14/8/11

Arde Londres


Marcos Domich 

Arde Londres es una manera de hablar sobre la peor crisis que sufre el mundo capitalista y ahora con dos epicentros que parecían intangibles - por lo menos entre los áulicos del capitalismo -: Europa y los EUA. Algunos economistas han llamado a esta crisis “el peor crash” desde la Gran Depresión de 1929. Pero decir el peor crash es, en verdad, una apreciación miope; no alcanza a todo el horizonte y a toda la profundidad del fenómeno.

Un economista tan serio y tan informado como el Premio Nobel de economía y ex vicepresidente del Banco Mundial (BM), Joseph Stiglitz dice que “La única certeza es que los problemas pueden ir a peor”. Con tal afirmación confirma la apreciación de que esta no es una simple crisis cíclica de sobreproducción, es una crisis sistémica y el comienzo de la crisis terminal del capitalismo/imperialismo.
La actual crisis ya dura cerca de 4 años y, tras breves momentos de alivio, vuelve a caer más profundo. Se parece exactamente a lo que la gente denomina “la mejoría del agónico”. Las caídas de las bolsas son una buena manera de medir el curso de la economía, sobre todo de las finanzas; aunque en esa materia hay también lugar a lo que se llama “el juego de las bolsas”, la especulación pura y simple. La bolsa de Madrid ha perdido un 14,5% y viene cayendo 9 sesiones continuas (hasta el viernes). El Euro Stockss 50 ha perdido 23% a partir de junio. Se repiten los días negros de la quiebra de Lehman Brodhers, superbanco que Bush nacionalizó. También caen Francia e Italia. El Banco Central Europeo (BCE) ordena comprar la deuda a estos países para parar sus primas de riesgo. Pero el dinero huye de las bolsas y se refugia en la compra del oro. En todo el mundo, la economía occidental, tiene el prestigio por los suelos. Hasta Putin, que no es autoridad en la materia, pero si un político avezado, se ha atrevido a decir que “la economía de EUA es un parásito”.
La semana cierra con una avalancha de datos negativos por doquier. Berlusconi recortará los fondos de las regiones en 9.500 millones de euros. El PIB griego desciende en el 2º semestre 6,9% Francia se estanca entre abril y junio y crece cero. Portugal sube en 4 veces el IVA. La bolsa de Hong Kong se paraliza por un ataque a su WEB. En Wall Street cunde el miedo. El principal índice, el Dow Jones, cayó hasta 4,6 esta semana y la gigantesca aseguradora AIG está por caer como el Lehman Brothers en 2008. Todo esto significa despidos, disminución de salarios, recortes en gastos sociales, menos salud, menos educación, más impuestos a los consumidores pobres. Pero Obama ni ningún otro mandatario de las potencias capitalistas, disminuyen los gastos militares y continúan bombardeando Libia y Afganistán; ocupando Irak y complotando contra Siria.
Por todo lo anterior ardió Londres. Se atribuye la acción a jóvenes vándalos, como sucedió el año pasado en París. Sin embargo, no siempre se sabe que los flemáticos ingleses sufren una desocupación de 20% de la PEA y en su gran mayoría son jóvenes. Por eso también salen a la calles 250.000 israelitas; insólito Algún día tenía que estallar la rabia, la impotencia de vivir decentemente.