29/9/11

Datos sobre la tecnología del “Image Fulgurator” (+ Fotografías, infografía & 2 videos)


En las pasadas Jornadas de la Juventud en Madrid se sucedieron numerosas acciones en contra de la visita del Papa a España. Una de las más originales es la que llevaron a cabo el artista alemán Julius Von Bismarck que, junto al español Santiago Sierra, plantaron un poderoso e inquietante NO en distintas apariciones del Pontífice durante esos días de agosto.


Utilizaron la tecnología del “Image Fulgurator”, una forma de proyectar imágenes a priori invisibles para el ojo humano, pero que quedan plasmadas en las fotografías tomadas por la gente. Julius Von Bismarck, el padre de este sistema patentado en 2007, ha golpeado con el fulgurator a un buen número de líderes mundiales, desde Obama, al que plantó una cruz en el atril de su discurso en Berlín, a Mao Zedong, que inmortalizó en la Plaza de Tian’anmen con una paloma blanca delante de la cara. Pero no había tenido ocasión de hacerlo con el Sumo Pontífice. Para lograrlo, Julius se unió al artista Santiago Sierra, padre del NO Global Tour, una gira con la que lleva años viajando por el mundo proyectando la palabra NO con esta tipografía en formas físicas y, ahora, divinas.
Santiago Sierra recibió el reconocimiento institucional en 2010 con el Premio Nacional de Artes Plásticas y, a continuación, lo rechazó (junto a los  € 30.000 de la dotación) precisamente para poder hacer cosas como estas:

El fulgurator consiste básicamente en una cámara de 35 mm. con un flash sincronizado. La cámara proyecta imágenes en superficies planas en el mismo instante en el que se dispara el flash de otra cámara. Técnicamente, funciona como una cámara clásica, aunque a la inversa.
En una cámara normal, la luz reflejada de un objeto se proyecta a través de la lente en la película. En el fulgurator el proceso es exactamente el contrario: cuando se dispara el flash, la imagen se proyecta a través de la lente hacia el objeto.
Tan pronto como un sensor registra un destello en algún lugar cercano, la proyección de flash se dispara. De ahí que la proyección se pueda sincronizar con el momento exacto de la exposición de todas las otras cámaras en sus inmediaciones, quedando el mensaje plasmado en las fotos de los demás sin que estos se percaten de la intervención.
En Madrid, esta tecnología fue usada con fruición tanto en las homilías de Cibeles (sección Paraguay, camuflada en una simple cámara réflex con potente tele-objetivo) como en la multitudinaria misa de Cuatro Vientos, donde el majestuoso decorado de gotelé no hizo sino aumentar las posibilidades de la pantalla de proyección y, por ende, la definición del mensaje.
De hecho, el NO se pudo ver por un lado, por el otro, por arriba y hasta por debajo del Papa, mientras muchos fieles se preguntaban si sus cámaras digitales no estaban siendo poseídas por cosas del diablo.
El combo de artistas no dudó en finiquitar las Jornadas Mundiales de la Juventud con algunas fotos realizadas a las fuerzas del orden, que se habían desplegado en Sol para evitar altercados entre portadores de distintos mensajes.
Ellos, por supuesto, también se llevaron su ración de insólita negación.
Fotos: Julius Von Bismarck
Fuente: Contraindicaciones  /  http://www.contraindicaciones.net/2011/09/no-al-papa.html