1/9/11

Los Pitufos: ¿comunistas o socialistas?


El personaje de Papá Pitufo estaría inspirado en Karl Marx (seguramente por la barba), según se desprende una investigación llevada a cabo por el profesor universitario de Ciencias Políticas en París, Antoine Bueno.
En los años ’50, muchos estadounidenses pensaron que se trató de una propaganda encubierta del comunismo. Todos visten de la misma manera, cantan la misma canción y siguen las órdenes de Papá Pitufo, que es comparado con la figura de Karl Marx. (Si están inspirados en Marx, este nunca aconsejo a nadie que se vistieran de uniforme, que cantaran la misma canción y que vivieran bajo ninguna dictadura, ni siquiera la del proletariado)
El autor, en su libro "El pequeño libro azul: análisis crítico y político de la sociedad de Los Pitufos", esgrimió algunas conclusiones:
1. Viven en el bosque, en una aldea con casas de hongo donde todos los recursos son compartidos entre todos por igual y no existe el dinero (o sea, es una economía cerrada). Todos se visten igual: pantalón blanco y gorra blanca, salvo Papá Pitufo.
2. Pitufo Fortachón (el de los tatuajes en el brazo) representa al soldado/obrero marxista ideal: es capaz de dar la vida por su pueblo, siempre anda amenazando a los que desobedecen a Papá Pitufo.
3. Pitufo Genio (el de los pantalones con tirantes y el lápiz en la oreja) representa al típico trabajador del proletariado marxista: Es constructor, inventor e ingeniero, y recibe la misma cantidad de crédito que cualquier otro.
4. Gargamel (el principal villano de esta historia) representa al capitalismo: es tacaño y mezquino con su gato Azrael
La palabra "smurf" (Pitufo, en inglés) es el acrónimo de "Socialist Men Under Red Father" (Hombres socialistas bajo un padre rojo)
Hay un “pequeño” problema de interpretación: El prototipo de “comunista” que los pitufos representan -según esta información- , sería el del modelo soviético, que dejo de existir, no solo por el derrumbe del “socialismo real”, sino porque precisamente dejo de encarnar al verdadero revolucionario que preconizo Lenin. Lo demás es como en Los Pitufos, pura caricatura.
Otra cosa fueron las intenciones del autor de Los Pitufos y otra es la de quien hace el análisis o de quienes divulgan tales conclusiones. Porque una cosa es decir que son “comunistas” y dejan al vuelo aspectos negativos de esa sociedad ideal, cuando en el fondo hay una profunda reflexión sobre los aspectos positivos del socialismo, que es la sociedad en la que se presuntamente se desenvuelven  Los Pitufos, porque el comunismo es una sociedad que todavía no se ha desarrollado en ningún país del mundo.
En todo caso, Los Pitufos son bonachones, juguetones (cuando hay que serlo), trabajadores (cuando se necesita), disciplinados y nada aburridos. Si eso es socialismo, no es nada malo.