29/8/11

Colombia: La batalla de las ideas


Alberto Pinzón Sánchez 
El Marxismo enseña que cuando una consigna política es asimilada por un pueblo entero; esta adquiere una fuerza material semejante a la corriente de un torrentoso río en su tramo final: serena en su superficie, pero incontenible en la profundidad. Y esto es lo que está sucediendo en Colombia, donde finalmente la idea-fuerza de la Solución Política al histórico conflicto social-armado (una sola palabra), se ha logrado imponer en la conciencia colectiva popular a orillas del torrentoso río Magdalena en Barrancabermeja, durante este caluroso agosto del 2011, después de 5 décadas de militarismo oligárquico ruinoso (para el pueblo, no para los militaristas) e inútil en la pretensión geoestratégica estadounidense de anexarse todo el continente americano con la argucia imperialista de la “War Drugs” (guerra contra las dogas) impuesta por el Pentágono en 1970 como parte de la estrategia militar en su guerra de anexión del pueblo vietnamita.
El denso muro militar colombo- americano con el cual estuvo cercado y encarcelado durante tanto tiempo el pueblo trabajador colombiano, ha sido agrietado definitivamente y talvez de manera irreversible por la idea- fuerza de la Solución Política del conflicto, dándose un paso gigantesco en el desarrollo de nuestra soberanías popular y nacional, y posiblemente logándose un avance (inimaginable hace un año) en la batalla de las Ideas. ¡Única batalla que no podemos perder! Finalmente ha quedado claro que el pueblo trabajador colombiano quiere la Paz para construir y desarrollar su vida de manera normal, mientras que la Oligarquía vende patria y sus patrocinadores extranjeros necesitan de la guerra geoestratégica para acumular capital mediante el despojo a sangre y fuego de la tierra, del trabajo, y de todas las riquezas naturales de los colombianos.
Mientras en el Magdalena Medio colombiano miles de trabajadores de todo el país (obreros, campesinos, indígenas, afrodescendientes, artesanos, estudiantes, amas de casa, pequeños comerciantes, etc.) hacían suya la consigna de la Solución Política al viejo conflicto social-armado de Colombia; también en Neuchatel Suiza, este 20 de Agosto un colectivo de exiliados colombianos en toda Europa acompañados de un grupo solidario de ciudadanos suizos, en un ambiente democrático y de Unidad pocas veces antes visto, llegábamos fácilmente a recoger el llamado del encuentro de Barrancabermeja y a unir nuestra voluntad al conjunto popular.
Nuestras conclusiones sobre la Solución Política en Colombia fueron claras y sencillas, es decir garantía contra la “confusión terminológica” con la cual el Poder dominante pretende reemplazarla, y son a grosso modo las siguientes:
1) Ella forma parte de la batalla de Ideas anti Oligárquica y anti Imperialista general.
2) Es un planteamiento histórico (teórico-práctico) Unitario amplio, acogido plenamente por las insurgencias de las FARC y del ELN.
3) Es de Masas y solo la acción popular de Masas logrará su éxito general
4) Su núcleo central esta constituido por LA serie de Reformas estructurales que Ineludiblemente la sociedad colombiana en su conjunto necesita y demanda con urgencia.
5) La lucha por la Verdad, Justicia y Reparación totales, que hace una década era un aspecto no tan bien definido como lo es hoy, constituyen actualmente un aspecto esencial de ella.
6) La lucha por la Democracia Directa, exterminada por el Terror Fascista del Estado especialmente en la última década, constituye EL elemento básico para su realización exitosa.
Y con estos elementos para avanzar en la acción popular de masas decidida, concluimos que si es posible ganar esta batalla de las ideas en Colombia. El futuro próximo lo dirá.