1/8/11

Stiglitz: ‘Las políticas económicas de la derecha son una receta para el desastre’


Joseph Stiglitz ha cuestionado las políticas económicas de los partidos conservadores que en su opinión, son "una receta para el desastre" y ha precisado que "un mercado laboral muy flexible" no es la solución para crear empleo.
Ha diferenciado el caso de Alemania, donde, a pesar de gobernar la derecha, su política se basa en el modelo social europeo y en la protección social.
Subir impuestos a la gente con más ingreso: Para propiciar el crecimiento económico Stiglitz es partidario de subir los impuestos "a la gente con más ingresos y bajárselos a los de menos recursos"; incentivar a los bancos que den créditos a las pymes; bajar los impuestos a las empresas que creen empleo y subírselos a los que no los generen; y tratar de usar herramientas fiscales para proveer tanto de recursos al Estado como de incentivos a las empresas".
Los mercados especulan sobre Europa para ganar dinero: Crítico con los mercados, Stiglitz cree que "los inversores son jugadores" que "especulan" y "ponen a prueba Europa" para "ganar dinero".
Recomienda la unidad fiscal en Europa: El Nobel de Economía recomienda que Europa deba moverse hacia la unidad fiscal para que pueda actuar como un colectivo y pedir prestado a un tipo de interés similar al de EEUU.
Agencias de calificación: Sobre las agencias de calificación, Stiglitz considera que "su desempleo es malísimo", porque  “explica- "basta recordar que las hipotecas subprime tenían la mejor nota". El Nobel de Economía cree que "los organismos públicos no deberían delegar el poder para juzgar a una entidad americana, o europea incluso".
El papel del Banco Central Europeo: "Si el Banco Central Europeo (BCE) dice que pueden aceptar cierto bono sólo si la agencia le da una determinada calificación, está traspasando una responsabilidad. Debería emitir su propio juicio sobre ese instrumento", afirma Stiglitz.
Sobre los ‘ indignados’: Preguntado sobre el movimiento 15-M, el economista, que acudió a una de sus asambleas en Madrid, cree que están "llenos de energía’ , ‘ serios’ , sensibles a las injusticias sociales y que ‘ están muy preocupados porque el sistema no está funcionando’ .