13/8/11

Londres se incendia, la bolsa se ahoga, el desempleo está por estallar: ¿La solución? Bombardear Libia

En Londres queman casas y negocios...
Michel Collon
En Londres los jóvenes desesperanzados queman casas y negocios. A pocos kilómetros de allí, a la gente que amasó miles de millones en la Bolsa le enloquece la idea de ganar un poco menos… Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
... y para solucionar los problemas, bombardean a Tripoli
Y ¿cómo fue que ganaron esos miles de millones? Obligando a las empresas a reducir los salarios y los empleos. Es decir, destruyendo el porvenir de los jóvenes para aumentar los beneficios de las empresas. Evidentemente ahí está la crisis: si se le quita el ganapán a los consumidores, ¿cómo podrán comprarlo?
Y ahora ¿qué hacen los dueños de la Bolsa? Exigen a los Estados que hagan más recortes sociales, o lo que es lo mismo más jóvenes sin esperanza.
Y al mismo tiempo los ministros –cuyas medidas neoliberales han conducido a esta masacre social- finjen no entender a qué se debe la revuelta. Solo les bastaría ir a escuchar un poco a esos desesperados.
Pero enviar policías a los barrios populares es mucho más fácil que mandarlos a la Bolsa.
Entonces en lugar de destinar todos los presupuestos a la creación de empleos, el gobierno británico acaba de enviar dos bombarderos más para matar más civiles en Libia y seguir sembrando más odio aún. París, Washington y bruselas hacen algo parecido… apropiarse del petróleo y de las reservas financieras de los libios, lo que les procurará un poco de dinero de bolsillo para pagar las deudas.
Pero si logran derrocar a Gadafi ¿qué es lo que sucederá? Más estado providencia en Libia, pero también mayor cantidad de privatizaciones. Más distribución social del dinero del petróleo, pero su confiscación por parte de las multinacionales. Más ayuda libia al desarrollo autónomo de los países africanos, pero mayor explotación de los recursos por parte de Occidente.
¿La consecuencia? Más africanos sin porvenir serán obligados a emigrar aún y a unirse a los desesperados de Londres, París o Bruselas. Donde trabajarán por nada, lo que será la desgracia de unos y el beneplácito de los otros.
Un sistema absurdo e inhumano. ¿Cuánto tiempo nos dejarán seguir haciéndolo?
Algunos hechos y cifras que no se mencionan:
Los salarios británicos fueron congelados por Cameron mientras que los precios de los alimentos han aumentado un 5%.
En Tottenham (Londres) hay 54 postulantes por cada empleo vacante.
Ningún agente de la Policía Metropolitana londinense ha sido nunca condenado, aunque desde 1988, mataron a 333 personas a mansalva.
El Estado griego tiene una deuda de 350.000 millones de euros. Los capitalistas griegos tienen cuentas en Suiza por un valor de 600.000 millones.
La agencia calificadora Standard and Poors ha degradado la califiación de los EE.UU. porque el “plan del Congreso y de la administración solo prevé pequeños cambios en la política de Medicare” (equivalente a la Seguridad Social en materia de Salud)
El señor J.F Copé, secretario general de la UMO en Francia ha dicho :”Ya hemos reformado las jubilaciones, es necesario que ahora reformemos el seguro médico” (10.08.11)