14/6/11

De la insurrección a la revolución


Reflexiones en torno a la deriva autonomista del movimiento 15M y de cómo salvar la #spanishrevolution
Loïc Caballero
“Es un delito de lesa humanidad ocultar los principios que son universalmente comunicables”, Schelling
 1. Caracterización del movimiento actual
Precedente histórico y sus teóricos
El movimiento 15M no es nuevo en la historia. Hunde sus raíces en los izquierdistas alemanes de la revolución del 1918 y más claramente en la autonomía obrera italiana, movimiento político que tuvo su momento más glorioso en la Italia del 77. Incluso tiene elementos que nos recuerdan al “Que se vayan todos” argentino. Los últimos ideólogos de la autonomía son Toni Negri y Guattari, teniendo como precedentes a Castoriadis y decididamente a Guy Debord. Es un movimiento que se constituye como un partido insurreccional, que no revolucionario, puesto que no aspira a la toma del poder, sino a resistir las políticas de ajuste capitalistas. La victoria, que nosotros consideramos que es la toma del poder, sería imposible, por lo que solo nos quedaría la resistencia, el puro ser antisistema: “Contra el Estado y su violencia ahora y siempre resistencia”. Todo esto es lo que comúnmente se ha llamado izquierdismo y Lenín consideró que el izquierdismo es el precio a pagar por el movimiento obrero a causa de la traición de las organizaciones reformistas 1. Una vez dada la traición, se realizaría el balance de que son las formas organizativas de los sindicatos y los partidos (todos ya sea un partido revolucionario con una bandera sin mancha, o un sindicato como la CNT) lo que ha llevado a la derrota, y no su línea político-ideológica. En el fondo tienen la concepción de que la multitud (la gente, las personas, el pueblo) sería el sujeto revolucionario y no tendría que dotarse de partidos, de organizaciones de vanguardia pues esta es considerada como un elemento, un grupo que se separa de la clase y que siempre degenera.
Como la organización y la vanguardia es lo que nos ha llevado a la derrota y a la adaptación al sistema, se plantearía otra forma de organizarse para que tal situación no se reproduzca. La nueva forma de organizarse sería la asamblea.
La asamblea unánime como forma de organización de los no-hombres, de los sin historia
Desde la perspectiva de que los viejos partidos obreros se venden al capital por su estructura jerarquizada, se buscaría una nueva forma organizativa que sería la asamblea horizontal, donde las decisiones no se toman por mayorías sino por unanimidad (consenso en términos autónomos). A su vez, la asamblea excluiría la pluralidad de posiciones del movimiento obrero, ya que ni los partidos ni los sindicatos podrán participar en ella, posteriormente ni sus militantes, independientemente de su honestidad, es más, ni tan siquiera los sindicatos ni los partidos más revolucionarios, pues estos también se organizan por medio de representantes (Secretarios Generales, de Organización, etc.) y definen sus ideas en congresos por medio de mayorías. En el 77 italiano, así comenzó una caza de brujas en las asambleas italianas.
A la asamblea hay que asistir como si fuésemos yo transcendentales kantianos, sin yo empírico. Como un yo sin historia, sin relaciones sociales de solidaridad sedimentadas en forma de partido y sindicato, es decir, tienen que ir no-hombres a las asambleas, e incluso todo el pasado de lucha que puedan tener detrás es un handicap. Todos tenemos que ser unos adanes y unas evas y si te has organizado previamente es porque has participado o participas del sistema de alguna forma.
A su vez se pretende negar la pluralidad ideológica producto de los intereses surgidos por la diferente ubicación en el sistema productivo y en el reparto de la tarta de lo producido. En el fondo se niega la existencia de la clase obrera y la lucha de clases, la diferencia de intereses entre las distintas clases de la sociedad, de ahí la posibilidad de poder plantear asambleas donde va todo el mundo y se pueden tomar los acuerdos por unanimidad. Evidentemente, al final lo que ocurre es que o los profesionales de la asamblea mangonean éstas o no se llega a ningún acuerdo, puesto que en esta sociedad donde los intereses son opuestos, alcanzar la unanimidad es imposible y solo sirve para que la minoría de poderosos y explotadores bloqueen al gran número de explotados, pues el yo empírico necesariamente tiene que aflorar.
Otra cuestión que he vivido en alguna asamblea, es que este no-hombre, sin historia, sin intereses, ha de ser espontáneo, una especie de insapiens al que se le llamarán la atención si explica algo con profundidad, porque cohíbe a los que no saben, en lugar de incitarles con su ejemplo a perseguir el saber y desde el estudio participar en la asamblea.
Asambleas sin propuestas
En la misma línea se ha de entender que no se puedan discutir las propuestas que se hacen por la gente en la asamblea: nacionalización de la banca, ley de d’hont... pues la propuestas dividen, y hemos visto que en las asambleas las reivindicaciones siempre se ven bloqueadas, para no dividir la asamblea, para que los burgueses no se vayan de la asamblea. Parecería que el objetivo último del movimiento es mantener ese lugar de encuentro que son las asambleas. De aquí se entiende que casi un mes de asambleas en Sol no se haya generado ninguna reivindicación, ni tan siquiera aquellas cuatro gelatinosas propuestas regeneracionistas sobre la vida democrática del país ventiladas los medios.
Asambleas sin instancia a las que remitirse
Otra cuestión es que la asamblea no se remite con sus reivindicaciones a ninguna institución del Estado (Gobierno, Parlamento), ni a ninguna organización que considere ella que puede asumir sus reivindicaciones, -aquellas que nosotros creemos que nunca tendrán. Tanto las instituciones del Estado como los partidos, los sindicatos tradicionales, o minoritarios, reformistas traidores como revolucionarios sin mancha, son el sistema. Lo mismo es CNT que PP, que PSOE, que POSI, por lo que nos quedamos sin mediaciones.
Además las instituciones del Estado como los partidos y sindicatos ya han sido expulsados de la asamblea pues no nos representan. De este modo la asamblea se presenta como un poder constituyente externo a toda esa sociedad que es el sistema: partidos, sindicatos. No nos vamos a remitir a ese poder externo que no nos representa, para eso les hubiésemos dejado que hablasen en la asamblea. No, se está conformando una totalidad que niega en bloque todo lo demás, y lo excluye, convirtiéndose en un autista 2 cerrado en sí mismo, sin partes, sin propuestas que nos pueden obligan a salir del bucle y claro este bucle totalitario no se trata ni con nada ni con nadie. 
Un movimiento de no-hombres, sin propuestas, sin dónde remitirse. ¿Qué es?
De este modo, sin propuestas, sin donde remitirse, ¿cómo se define el movimiento?
Los hitos que han configurado el movimiento 15M son los momentos en los que se le ha querido reprimir y todos aquellos saltos por encima de las leyes. Sus notas definitorias son que el miércoles 18 de mayo no se pudiera vaciar la Puerta del Sol por parte de la policía, la gran manifestación de aquel viernes a las 00.00 que había sido ilegalizada por la Junta Electoral Central, la represión de la acampada de Barcelona, la represión de la de París… A su vez, tiene como patrimonio todas esas asambleas ilegales 3 que se han hecho en plazas públicas sin autorización y todo lo que se salta la ley de forma no violenta, aunque buscando que le repriman violentamente desde el sistema que es la legalidad.
El movimiento viene definido como un todo autista alegal que se salta la ley y la represión que se deriva de ello, creando una espiral acción-reacción-acción que lo encuadra, le da la identidad de la que carecería por otros medios. Es una identidad contra la ley de este sistema.
En Italia esto terminó en los años del plomo y en la eliminación de una posible gran generación de cuadros del movimiento obrero que acabó en la cárcel o agotada. Como el movimiento no llegó a ninguna propuesta, menos aún la propuesta de nueva sociedad, estaba abocado al fracaso. No se convirtió en un movimiento revolucionario, que diera una salida en positivo a nuestros problemas laborales, vitales, tomando el poder político, porque para eso hay que hacer una propuesta de sociedad mediada por las reivindicaciones. En Italia se quedó en un puro movimiento insurreccional, que desarrolló una política de resistencia, sin elementos constructivos, sino solo de acciones ilegales-violentas en la línea de acción-reacción-acción. El sabotaje, rebelión, desobediencia, agitación, sin incorporarlos a un proyecto revolucionario socialista solo sirvió para que se metiera a la gente en la cárcel 4.
2. Cómo salvar la #spanishrevolution: insurrección o revolución
Todo el análisis anterior sólo tiene que servirnos para saber como orientar nuestros pasos para no caer en los errores del pasado. No busca el desaliento de los militantes obreros y revolucionarios ante este movimiento, sino que es un análisis necesario para pensar qué hacer, cómo seguir. Consideramos que la #spanishrevolution todavía es salvable. Esta rebelión que ha creado una gran corriente de simpatía puede tomar forma organizada revolucionaria. Para la autonomía obrera quedará siempre la página heroica de haber realizado el primer cortocircuito serio en el sistema de la Transición del 78.
Sin embargo, la insurrección ha fracasado al no alcanzar el objetivo del poder, si es que es fue el fin. El estado capitalista ha entendido y ha cortado la espiral acción-reacción-acción, por eso no ha vaciado la acampada de Sol y aquello cada día se parece más a la habitación del “Ángel exterminador” de Buñuel. Ahora, no obstante, la autonomía obrera insistiendo en sus métodos se está situado cien kilómetros por detrás del movimiento. Con su forma de organización bloquean la revolución. Es el momento en que los revolucionarios tenemos que dar un paso al frente, realizar el cortocircuito de la insurrección y trocarla en revolución. Tenemos que dar un paso adelante, sino nos lamentaremos de la oportunidad perdida o peor todavía, nos lamentaremos si es que comienzan a meter a los jóvenes en la cárcel porque en su desesperación comienzan a realizar acciones cada vez más enardecidas. 
Desde las asambleas democráticas a la revolución
Para que la insurrección autonomista se convierta en revolución proletaria, debemos cambiarle el método de trabajo a las asambleas para que constituyan una entidad cercana a la Alianza Obrera, el clásico Frente Único Obrero, que dentro de las tradiciones revolucionarias del movimiento obrero español, se concretó en el grito de UHP de Asturias del 34. Para ello hay que darle la vuelta a las asambleas como si fuesen un guante.
Sobre la metodología democrática
Estas serían las señas de identidad del Frente Único Obrero que alcanzaríamos por medio del cambio de metodología de las asambleas.
La parte OBRERA del frente.
1. A las asambleas puede asistir todo el mundo (la multitud autonomista). Como evidentemente los trabajadores somos muchos más que los explotadores no hay problema en que asista todo el mundo si se vota. 
La parte de FRENTE del teorema revolucionario.
2. En la democracia se parte de la pluralidad y se respeta la pluralidad. A la asamblea puede asistir todo el mundo, incluso de forma organizada. Se han de permitir todos los miembros de partidos y sindicatos, e incluso la incorporación de forma organizada de los miembros de los partidos y los sindicatos. La democracia es la pluralidad de posiciones. Lo que es imposible es asistir como un yo transcendental sin yo empírico como se había venido planteando. Somos hombres y por ello tenemos historia y hemos constituido en otros momentos históricos organizaciones de solidaridad de los oprimidos. No puede ser un inconveniente estar organizado, al contrario, es una honra el haberlo estado.  
La UNIDAD del frente
3. La pluralidad se expresa en el voto. En esta sociedad de hombres con diversos intereses, los explotados somos los mayoritarios en todos los aspectos, nuestro número es nuestra principal fuerza en la batalla, (en la conciencia lo será nuestra razón). El querer establecer una política por consenso, por unanimidad, solo lleva a la Unión Sagrada, a mantener el status quo de esta sociedad podrida y absurda, a plantear que puede haber acuerdos entre explotados y explotadores. El consenso significa el bloqueo del progreso social por parte de una minoría. Es la dictadura de la minoría explotadora frente a la amplia mayoría explotada.
4. Se parte de la pluralidad y llegamos a la unidad por el centralismo democrático. La democracia es el enriquecedor pluralismo que no podemos ni debemos superar en el encuentro entre trabajadores, entre ciudadanos. Nos unificaríamos en la acción gracias a lo establecido por el voto. Habría que ir hacia el centralismo democrático: libertad completa de discusión, unidad completa de acción. Es de menor de edad abandonan la asamblea cuando esta no aprueba lo que uno quiere. Los que hemos llegado a la mayoría de edad sabemos que si la asamblea no asumen nuestras posiciones, nos corresponde seguir explicando pacientemente. La paciencia en la explicación es la única manera de respetar la pluralidad, de ser demócrata.
Sobre los contenidos
5. En las asambleas se deben votar reivindicaciones, peticiones y no tanto propuestas. Nos hemos reunido para dar solución a nuestros problemas. Estos se pueden expresar en forma de reivindicación. Las reivindicaciones conectan nuestras carencias con una sociedad nueva que las subsanará. Son creativas de nueva sociedad en este aspecto. En las asambleas actuales se está utilizando la palabra propuesta para relegar a futuro las reivindicaciones, para que no salgamos de la cueva.
Sobre dónde remitirnos y cómo construirnos
6. Nos remitimos al poder constituido dominante. Con el poder mayor o menor de nuestras asambleas nos remitimos al poder constituido. No queremos crear una sociedad paralela y dejarle el poder a la burguesía. De este modo, tomando nuestras reivindicaciones iremos a las organizaciones tradicionales a reclamarles que las asuman. Si las asumen habremos ganado y nos representarían. Si no las asumen, -que es lo que va a ocurrir-, habremos demostrado que “no nos representan”. 
7. Levantar la organización política de los no representados. Habría que levantar una organización con todos los que han hilado las reivindicaciones y quienes las apoyan. Esta organización tiene que tener como programa las peticiones de las asambleas. La organización constituida con las nuevas reivindicaciones tiene que orientarse a la toma del poder. La revolución se orienta a la toma del poder. Nos tenemos que presentar a las elecciones para que nuestros representantes realicen nuestros designios. Nuestros representantes son delegados mandatados revocables en todo momento por la organización.
8. Tenemos que defender nuestra organización y nuestra toma del poder. Si a la burguesía no le gusta nuestra victoria en las urnas y quiere hacer retroceder a la revolución por la violencia golpista, como ya ha hecho en otras ocasiones, nos encontrará más instruidos, más agitados, más organizados y más decididos que en el 36. 
Notas
1 La traición del Gobierno Zapatero se produce desde que el 10 de mayo de 2011 al huir hacia delante se puso a aplicar las políticas de ajuste estructural y los recortes sociales que le han impuesto(UE, FMI, Wall Street), y que él ha aplicado diligentemente. Estas políticas han supuesto que se cree un vacío de representación entre los trabajadores. A esto habría que sumar la firma por parte de UGT y CCOO del ASE, acuerdo por el que se recortan drásticamente la pensiones. La inacción de IU ante este acuerdo, por no enfrentarse a los sindicatos mayoritarios, ha llevado a que los trabajadores no tengamos organización que nos represente, estamos huérfanos. En este vacío se ha producido un estallido social, apoyándose en la negativa de las autoridades a que se pudieran quedar acampados en Sol unos miembros de la convocatoria del 15M.
2 El autismo es un espectro de trastornos caracterizados por graves déficits del desarrollo, permanente y profundo. Afecta a la socialización, la comunicación, imaginación, planificación, reciprocidad emocional y conductas repetitivas o inusuales. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las esterotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).(De la wikipedia)
3 En la asamblea de Getafe se dijo que nos podíamos reunir en un centro cívico, que para eso están construidos con dinero público, y los que llevaban la asamblea hicieron oídos sordos sobre la propuesta. De los 1200-1500 asistentes, al final solo nos quedamos como 500 después de estar tres horas bajo el sol de justicia
4 Desborda el alcance de este artículo el pensar si el autonomismo, ese autismo excluyente/exclusivo que no vota para tomar el poder es lo que explica cómo en Italia se pasa de un 40% de votos para el PCI en el año 76 a una Italia donde Berlusconi gobierna durante 20 años. La no construcción de un partido revolucionario que sustituyera a las podridas organizaciones tradiciones, -el declinante PCI estalinista y el mafioso PSI-, podría explicar que la clase obrera solo tuviese organizaciones traidoras a las que no hay quien las vote, y autonomismo obrero, con lo que se prepara el terreno para la victoria de Berlusconi, o de Rajoy y Esperanza Aguirre, en países donde los trabajadores son especialmente de izquierdas.
Loïc Caballero es profesor de Filosofía, miembro de la UGT y del POSI, sección en España de la IV Internancional
Fuente:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=130314