2/12/11

Dime con quién andas

Gustavo Márquez Marín

Especial para Gramscimanía
A medida que se acercan las elecciones, la MUD va moviendo estratégicamente sus piezas en el tablero internacional,  tejiendo alianzas con los enemigos jurados de la revolución y del sólido liderazgo del Presidente Chávez, aunque con esas “jugadas” esté comprometiendo la soberanía nacional,  al promover la injerencia de actores desestabilizadores externos en asunto que solo competen a los venezolanos.

Recientemente, el noticiero del canal de TV colombiano CM& dio cuenta de una reunión que sostuvieron en Bogotá, altos dirigentes de la oposición venezolana con representantes de la “Fundación Internacionalismo Democrático” (FID), creada por el expresidente Álvaro Uribe como plataforma para hacerse del liderazgo de la ultraderecha en la región. Empero, priorizando acciones desestabilizadoras en contra de los gobiernos de Ecuador y Venezuela, a través de la turbación de las relaciones-retomadas por el Presidente Santos- de Colombia con ambos países.  Uribe le exigió con tono de regaño a la delegación de la oposición -integrada entre otros por Antonio Ledezma, Eduardo Fernández y el ex embajador Fernando Gerbasi- que se pronunciara en contra de la política de “buenas relaciones” que viene implementando el actual Presidente de Colombia con Venezuela, en vísperas de la Cumbre de la CELAC.

La FID es parte de una alianza internacional de la ultraderecha pro imperialista,  promovida desde Washington para recuperar el espacio perdido en ALC. Nació en el cónclave de expresidentes reunida en febrero de 2011 en “Casa de Campo”, República Dominicana,   con la participación de Bush  padre e hijo, Aznar y Uribe, teniendo como anfitrión a Gustavo Cisneros. El triunfo en España del neofranquista   Mariano Rajoy le ha dado un nuevo aire a la entente.

Pareciera que en este concierto, a Uribe le asignaron la tarea de tutelar la oposición venezolana y para ello cuenta con el apoyo del PP español y del PR estadounidense. El refranero popular afirma: “dime con quién andas y te diré quién eres”. La MUD está obligada a explicarle al país el alcance de sus vínculos con quienes quieren desempolvar el “Plan Balboa” y retomar la conflictividad entre Colombia y Venezuela.