19/6/11

El barquito del Lago Sur: Donde todo comenzó para China (+ Fotos)

Réplica del barquito donde se fundó el Partido Comunista de China en 1921

J.C. Zamora
Zhejiang, julio de 1921. Doce chinos celebraban una reunión a bordo de un pequeño barco de madera en el lago Nanhu, entre ellos, Mao Zedong, uno de los líderes más importantes de China. Venían huyendo de Shanghai, y querían terminar la importante sesión que habían iniciado en un edificio ubicado en una zona invadida por los franceses. Se trataba ni más ni menos que del primer Congreso del Partido Comunista de China.
Ciudad de México, julio de 1863. Benito Juárez, uno de los más brillantes presidentes de México, comenzaba una larga huída hacia el norte del país, que había sido invadido por el Ejército de Francia. Junto a él iban once carruajes jalados por caballos. Dentro de ellos había un tesoro formado por miles de papeles y pergaminos amarillentos: se trataba ni más ni menos que del Archivo General de la Nación, la memoria histórica de México, transportada en once antiguos coches de madera.
Ambos hechos -llenos de asombrosas coincidencias- nos demuestran que, a veces, los acontecimientos más importantes de un país ocurren en los lugares más extraños y difíciles de imaginar.
Todo eso pasó por mi cabeza durante el recorrido en el Lago Sur (Nanhu), segunda etapa del viaje organizado por CRI para conmemorar los 90 años del Partido Comunista de China.
En un barquito como este Mao y otros 11 camaradas fundaron el PCCh
Rodeado de un panorama completamente verde, cubierto por la niebla y una persistente llovizna, nos esperaba una pequeña embarcación. Por fuera era realmente insignificante: pocos metros de largo, techo bajo y un remo en la popa. Y por dentro, austeridad total: una silla, una mesa de té y algunos adornos dorados en un espacio no apto para claustrofóbicos. Un camuflaje ideal para llevar a cabo una reunión secreta. Por eso, un barco idéntico fue el sitio elegido para concluir el Primer Congreso del Partido Comunista de China. El original se ha perdido. Pero hace varios años se construyó esta réplica para conmemorar la génesis del timón de este país.
¿Por qué Mao y sus camaradas eligieron un barco? ¿Por qué no mejor un vagón de tren o una cueva? Quizá porque el Lago Sur está relativamente cerca de Shanghai. O tal vez por la intimidad que brinda la neblina por la noche. Es difícil saberlo. Lo cierto es que los doce integrantes de ese Primer Congreso tenían dos opciones: sacar un tablero de majiang y fingir que eran jugadores si eran descubiertos o establecer un partido político y un modelo de país. Hoy todos sabemos qué opción escogieron.
Y todo ocurrió en un barco pequeñito hecho de madera, igual que los carruajes donde Benito Juárez transportaba el tesoro de una nación.
Pagoda de Wu Zixu, maestro de Sun Tzu (El Arte de la Guerra)
El arte de la guerra
No puedo dejar de mencionar que, antes de dejar el Lago Sur, visitamos una pagoda y un salón donde está la imagen de Wu Zixu, un famoso militar que vivió durante el periodo histórico de China conocido como Primavera y Otoño. Quizá a ustedes su nombre no les diga nada. Para mí también era un completo desconocido. Pero tomó sentido una vez que me enteré que fue maestro del célebre Sunzi (o Sun Tzu), aquél que escribió el famoso libro titulado "El arte de la guerra", donde se analizan diferentes estrategias para vencer al enemigo, todo un clásico de la historia universal. No cabe duda que el mundo es muy pequeño.
Título original: Recorriendo la "ruta roja": El barquito del Lago Sur
Fuente: http://espanol.cri.cn/1161/2011/06/12/1s219432.htm