científico técnico de inglés, alemán y checo en la Academia de Ciencias de Cuba. Es autor de varios libros sobre temas de su especialidad.

Acerca del término romano de provincia. Situación colonial de las Islas Canarias

[Pulsar en el mapa para ampliar]

José I. Díaz 

No será la primera ni última vez en que lea en la prensa colonial canaria, el uso de dicho término en boca de algunos intelectos canarios programados por el sistema educativo metropolitano que impera en esta su última colonia ultra periférica, cuando los mismos hacen referencia a la ex provincia del Sahara, criticando el abandono y entrega de dichos territorios por parte de sus colonizadores españoles.

Como si dicha ex provincia africana hubiera formado alguna vez parte del contexto geográfico del Estado Español, como sucede con otros pueblos ibéricos, llámese Galizia, Catalunya o Euzkadi. Nada más lejos de la realidad como podrán comprobar a continuación.

El Imperio Romano utilizó dicho término de provincia, para diferenciarlos de una república en la que el gobierno federal preside todos los estados que integran y están sujetos a una administración uniformes. Algunas de sus colonias denominadas provincias, se habían convertido en parte del Imperio Romano, por sus alianzas voluntarias y otras por conquistas, por lo que a medida que dicho imperio invadía y colonizaba otras naciones, las mismas pasaban a ser tributarias, lo mismito que sucede desde hace siglos con Canarias. En la que su maquinaria gubernamental se convertía estomáticamente en un sistema provincialista, como sucedió por último en la ex colonia española del Sahara.

Karl Marx, lector anómalo de Spinoza - VII

 Karl Marx por Baptistao (Brasil)

Nicolás González Varela  /  Especial para Gramscimanía

“Los héroes intelectuales de la Moral: Kant, Fichte y Spinoza”: Karl Marx, “Bemerkungen über die neue preußische Zensurinstruktion”, 1842

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. ¿Es evidente que el joven Marx hacia 1840 estaba plenamente influenciado no sólo por la Filosofía de la Autoconciencia de Bruno Bauer, el cual ejerce, junto con Aristóteles, Kant, Fichte y Hegel, un notable y comprensiva fascinación, sino de manera profunda y extensa por muchas tesis del subversivo Spinoza? La respuesta es plenamente afirmativa, como veremos. En abril de 1840 su amigo del DoktorKlub, Karl Friedrich Köppen, del que ya hablamos anteriormente, publica un vibrante Schmähschrift de combate titulado Friedrich der Grosse und seine Widersacher. Ein Jubelschrift (“Federico El Grande y sus opositores. Un escrito de jubileo”): el phampletestaba personalemnte dedicado “a mi amigo Karl Marx de Treveris”.2

Zygmunt Bauman: La vida en tiempo prestado


Maciek Wisniewsky

El 19 de noviembre de 2010, Zygmunt Bauman, uno de los más influyentes teóricos y analistas sociales de nuestros tiempos, cumplió ochenta y cinco años. Autor de más de cincuenta libros, Bauman ha escrito sobre asuntos tan diversos como la modernidad y sus modalidades, el Holocausto, la libertad, la ética, la seguridad, el trabajo, el socialismo, el consumismo, las estrategias de vida, identidad, globalización, pobreza, miedo, Europa, amor, masculinidad, etcétera.

Bauman sostiene que para que un análisis tenga valor, siempre tiene que ser resultado de la propia vivencia, y de hecho cada uno de los temas de su interés los ha experimentado directa o indirectamente durante una ya larga vida que ha abarcado eventos como la Gran Depresión, el auge de los totalitarismos, la época dorada del capitalismo, el ocaso de la sociedad de productores y su paso hacia la de consumidores, hasta la reciente crisis financiera. Su trabajo ha sido galardonado, entre otros, con los premios Theodor W. Adorno en 1998 y más recientemente el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2010. A pesar de sus años, no piensa descansar: cada año publica dos o tres libros, escribe ensayos, artículos de prensa, prepara generosos prólogos a libros de otros autores y se mantiene en contacto con la vida académica.

La intifada tunecina

Vista panorámica de Túnez, la capital
Corinne Quentin

A partir de que un joven parado, el 17 de diciembre, se inmolara dándose fuego, se desarrolla en Túnez la revuelta más importante desde los “motines del pan” de 1984.

La Intifada tunecina ha nacido en un contexto de pauperización de la población y de paro de la juventud, particularmente la diplomada. Frente a ello, una primera reacción ha sido la huida hacia la emigración, y para destinos muy expresivos, pues Argelia se ha convertido en una tierra de exilio económico para ciertas poblaciones fronterizas. Una segunda consecuencia ha sido el suicidio de jóvenes parados algunos de ellos por inmolación (once suicidios de parados solo en la ciudad de Bousalem en 2010). Una tercera ha sido un ascenso de las luchas obreras, con un pico de huelgas en marzo pasado y revueltas por el empleo y contra el paro. Estas últimas han sacudido en particular de enero a junio de 2008 la región de la cuenca minera de Gafsa-Redeyef y, en 2010, la ciudad de La Skhira así como la región de Ben Guerdane.

Australia: ¿Desastre natural o crónica de una muerte anunciada?


Robert Austin

Australia goza de una triple identidad geográfica: es isla, país y continente a la vez. Tras la desposesión rotunda de sus pueblos originarios milenarios entre su “descubrimiento” europeo en 1788 y su federación como miembro del imperio británico en 1901, emergieron 8 Estados: Queensland (QLD, por su sigla en inglés), Nueva Gales del Sur (NSW), el Territorio Australiano Capitalino (ACT), Victoria (VIC), y Tasmania (TAS) en el este; Sud Australia (SA) y el Territorio Norteño (NT) en el centro; y Australia de Oeste (WA) como el único Estado occidental, ocupando un tercio del continente.


Las mayores lluvias desde que se comenzó a grabar cifras en el siglo XIX, unidas con las peores inundaciones en los últimos 100 años, no sólo confirman los profundos cambios climáticas producidas a través del planeta por el capitalismo salvaje. También ponen de relieve la crisis estructural del aguacil de policía nombrado por el imperio para regir en la Oceanía: un “estado de excepción” y “caso ejemplar de buen manejo económico” frente a la crisis económica global, según el gobierno precario laborista (ver http://www.rebelion.org/noticia.php?id=111830 ); y un emblemático caso de la bancarrota del capitalismo avanzado según sus críticos.

Los dos Estados más al nordeste, NSW y especialmente QLD, han sufrido la gran mayoría de los daños durante esta segunda ola de lluvias torrenciales e inundaciones catastróficas en 12 meses, a partir de diciembre de 2010. Pero el desastre tiene impacto nacional y regional, a través de la Oceanía. En este momento se calcula que el área total del país inundado es más grande que Francia y Alemania juntas; sin referirse a menores inundaciones en la pequeña industria agrícola centrada en Gascoyne (WA), a finales de diciembre. El Estado más afectado es QLD, en particular su sureste, siendo su región mas poblada. Han muerto 11 personas desde comienzos de diciembre, en comparación con una cifra de 3 muertos en total en los otros 4 estados del este. Se calcula una cuenta de reconstrucción al borde de unos 6 billones de dólares estadounidenses, sin que las inundaciones hayan terminadas. Unas 200.000 personas se han quedado sin casa; la industria de las minas de carbón está paralizada, como la minera de oro y otros metales más al norte, junto con sectores importantes de la agroindustria. En términos relativos, tomando en cuenta que el PIB estadunidense es unas 15 veces más que el PIB australiano, las consecuencias prácticas en el terreno parecen acercarse a un Huracán Katrina.

La ciudad y puerto costeño de Rockhampton y los pueblos de Theodore, St. George y Condamine han sido evacuados. Han aparecido culebras venenosas en cantidades asombrosas, navegando las calles principales que se han convertido en canales; éstas entran a las casas antes de que la gente pueda evacuarlas. Una mosca negra, mutante poco conocido en Australia, ha emergido de las tierras inundadas con un veneno irritante y aún sin investigar; los mosquitos se han incubado en cantidades de plaga. Según en criador de cocodrilos en Rockhampton, ya hay peligro de que la especie de agua salada entre las ciudades y pueblos buscando comida, porque las inundaciones destrozan su fuente normal de alimentación (ver http://www.abc.net.au/news/stories/2011/01/09/3109045.htm ).

Los hospitales públicos en la zona afectada han estado obligados a evacuar a sus pacientes por helicóptero a las ciudades principales no afectadas, donde los hospitales más grandes padecen una crisis permanente por falta de recursos. Para los empresarios, bancas de tierra alredor de sus propiedades a costa de 20.000 dólares por unidad. Para los trabajadores, la ruina económica, agua contaminada, y la amenaza de enfermedades tropicales y respiratorias. Falta conocer el resultado de las investigaciones clínicas de mediano y largo plazo. Incuso, según el pronóstico del buró nacional de meteorología, los diluvios continuarán sin cesar para al menos una semana más (50-100 milímetros por día); y hay unos 15 ríos en QLD sujetos a una advertencia de mayor inundación: ver http://www.bom.gov.au/qld/

Cabe destacar la situación en que se encuentran los pueblos originarios; mejor calificada como un desastre colonialista permanente. A partir de la colonización europea del continente, han sido sometidos a la sistemática destrucción de sus sociedades, y su remplazo por un explotación de tal magnitud que la ONU típicamente los califica como parte del Tercer Mundo. Su hogares son de construcción frágil, espacialmente asfixiante, y en general sin seguro de propiedad por falta de ingresos adecuados. Padecen de malnutrición, enfermedades crónicas y prematuras (como diabetes, pulmonía, enfermedades cardiacas); la cifra más alta del suicidio de adolescentes en el país; y una expectativa de vida 7 años menor que el resto de la sociedad para las mujeres, y unos 17 años menos para los hombres. Incluso se asemeja a la diferencia entre la expectativa de vida de un afro-estadounidense y un afro-cubano (59 frente a 79 años). Según uno de sus líderes, el académico socialista Samuel Watson, muchos habrán perdido todo en las inundaciones. Por su situación socioeconómica al fondo del sistema de clases, abandonados por el Estado que ha destruido su base tradicional, se recuperarán por la vía más complicada y dolorosa de todo el país. Tan comprensiva ha sido la negligencia de los gobiernos nacional y estatales, que la organización humanitaria internacional World Vision, cuya misión se realiza normalmente en Asia, África y América Latina, se ha visto obligada a intervenir para que los pueblos originarios Murray y Koori del noreste no estén completamente abandonados, en este país de tantas riquezas de todo tipo; pero en cuanto a sus instituciones legales y cívicas, más los partidos políticos hegemónicos y economía política, racista hasta la médula.

La fuente directa de las inundaciones ha sido la subida del nivel de las aguas en los principales ríos del país, entre 9,5 y 16,2 metros sobre sus niveles normales, a consecuencia de un mes de diluvios prácticamente ininterrumpidos. Situación que pone de relieve la sistemática falta de preparación para tales desastres por parte del Estado. Casi todos los ríos grandes del país, que alimentan las tierras agrícolas más fecundas, comienzan en el extremo norte de QLD y desembocan en el extremo sur del país, haciendo un viaje de unos 2.000 -3.000 kilómetros. Atraviesan las selvas tropicales para constituirse en las arterias vitales de la gran mayoría de la población nacional, que habita la costa del este y las capitales de Brisbane, Sydney, Canberra y Melbourne. Los ríos Barcoo, Thompson, Warrego, Diamantina, Barwon y Condamine tienen su origen en QLD, pero terminan en Victoria y SA, irrigando la canasta alimentaria nacional en su camino. Cuando las lluvias no ocurren, sequía (el efecto “el niño”); como ha afligida a gran parte del este durante los últimos 3 años. Al otro extremo, “la niña”, el fenómeno climático que comenzó a imponerse con una primera ronda de lluvias torrenciales e inundaciones en marzo del 2010, y que vuelve en forma más concentrada y prolongada ahora.

Sin embargo, por más que las corporaciones mediáticas globales dibujen el desastre como “tragedia humana”, lo cual sin duda tiene mérito, evitan cabalmente entrar en las causas estructurales e históricas de una derrota socioeconómica cuyas causas residen en el domino de la agricultura por monopolios transnacionales, la falta de una política nacional para revitalizar a los ríos y parar su súper explotación por la agroindustria, la negligencia sistemática de los gobiernos por la salud y bienestar de los pueblos originarios, y la declinación de los sueldos y consecuente empobrecimiento de los campesinos y la fuerza laboral rural.

Brevísima reseña histórica de QLD

Vale ubicar a este Estado norteño, el más grande del este de la isla, en su contexto histórico. La mayoría de los pueblos coloniales australianos eran irlandeses, prisioneros políticos de su tierra ocupada y rebeldes en contra de los conquistadores ingleses. La realidad colonial, especialmente en QLD, vio insurrecciones anticoloniales coordinadas entre pueblos autóctonos y convictos escapados. El diario principal del Estado, The Courier Mail , vocero del imperio global mediático de Rupert Murdoch a partir de los 1980, se ha destacado desde su fundación a mediados del siglo XIX por un acérrimo racismo. Hasta los años 1930, pontificó a favor de un programa de exterminio de cualquier pueblo autóctono que rehusó su re-ubicación desde tierras ancestrales a lugares que no tenían depósitos de los minerales codiciados por los colonos. Incluso abogó por un premio por cada cabeza de un indígena presentada al gobierno, proveniente de dichas tierras. Luego patrocinó la “civilización” de los pueblos autóctonos —unos 200 al inicio de la ocupación colonial en 1788— por su asimilación en la sociedad dominante vía la escolarización primaria, su empleo como ganaderos en las grandes haciendas, y por quitarles sus hijos e hijas para entregar a familias blancas como sirvientes: en efecto, esclavos. Uno de los primeros actos del primer ministro Rudd fue presentar una apología al inicio del año 2008 a este grupo, conocido como “Las Generaciones Robadas”.

Ganó fama como Estado más derechista del país cuando, durante la Segunda Guerra Mundial, fue objeto de un gran plan de sectores de la burguesía para dividir el país en dos, entregando los Estados de Queensland, el Territorio Norteño, y la mitad norteña de Australia del Oeste al imperio japonés. Dicho plan, conocido como “La Línea Brisbane” y acelerado tras el ataque de submarinos japoneses al puerto de Sydney en 1942, llegó al borde de la implementación antes de estar descubierto y suprimido por sectores constitucionalistas de las fuerzas armadas y los partidos de Izquierda. El impacto que podría haber tenido en la contribución nacional a la Gran Guerra Antifascista (así se conoce la Segunda Guerra Mundial en Australia), es difícil calcular pero sin duda mayor. Habría que fijarse, por ejemplo, y el entonces inevitable bloqueo del abastecimiento de recursos guerreros para la mitad sureña, y su capacidad de seguir apoyando la lucha antifascista en casi todo el mundo. (Ver Cottle, D, “The Brisbane Line: an episode in capital history”, en Journal of Austraian Studies , V. 29, Nº 20, 2001, pp. 113-201).

El gobierno laborista que presidió en QLD durante las décadas de los 1940 y 1950 no construyó ni un sólo colegio secundario estatal, a pesar de la explosión numérica de la población después de la Segunda Guerra Mundial. Dada la trayectoria histórica arriba resumida, hay cierta lógica (por cierto nefasta) en concluir por recordar que el gobierno minoritario del premier Bjelke-Petersen del Partido Nacional, impuso el estado de sitio para facilitar la visita del equipo blanco sudafricano de rugby en 1971, rompiendo el bloqueo olímpico y deteniendo a cientos de manifestantes antiracistas. Ningún otro Estado impuso la ley marcial; y el mismo año el movimiento nacional anti-apartheid logró la exclusión permanente de equipos de deporte sudafricanos seleccionados a base de color.

Durante 3 décadas los 5 Estados sureños (NSW, SA, ACT, VIC, TAS) han observado el ahorro de luz natural por 6 meses, de octubre a marzo. WA hizo una prueba de 2006-2009. Solamente QLD y la NT no lo han introducido. Hay un chiste institucionalizado por viajeros de los 5 Estados sureños sobre las risas en la cabina de los aviones al cruzar la frontera con QLD. Al anunciar el piloto que hay que atrasar los relojes en una hora, los sureños responden: “¡y las vidas en 30 años!” Otra variante es: “¡QLD: una hora y 30 años atrasado!” Reflejando la penetración de la ideología racista hasta sectores de la Izquierda, la respuesta común es que los sureños son “mexicanos”, pronunciada con el prejuicio colonial de los inventores del dicho: “Los españoles son europeos fracasados; y los mexicanos son españoles fracasados.” Recordemos que Palm Island (Isla Palmera) en el territorio de QLD, en que residen las comunidades Manbarra y Bwgcolman, fue durante décadas una isla-cárcel, y sólo recibió su propio consejo territorial en 1987. Tras la ejecución policiaca de un joven aborigen Mulrunji Doomadgee en la misma isla en 2004, el policía blanco Chris Hurley confesó haberlo matado, pero el sistema capitalista judicial lo perdonó; tras un licencia de 2 años con salario completo, financiado por el tesoro estatal, fue promovido del rango de policía mayor en una isla remota a inspector en la Costa de Oro. Su gremio le otorgó una medalla. Mientras tanto, el líder aborigen de la protesta que explotó tras la ejecución, Lex Wooton, fue sentenciada a 6 años en la cárcel por supuesta “incitación a asonada”, dictada por un jurado de composición enteramente blanca, a pocos kilómetros de la isla. Ver http://www.socialist-alliance.org/page.php?page=805

Implicancias allende de los eventos

Las dimensiones socioeconómicas de este desastre natural lo sitúan dentro de los mayores de Australia durante los últimos 100 años, salvo las dos Guerras Mundiales. Han puesto de relieve en este país capitalista desarrollado varios rasgos que simultáneamente y en su conjunto deberían contribuir al proceso del re-despertar de las organizaciones populares ya en marcha.

Primero, han subrayado la permanente inseguridad del Estado, plagado por incesantes promesas de seguridad nacional (y alimentaria, económica, de los cielos, del mar, de los ríos, del agua, además de cualquier tema del momento); y su incapacidad de resolver los mismos desastres generados por la lógica del propio sistema capitalista. Segundo, como manifestación del primero, está el sometimiento de los damnificados a procesos de rescate tardíos e inadecuados, puntuados por la falta de recursos económicos fiscales para la reconstrucción de hogares y negocios pequeños, mientras las agro-industrias gozan de grandes subvenciones estatales para preservar su rentabilidad. Tercero, las inundaciones presagian otra crisis del medio ambiente, dada la cantidad de agua contaminada por químicos y bacterias de todo tipo, destinada a desembocar inevitablemente encima de la Gran Barrera de Coral en QLD, una de las siete maravillas del mundo y centro de su industria turística.

Cuarto, se ha demostrado una vez más la incompetencia de la educación pública y cívica en materia de preparar la población para los desastres naturales, rasgo tan permanente como los extremos climáticos del país. Profundiza la desigualdad entre aborigen y caucáseo, entre los géneros, entre las clases sociales, entre capital y provincia, entre trabajador metropolitano y rural, entre los de abajo y los de los cerros. Vale recordar los 200 muertos debidos a los incendios en distintas aldeas en Victoria hace sólo 2 años, a causa no del mismo incendio sino de la falta de un plan apto para la evacuación. Incluso, en el auge de los incendios, la directora de los Servicios de Emergencia (SES) Christine Nixon, se ausentó del centro de comando del SES por varias horas, cenando en un restaurante exclusivo, sin responder a su celular. La policía calculó que unas 40 personas murieron en ese lapso, a causa directa de los incendios. Ver http://www.theage.com.au/victoria/nixon-hits-back-at-disgraceful-black-saturday-claims-20100414-saxh.html

Cinco, está la cínica explotación de tales desastres por las empresas multinacionales, quienes alzan de inmediato los precios de los combustibles y artículos perecederos a pesar de la abundancia de reservas. De hecho, las tres grandes cadenas de supermercado (Coles, Woolworths, IGA) tienen un sistema nacional y regional de refrigeración y preservación para tales productos, capaz de abastecer a la población para al menos 6 meses. Es decir, se inventa la escasez como pretexto para un guerra fría económica contra el pueblo.

Sexto, el desastre acentúa el abuso legal de los trabajadores por las corporaciones globales de seguros de hogar, de vida, de locomoción y de bienes, por insertar cláusulas en letra microscópica, facilitando su abrogación de responsabilidad para eventos como inundaciones, cuando éstas estén declaradas un “desastre oficial” por el Estado. En medio de la escolarización estupefaciente, cuesta poco que los vendedores del seguro persuadan a los firmantes que confíen en sus promesas comerciales vacíos.

Según la Comisión Australiana de Emisión (ABC), fuente estatal televisiva y radial, los soldados comenzaron hace unos días a repartir alimentos por helicóptero. La transmisión en vivo de las asombrosas imágenes (verhttp://www.abc.net.au/local/stories/2011/01/04/3106313.htm ) exige del Estado al menos la apariencia de buenas intenciones, aunque la protesta popular haya sido suave y tarde. El sistema de clases se manifiesta esta vez por la crónica falta de preparación y medidas protectoras por los gobiernos estatales y nacional. Pero también el desastre destaca la necesidad de la organización y autosuficiencia popular.

El doctor Robert Austin es catedrático, Escuela de Estudios Históricos, Universidad de Melbourne
http://history.unimelb.edu.au/about/staff/fellows/austin.html

Krzysztof Kieslowski como un Cyber-artista


Slavoj Žižek

Una nueva “experiencia de vida” parece estar hoy en el aire, la percepción de una nueva vida hace  estallar  la  forma  de  la  narrativa  lineal  centrada,  que  presenta  la  vida  como  un  flujo multiforme; hasta en el dominio de las ciencias “duras” (física cuántica y su interpretación de la Realidad Múltiple;  neo-darwinismo)  parecemos obsesionados con la idea de las oportunidades perdidas (*) de la vida y por las versiones alternativas de la realidad. Quiero citar aquí la cruda formulación  de  Stephen  Jay  Gould  que  utiliza  precisamente  la  metáfora  cinematográfica: “Rebobinen la película de la vida y háganla correr  de nuevo.  La historia de la evolución será totalmente diferente” [1].: Krzysztof Kieslowski.

Esta percepción de nuestra realidad como una de las tantas posibles, inclusive con frecuencia no la mas probable, resulta de una situación “abierta”; esta noción de que otros posibles resultados no son simplemente cancelados sino que continúan rondando nuestra “verdadera” realidad como un espectro de lo que podría haber sucedido, confiriendo a nuestra realidad el estatuto de extrema fragilidad y contingencia, implícitamente en choque con las formas predominantes de narrativa “lineal” de nuestra literatura y cine, parecen apelar a un nuevo medium artístico en el cual no serian un exceso excéntrico, sino su modo “adecuado” de funcionamiento.

Zygmunt Bauman, un transeúnte irlandés

Henryk Stażewski (Polonia) Grande

Maciek Wisniewsky

Este es un diálogo con Zygmunt Bauman, sociólogo polaco, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010, sobre la esperanza, pesimismo, optimismo y la suerte de Europa. Retratado a menudo –también por sí mismo–, como un pesimista, Bauman logra combinar el escepticismo del análisis con un optimismo de la acción; renuente a hacer predicciones, jamás ha renunciado a la esperanza. Vivir sin esperanza en estos “tiempos oscuros”, como los llamó Hannah Arendt, –dice Bauman– es difícil; e igualmente es difícil vivir con una esperanza no anclada, no atada a un tiempo y un lugar determinado. Es como vivir con espíritu sin cuerpo. Además: la gente no le deja a uno quedarse con su esperanza tan vaporosa, pregunta e insiste: “¿en qué apoyas tu esperanza?”, “¿qué pruebas tienes para respaldarla?” Bauman, nacido en 1925 en Poznań, en Polonia, en 1968 y a consecuencia de una campaña nacionalista y antisemita se vio obligado –junto con otros miles polacos de raíces judías–a abandonar el país.

Zygmunt Bauman, la Modernidad y la Nueva Relación entre el Espacio y el Tiempo


"...un rasgo de la vida moderna y de sus puestas en escena sobresale particularmente, como "diferencia que hace toda la diferencia", como atributo crucial del que derivan todas las demás características. Ese atributo es el cambio en la relación entre espacio y tiempo.La modernidad empieza cuando el espacio y el tiempo se separan de la práctica vital y entre sí, y pueden ser teorizados como categorías de estrategia y acción mutuamente independientes, cuando dejan de ser –como solían serlo en los siglos premodernos, aspectos entrelazados y apenas discernibles de la experiencia viva, unidos por una relación de correspondencia estable y aparentemente invulnerable. En la modernidad, el tiempo tiene historia, gracias a su "capacidad de contención" que se amplía permanentemente: la prolongación de los tramos de espacio que las unidades de tiempo permiten "pasar", "cruzar", "cubrir" ... o conquistar. El tiempo adquiere historia cuando la velocidad de movimiento a través del espacio (a diferencia del espacio eminentemente inflexible, que no puede ser ampliado ni reducido) se convierte en una cuestión de ingenio, imaginación y recursos humanos..."

Zygmunt Bauman, Modernidad Líquida, 2000

La resurrección crítica de Daniel Bensaïd

Foto: Daniel Bensaïd

Andrés Pérez

Hace sólo un año fallecía el filósofo francés Daniel Bensaïd, histórico del trotskismo del siglo XX y motor intelectual de la nueva radicalidad en los primeros pasos del XXI. Para acabar de rellenar el "extraño vacío" en palabras del editor Eric Hazan que ha dejado este pensador, varios actos están en preparación en Francia. Y muchas publicaciones y traducciones al español listas para publicarse en 2011. Nada de celebraciones solemnes. Sí más pensamiento y acción.

Las Ediciones La Fabrique, pequeña casa insurreccional y editorial parisina de Eric Hazan, acaba de sacar Todo es aún posible, provocador título escogido por el editor y el autor, el periodista y realizador Fred Hilgemann, para las últimas entrevistas y encuentros con Bensaïd.

España: El Régimen se tambalea... y lo peor está por venir!

Salvador Dalí / Canibalismo en otoño

Amadeo Martínez Inglés

El país arruinado (con una deuda autonómica de 108.000 millones de euros, el 10% del PIB y una deuda soberana de 600.000 millones, rayana ya en el 60% de la riqueza nacional); en estado de alarma preventiva para que los tour operadores foráneos no se nos enfaden; con los centros y las torres de control aéreo bajo mando militar (algo que ni Franco se atrevió a hacer); con más de cuatro millones y medio de parados, seiscientos mil de ellos sin recibir ya ningún tipo de prestación; con diez millones de pobres de solemnidad, de los cuales un millón y medio no reciben un solo euro en sus misérrimas cuentas; con dos millones largos de niños insuficientemente alimentados e inadecuadamente educados; con la inflación repuntando de nuevo en medio de la crisis; con la inmensa mayoría de los ciudadanos hasta la coronilla y muchos de ellos ya sin casa y sin poder comer; con Caritas (el antiguo Auxilio Social del franquismo) teniendo que multiplicar a diario los panes y los peces para que puedan subsistir un millón de indigentes; con los sindicatos de nuevo en la calle y blandiendo el hacha de guerra (esta vez sí) contra el golpe de mano de Zapatero retrasando la edad de jubilación a los 67 años.

2011: Una distopía feliz

Paul Klee (Alemania) Metrópolis
Chris Hedges

Las dos grandes visiones sobre distopías futuras han sido “1984”, de George Orwell, y “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley. El debate existente entre quienes observaban nuestro deslizamiento hacia el totalitarismo de las corporaciones giraba en torno a quién de los dos escritores tenía razón. ¿Viviríamos dominados, como escribió Orwell, por una vigilancia represiva y un estado de seguridad que utilizaría formas de control brutales y violentas? ¿O, como Huxley imaginó, nos sentiríamos fascinados por el entretenimiento y el espectáculo, cautivos de la tecnología y seducidos por un derroche consumista que envolvería nuestra propia opresión? Pues ha resultado que ambos, Orwell y Huxley, tenían razón. Huxley fue capaz de imaginar la primera fase de nuestra esclavitud. Orwell la segunda.

Datos sobre Diego Rivera

Foto: Diego Rivera y Frida Kahlo
Diego Rivera / Festival de las flores
Diego Rivera, pintor mexicano (Guajanato, 8 de Diciembre de 1886-Ciudad de Mexico, 24 de Noviembre de 1957). Inició su formación académica estudiando en la Academia de Bellas Artes de San Carlos en su país natal hasta 1902. Posteriormente tras presentar su primera exposición en 1907, obtiene una beca concedida por el gobernador de Veracruz que le permite proseguir ampliando sus horizontes artísticos en tierras españolas.

Ingresa de esta manera en la escuela de San Fernando de Madrid y recibe enseñanza en el taller del afamado Eduardo Chicharro, entrando en contacto con la pintura realista nacional (fundamental en la configuración de su estilo). Terminada su estancia en la capital madrileña, se traslada a París donde permaneció por un prolongado tiempo ya que estuvo instalado en la ciudad durante más de una década (1909-1921) y sucumbió ante la poderosa eclosión de las vanguardias. Época en la que se relaciona con los precursores y estandartes del cubismo como fueron Pablo Piccaso o Georges Braque, razón fundamental de la existencia en su producción de algunas obras trazadas por la linealidad y carácter sintético del movimiento cubista.