30/8/11

Fidel Castro Ruz: El anti-dogmático e innovador por excelencia

Fidel Castro por David Levine

Arnold August
Ernesto "Che" Guevara escribió en su Diario el 26 de Julio de 1967, aniversario de los ataques a los cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, que encendieron la llama de la nueva fase en la lucha por la liberación nacional y social cubana, iniciada en el siglo XIX: "Por la noche di una pequeña charla sobre el significado del 26 de julio: rebelión contra las oligarquías y contra los dogmas revolucionarios .” Todos estos años desde 1953, el líder de la Revolución Cubana ha probado y continúa probando que es el pensador por excelencia. El es capaz, como nadie más, de vincular dialécticamente el pensamiento y la práctica. EL Comandante es el maestro en fundir en un todo único el pensamiento criollo cubano, el espíritu y la acción desde Hatuey, Varela, Céspedes, Maceo, Gómez, Martí, Mella, Guiteras, Che y otros, con las corrientes de pensamiento y las tradiciones internacionales progresistas, especialmente las de Marx, Engels y Lenin. Su contribución es única porque se ha manifestado en la acción, oponiéndose a los dogmas al mismo tiempo que abrazando lo mejor del pensamiento científico internacional, convirtiéndolo en un innovador que hizo posible el Moncada y luego convirtió este revés inicial en la victoria de Enero de 1959. Esta fue la culminación, como escribió el Che en 1967, de una rebelión contra las oligarquías y los dogmas.
Desde 1953 hasta la fecha, Fidel continua oponiéndose por todas las vías posibles a las oligarquías del mundo entero, especialmente a los Estados Unidos que desde su propio nacimiento como país independiente en el siglo XVIII ya llevaba en las entrañas el embrión de un nuevo colonialismo y el ulterior imperialismo que tenía y tiene como un pilar básico de su política exterior la anexión de Cuba a los EEUU. La defensa de Fidel y del pueblo cubano de su soberanía contra esta política agresiva ha ganado la admiración de los pueblos de todo el mundo.
En el año 2005 Fidel afirmó en su histórico discurso en la Universidad de la Habana, previendo los problemas que enfrenta la preservación y el ulterior desarrollo del socialismo y una vez más desafiando todos los dogmas: "Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos". Desde ese momento Cuba se ha movido paso a paso enfrentando sus problemas.
Fidel y la heroica Cuba juntos, han llevado a su más alta expresión la imagen de David contra Goliat. No obstante, la historia ha convertido a este excepcional hombre de Estado, pensador y revolucionario en un Goliat, al mismo tiempo que a los enemigos en insignificantes pigmeos en comparación con la estatura de Fidel a escala mundial y en la historia moderna. Los cubanos tienen todas las razones para estar orgullosos por tener un líder como ese durante tanto tiempo, un visionario cuyo único interés es la justicia y la dignidad para su pueblo y los pueblos del mundo.