7/9/11

Mientras Puerto Rico sea colonia de EE UU, la crisis es irreversible


 Néstor Rosa-Marbrell 

La economía puertorriqueña, magnificada de modo artificial para presentarla otrora como modelo para América Latina, recorre hoy un camino irreversible hacia el deterioro total, a menos que el país salga del dominio colonial de Estados Unidos.
El analista Carlos Gallisá alertó de que en esta isla del Caribe de 3,8 millones de habitantes se evidencia "el colapso de un sistema económico y político". Destacó que el control que ejerce Estados Unidos sobre la inmigración, la aduana y la trasportación de mercancía mediante las Leyes de Cabotaje imposibilita a Puerto Rico moverse en un escenario de competitividad económica. "Tampoco tenemos la capacidad de hacer tratados comerciales", apuntó quien fuera secretario general del ya desaparecido Partido Socialista Puertorriqueño (PSP, marxista-leninista).
Gallisá manifestó que el inversionista extranjero no se mueve porque le ofrezcan exención contributiva, pues eso no le garantiza nada, porque lo que quieren es ganancia."Ni siquiera para el mercado estadounidense, Puerto Rico tiene atractivo (debido a la) falta de poder político, que incide en la cuestión económica", insistió.
Rechazó la política de "gritar una consigna de empleo, empleo, empleo", como hace el senador Alejandro García Padilla, presidente del Partido Popular Democrático (PPD), principal de oposición y defensor del ELA, o los propios funcionarios del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), anexionista.
"El Congreso estadounidense nunca ha legislado pensando en Puerto Rico; nosotros solo cogemos lo que se cae de la mesa", ilustró Gallisá.
El también analista Néstor Duprey destacó "la falta de estructura tecnológica" para sacar al país caribeño de su atolladero, aparte de que "más allá de llorar o buscar (dádivas) en el Congreso" nadie está pensando en verdaderas soluciones a la crisis".
Por otra parte, el abogado anexionista Ignacio Rivera al sostener que Puerto Rico ha perdido su fuente productiva con la eliminación hace unos años de la sección 936 del Código de Rentas Internas de Estados Unidos, que beneficiaba a las empresas norteamericanas que se establecía aquí.
"A menos que alguna ecuación reemplace eso, vamos a estar bajando en nuestra economía hasta llegar al nivel real, que es similar a la de Santo Domingo, (pues aunque) tenemos la inyección federal, no estamos produciendo", dijo Rivera.
El antiguo agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos) expresó en un programa radial que una de las razones para que Washington privilegiara a Puerto Rico, para presentarlo como vitrina para América Latina, era la existencia de la Unión Soviética. "En 1991 se acaba la Unión Soviética, llevamos todo este tiempo sin el cuco de la Unión Soviética, y Estados Unidos comienza a hacer pactos en los que concede privilegios a México y Canadá", dijo
Por ello "Puerto Rico empieza a perder las ventajas competitivas que tenía antes", apuntó al criticar a los políticos puertorriqueños ante sus vanos ofrecimientos de crecimiento económico. Refirió que en los últimos años Washington ha dado a otros países de la región, como República Dominicana y Costa Rica, privilegios que antes reservó para Puerto Rico, que tuvo como espina dorsal en la economía "las empresas 936, incluidas algunas farmacéuticas que de tener 11 mil empleados ahora tienen dos mil, y van para cero".
Rivera reconoció que bajo las actuales condiciones el Congreso norteamericano no tiene ningún interés en hacer de Puerto Rico un territorio incorporado como antesala a la plena anexión.
La falta de soberanía del actual Estado Libre Asociado (ELA) impide establecer tratados con otras naciones, por lo que "si se hace una aspirina aquí, hay que venderla en Estados Unidos", añadió.
Coincidió en el falso triunfalismo de la administración del gobernador de Puerto Rico, Luis G. Fortuño, al querer proyectar una recuperación económica mediante la alegada creación de "miles de empleos".
"Todos sabemos que no es verdad y en este momento crítico de Puerto Rico no hay espacio para la demagogia; el problema es que en las colonias la verdad pasa en segundo plano y vivimos en un espejismo", expresó Rivera al considerar que en el país "no hay dirección: somos como un corcho que va al garete".
Título original: “Puerto Rico: Consideran irreversible crisis bajo dominio de Estados Unidos”
Fuente: Prensa Latina