22/7/11

El Partenón se subastará y las islas de Mykonos, Santorin, Creta y/o Rodas serán hipotecadas (+ Fotos)

[Pulsar para ampliar]

El gobierno de Finlandia habría planteado asuntos muy interesantes en las largas negociaciones para el segundo plan de rescate de Grecia, que examinadas evidenciarían y se confirmaría algo que ya dijo Karl Marx: "La Historia se repite dos veces, la primera como tragedia y la segunda como farsa".
Según fuentes diplomáticas de las que se han hecho eco algunos medios, entre ellos el Corriere della Sera y Economics News Paper, por parte de Finlandia se habría “tanteado el terreno” para obtener, como garantía en caso de quiebra del país (o default, como dicen otros), una serie de bienes artísticos (entre ellas el Partenón) y algunas islas pertenecientes al sufrido pueblo griego (Mykonos, Creta, Santorin y Rodas)
No han trascendido más detalles, salvo una primera valoración de Acrópolis, islas y otros muchos activos griegos, ascenderían a la nada desdeñable cifra de 300 billones de euros.
De hecho, los finlandeses aceptarían incluso (por si se torcieran las cosas) alguna isla como bien hipotecable, lo cual demuestra que no estarían muy contentos solo con los bienes culturales y “se conformarían” con alguna playa agradable, sol, bellos paisajes, eso sí, que tengan un valor equivalente. Piedra o arena, lo importante es que haya un contravalor en euros, porsiacaso.
Mientras se produce alguna reacción por parte del gobierno de Finlandia; algún periodista cruel (que siempre están por ahí), se ha preguntado si "en caso de ejecución hipotecaria, se vendería el Partenón o se trasladaría (piedra por piedra) a Helsinki". Es de suponer que los gastos de desmontaje/montaje, transporte, fletes, aduanas, etc., se cargarían, por supuesto, a las costillas de los griegos.
Como consecuencia de los planteamientos antes expuestos, se derivan dos asuntillos de particular importancia, y que son los siguientes:
1. ¿Es lícito pedir garantías reales sobre bienes del Estado a unos gobiernos que ha incumplido sus obligaciones y necesitan inyecciones importantes de dinero por parte de otros países (rectius: de los ciudadanos de otros países)?  
2. ¿Qué ocurriría si se planteara el “rescate” de Italia? ¿Se embargarían el Coliseo, Capri o Sicilia? Si se tratase de España,  ¿se hipotecaría la isla de Mallorca? (Este caso es poco probable, porque los alemanes no lo permitirían). Portugal, tendría entonces que desprenderse de la isla de Madeira y perder de hecho las cosechas de la uva con las cuales se obtiene su famoso y apreciadísimo vino?
En fin, que de confirmarse los comentarios, quedaría en evidencia que los finlandeses se han quedado muy tocados por el hundimiento de sus vecinos de Islandia y no quieren, desde luego, correr riesgos innecesarios. Ahora bien: en caso de dificultad, que el turista finlandés de vacaciones en Grecia, que en caso de alguna dificultad o problema, no espere ser rescatado por un socorrista lugareño. Este verano es mejor llevar un flotador. 
Sin lugar a dudas, desde el neolítico, La Acrópolis ateniense, había servido de refugio y fortaleza natural para el asentamiento de la población. La misma estaba situada en una colina rocosa, en el sur del país. Durante siglos, sucesivos templos fueron levantándose sobre ella, aunque muchos fueron destruidos en épocas de guerras. Los orígenes de esta ciudad hunden sus raíces de forma tan profunda en la tradición griega y su vinculación con antiguas leyendas sobre su fundación. Por ejemplo, su nombre actual proviene de una disputa entre dioses (Poseidón y Atenea) por conseguir el dominio de tan hermoso lugar. Estos acontecimientos y la disposición de los edificios dan un aspecto “desordenado” a la polis, ya que el único elemento articulador del espacio era la vía procesional, relacionada con los ritos más importantes que se llevaban a cabo en la misma. Fidias, un gran escultor fue el encargado designado por Pericles, de la supervisión y direccion de las obras de reconstrucción de la Acrópolis. La primera en iniciarse fue el Partenón, siguió luego la de los Propileos, luego el templo de Atenea Niké y por último el Erecteion. Una vez concluidos los mismos, el aspecto general de la polis era diferente a la actual, los templos ya no estaban asilados, sino al contrario pasaron a estar insertos en un conjunto armonioso ornado por un sin fin de estatuas de bronce o piedra. Es así, como entre ellas la mas significativa fue la Atenea Prómaco, magnifica obra de Fidias, que se caracterizaba por su gran altura en todo el lugar (9 metros) y a la que los navegantes podían ver desde las aguas. La Acrópolis ateniense, levantada entre 437 y 432 a.C., fue diseñado por Mnesides y consiste en un pasadizo entre columnas con dos alas desiguales a los lados: una destinada a pinacoteca y otra a biblioteca, que no llegó a completarse.  Pero sin lugar a dudas, en Grecia todos los conjuntos religiosos tenían estructuras más o menos similares.

Probablemente Mykonos sea la Isla más famosa de Grecia. Su paisaje especial se lo dan las Islas Cícladas, siendo árido y rodeado de increíbles playas de arenas blancas. Debe su fama a la belleza de su capital, de sus casitas blancas de pasajes estrechos y zigzagueantes, así como a sus múltiples playas de gran imponencia. Se trata de una isla muy visitada, con una vida nocturna muy marcada y por demás de divertida.
Santorin es un archipiélago en forma de media luna formado por una serie de islas de origen volcánico ubicadas en el sur del mar Egeo, a 200 kilómetros de Grecia continental. La misma cuenta con una superficie de 73 kilómetros cuadrados en los cuales viven 14 mil afortunados habitantes que comparten el territorio con los miles de turistas que llegan al lugar anualmente. Según los conocedores de las islas helénicas, Santorini no se compara con ninguna de ellas. Las poblaciones se encuentran en la parte superior de la isla, por lo que todas las viviendas y restaurantes dan a los bellos y atemorizantes acantilados. Es por esto que para llegar a su principal ciudad, Thira, existen distintos métodos de transporte, como las mulas o el funicular.
Rodas es la mayor del Dodecaneso de islas y está entre lo más visitado de las islas griegas con una población de aproximadamente 100.000 habitantes. Es la tercera isla griega y, oficialmente, el lugar de soleado en Europa. Está aproximadamente a 11 millas (18 kilómetros) al oeste de Turquía, situada entre el continente griego y la isla de Chipre. La isla es famosa por su sol, mar y arena, el lugar ideal durante vacaciones.
Creta es la isla más grande y austral de Grecia, es muy rica en restos históricos y tiene una gran diversidad de paisajes muy bellos. A lo largo de las costas nórdicas hay sitios turísticos muy modernos, unidos a estos encontramos vestigios diseminados de las viejas culturas, iglesias bizantinas, palacios minoicos, castillos venecianos y sitios donde ocurrieron los combates más recientes. Creta se distribuye en cuatro zonas: Retimno, Agios Nikolaos, Iráklion y Haniá,  tiene también una magnífica distribución de autopistas y conexiones regulares.