13/8/11

Fidel Castro: El eterno arte de la revolución (+Fotogalería)

Fidel por Roberto Chile

Frank Agüero Gómez
"Mientras el planeta exista y los seres humanos respiren, la obra de los creadores existirá", escribió hace 5 años el Comandante en Jefe Fidel Castro, en Mensaje con motivo de su cumpleaños 80, luego de agradecer los homenajes que se le tributaron y recordar al pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, autor de los únicos cuatro retratos en vivo que permitió le realizaran.
El último de esos cuadros fue dedicado al líder de la Revolución en su aniversario 70, muestra de una entrañable relación que comenzó en 1961 y que ha continuado la Fundación y la familia del creador de la Capilla del Hombre, original museo enclavado en la cintura imaginaria del mundo
Conocida es la simpatía y devoción que causó en el artista mesoamericano la impresionante personalidad de Fidel, apresada en detalles del rostro, gestualidad y manos del Comandante.
"Fue la persona más noble, transparente y humana que he conocido. Creaba a la velocidad de la luz, y su dimensión como ser humano no tenía límites", sentenció Fidel sobre Guayasamín en el libro de visitantes de la Capilla, a cuya inauguración asistió.
Dichos pensamientos se aplican a la propia existencia del Jefe de la Revolución cubana, que este 13 de agosto cumple 8 décadas más 5 años de vida. Nada asombra encontrar similitudes entre las motivaciones del auténtico artista y el luchador revolucionario, creadores de valores que enriquecen la cultura universal.
Contribuir a cambiar la historia del desarrollo humano es también un arte., más aún si fructifica en monumentos colectivos resistentes al desgaste natural y la desmemoria del tiempo.
A ello se refirió Fidel Castro cuando a propósito del Comandante Ernesto Che Guevara, destacó lo más singular de su aporte al movimiento revolucionario
"Podrá morir el artista, sobre todo cuando se es artista de un arte tan peligroso como es la lucha revolucionaria, pero lo que no morirá de ninguna forma es el arte al que consagró su vida y al que consagró su inteligencia."(1)
"La voz de la Revolución cubana es Fidel…", afirmó recientemente el cantautor Silvio Rodríguez, para explicar cómo a los 14 años decidió unir su vida a las tareas que exigía la sociedad nueva que surgía en sus años juveniles.
"Yo comparto los principios que fundamentaron la Revolución. O sea, la respeto y podría decir que la siento como parte entrañable, porque me hice hombre aprendiendo de la Revolución."(2)
Fue esa motivación la que le estimuló a ser soldado, cantar a los héroes patrios , vivir con los pescadores, soñar con el futuro, luchar en África, inventarse un unicornio azul y declarar su necedad de morir como ha vivido: fustigando a los genocidas externos y criticando a los burócratas criollos.
Como el talentoso músico, millones de ciudadanos en Cuba y por todos los continentes no podrían contar sus biografías obviando oportunidades que la Revolución abrió para ellos y sus familias , sin diferenciar a las de las apartadas montañas o ciudades, ni distinguir su origen económico y social.
Esa realidad es, sin lugar a dudas, el mayor logro de varias generaciones de revolucionarios que se consagraron a empedrar el difícil acceso a la felicidad humana, y que con Fidel al frente, aprendieron de las lecciones amargas y gloriosas de la historia y a encarar los propios errores.
El rebelde antidogmático
Si al artista lo desvelan la inconformidad y el afán de la perfección, sin aturdirse por la repercusión de su obra, al revolucionario lo impacienta lograr la mayor cantidad posible de justicia social, aunque la táctica para alcanzarla ha de ser flexible.
Como apuntara el periodista español Ignacio Ramonet, autor de la más completa entrevista biográfica al líder de la Revolución, Fidel es "antidogmático por antonomasia […] es un transgresor instintivo y, aunque parezca obvio decirlo, un rebelde permanente…Siempre alerta en acción.. Rehacer la Revolución, otra vez y con constancia. Siempre con ideas, pensando lo impensable, imaginando lo inimaginable. Con un atrevimiento mental espectacular".(3)
Con palabras del Comandante, su máxima consiste en: "Educar al pueblo en la verdad, con palabras y con hechos irrebatibles, ha sido quizás el factor fundamental de la grandiosa proeza que éste ha realizado."(4)
Temprano advirtió con valentía la necesidad de rectificar caminos equivocados en la construcción del socialismo:
"Será nuestro deber en los próximos años elevar al máximo la eficiencia en la utilización de nuestros recursos económicos y humanos. Llevar la cuenta minuciosa de los gastos y los costos Y los errores de idealismos que hayamos cometido en el manejo de la economía saberlos rectificar valientemente. […] Nuestro gran sueño es avanzar hacia la sociedad comunista en que cada ser humano, con una conciencia superior y un espíritu pleno de solidaridad, sea capaz de aportar según su capacidad y recibir según sus necesidades. Pero ese nivel de conciencia y las posibilidades materiales de distribuir la producción social acorde con esa hermosa fórmula solo pueden ser fruto de la educación comunista de las nuevas generaciones y del desarrollo de las fuerzas productivas". (5)
Junto a concebir y proteger la obra revolucionaria, ha tenido que emplear su capacidad de táctico y estratega para enfrentar contundentemente a los adversarios, siempre atentos al menor descuido o falla internas para desalentar y confundir.
"No con calumnias y mentiras se puede destruir el grandioso monumento que nuestro pueblo ha erigido a los sentimientos más nobles y puros del ser humano. De la historia ya no podrá borrarse que ha sido construido y defendido frente al más poderoso imperio que haya existido jamás. Ni las armas más sofisticadas y destructivas que podrían barrer del mapa la especie humana, poseen la menor capacidad de hacer mella alguna en la firmeza y valentía con que Cuba ha defendido y defenderá hasta la última gota de sangre los valores que ha sembrado y los derechos que ha conquistado"(6).
Orgullo cubano y deber internacional
La solidaridad entre los pueblos enraizó en él desde joven y se multiplica en la actualidad con la presencia de cubanos internacionalistas en misiones de educación, salud, científicas, deportivas o productivas en decenas de naciones de la geografía mundial.
"Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí: Una comunidad integral y autónoma, capaz de mover el destino del mundo", apuntó el escritor colombiano Gabriel García Márquez, describiendo los rasgos más sobresalientes del líder de la Revolución cubana.
Siempre ha creído en la posibilidad de formar al ser humano conforme a valores nobles, basados en la educación y la ética.
"El hombre no es totalmente dueño de su destino. El hombre es también hijo de las circunstancias, de las dificultades, de la lucha. Los problemas lo van labrando como un torno labra un pedazo de material. El hombre no nace revolucionario, me atrevo a decir".(7)
Para él las adversidades son accidentes, nunca motivo de desilusiones ni arrepentimientos. Cuando lo imaginaban abatido y derrotado luego del fracaso militar del Moncada, escribió a su hermano Ramón Castro:
"No sufro ningún género de arrepentimiento, en la más completa convicción de que me sacrifico por mi patria y cumplo con mi deber; eso indiscutiblemente un gran estímulo. Más que mis penas personales, me entristece el recuerdo de mis buenos compañeros que cayeron en la lucha. […] Pero los pueblos solo han avanzado así, a base del sacrificio de sus mejores hijos. Es una ley histórica y hay que aceptarla". (8)
Ser renuente a honores personales que transfiere con honestidad a sus compañeros, no le impida proclamar una y otra vez el orgullo que siente como cubano:
"Sentir orgullo por un pueblo que ha realizado esta proeza no es chovinismo, es justo y merecido reconocimiento (…). Los cubanos hemos sido ciudadanos privilegiados que hemos tenido oportunidad de hacer algunas cosas, de contribuir a un proceso revolucionario, no decimos una sola palabra en aras de la gloria de ninguno de nosotros. Lo que he dicho, y lo que repito y repetiré, es en aras de la gloria merecida de nuestro pueblo." (9)
Ese pueblo es el mismo al que un día convocó en la Historia me absolverá, y luego a defender la Revolución en Girón, la Crisis de Octubre, la lucha contra el terrorismo y permanece en armas durante casi seis décadas de ensañamiento imperial.
Y que el ejemplo de su Comandante en Jefe lo estimula a resistir y ser creativo, cambiando todo lo que necesite ser actualizado, sin abandonar los principios de justicia y solidaridad, con la convicción martiana de que la Patria es Humanidad y el deber cubano de contribuir a salvar nuestra especie.:
Citas
1) Fidel Castro. Discurso en Velada de homenaje al Che (18.10.1967)
2) Silvio Rodríguez. Entrevista a la revista musical Bilboard, Estados Unidos.
3 y 7)Ignacio Ramonet. Cien horas con Fidel
4 y 5 ) Fidel Castro. Discurso por el XX aniversario del Moncada (26.07.1973)
6) Fidel Castro. Discurso por el XLV aniversario del asalto al Palacio Presidencial y a Radio Reloj (13.03.2002)
8) Carta a Ramón Castro Ruz desde la prisión de Oriente. (05.09.1953)
9) Fidel Castro. Discurso por el XL aniversario de los CDR. (28.09.2000)
Créditos de las fotos
1 - Liborio Noval
2, 3, 4 y 5 – Alberto Korda
6, 7, 8 y 9 –  Liborio Noval
10 y 11 – Roberto Chile
12 y 13 – Alex Castro
1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13