27/7/11

EEUU debe US$ 4,5 billones a extranjeros: ¿A quién pertenece realmente la primera economía mundial?

US$ 4,5 billones son = US$ 4.500.000.000.000.000,oo
El problema de la deuda soberana, especialmente agudo para EE UU en la actualidad, siempre se ha visto envuelto por mitos, concretamente en lo referente a los tenedores de sus bonos. ¿A quién pertenece realmente la primera economía del mundo? Muchos expertos y políticos afirman que China y Japón poseen la mayor parte de la deuda pública de EE UU, que alcanza unos 14,3 billones de dólares. Pero no es cierto. Mientras que China, Japón u otros países tienen cantidades sustanciales, es realmente EE UU el que posee la mayor parte de su propia deuda.
La repartición de la deuda, según el Departamento del Tesoro de EE UU, es así:
China: 1,16 billones de dólares.
Hong Kong: 121.900 millones de dólares.
Japón: 912.400 millones de dólares.
Reino Unido: 346.500 millones de dólares.
Brasil: 211.400 millones de dólares.
Taiwán: 153.400 millones de dólares
Rusia: 115.200 millones de dólares.
Fondo de Seguridad Social de Fondos Fiduciarios de EE UU (Social Security Trust Fund): 2,67 billones.
Departamento del Tesoro de EE UU: 1.63 billones de dólares.
Hogares de EEUU: 959.400 millones de dólares.
Gobiernos estatales y locales: 506.100 millones de dólares.
Fondos de pensiones privados: 504.700 millones de dólares.
Fondos de inversión del mercado financiero: 337.700 millones de dólares.
Fondos de pensiones estatales, locales y federales: 320.900 millones de dólares.
Fondos de inversión: 300.500 millones de dólares.
Bancos comerciales: 301.800 millones de dólares.
Países exportadores de petróleo: 229.800 millones de dólares.
Entidades bancarias del Caribe: 148.300 millones de dólares
De este modo, EE UU le debe a extranjeros cerca de 4,5 billones de dólares, mientras que a sí mismo o a sus diferentes entidades les adeuda un total de 9,8 billones.
Ahora la espada de Damocles pende sobre la primera economía mundial. El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió que el país se arriesga a entrar en una profunda crisis económica si los congresistas no logran un acuerdo para aumentar el techo de la deuda antes del 2 de agosto.