4/5/11

Pequeña guía de la vida y la obra de Karl Marx


En el libro Karl Marx. Guía para rebeldes, publicado por La Mancha Cooperativa Editorial, se esboza de manera resumida y concreta la vida de uno de los pensadores más importantes desde el siglo XIX, además de mostrar las ideas y fundamentos principales de la teoría que construyó.

Escrito por el académico Mike González, profesor de la Universidad británica de Glasgow, la obra recorre la vida de Marx desde su nacimiento el 5 de mayo de 1818 en el seno de una familia judía en Alemania hasta sus últimos días, consagrados a la escritura de El Capital, su obra más vasta y minuciosa que desenmascaró el funcionamiento del actual sistema capitalista.

Desde su acercamiento en la adolescencia al grupo de los Jóvenes Hegelianos, pasando por su rol como escritor y analista en los periódicos Rheinische Zeitung y el Deutsche Franzosische Jahrbucher, los primeros intentos de organización sindical y sus posteriores exilios por la febril actividad política desarrollada con su compañero Friedrich Engels, en el libro se recoge en forma paralela lo biográfico y el avance del pensamiento del padre del comunismo. Uno de los puntos más interesantes es la explicación de cómo cada acción o pensamiento de Marx tiene su correlación con la realidad europea que se vivía en esa época.

Sobre esto último, González cita el conflicto encabezado por los tejedores alemanes de Silesia en 1844, hecho que "ofreció a Marx un ejemplo vivo de cómo los trabajadores podían luchar contra el sistema".

En el libro también se detallan las pujas internas del propio sistema capitalista naciente y el respaldo de Marx a la resistencia de los obreros alemanes, pese a las discrepancias con algunos de sus contemporáneos.

El libro de González a su vez explica de forma resumida algunas obras escritas por Marx y Engels, como lasTesis sobre Feuerbach, La Ideología Alemana y el clásico Manifiesto Comunista.

Sobre el texto que marcaría el inicio teórico del socialismo, el mecanismo de la generación de plusvalía y la lucha de clases como motor de la historia, el autor indica que uno "de los grandes logros de Marx era, antes de estos hechos, haber escrito la obra que tan fielmente expresaba el espíritu de 1848".

El Manifiesto Comunista "no es un panfleto político cualquiera; es un manifiesto apasionado y visionario. Para un lector del siglo XXI, o de cualquier momento desde su publicación, tiene un tono profundamente contemporáneo. El mundo que describe es instantáneamente reconocible hoy en día", apunta González.

Después de haber transitado un vida donde las propias penurias económicas que generaba el capitalismo lo golpearon hasta el fin de sus días, en 1883, Marx y su pensamiento mantienen plena vigencia para dar herramientas a favor de los oprimidos contra sus opresores.

Como bien dijo Engels durante su entierro, "Marx era, ante todo, un revolucionario. Cooperar, de este o del otro modo, al derrocamiento de la sociedad capitalista y de las instituciones políticas creadas por ella, contribuir a la emancipación del proletariado moderno, a quién él había infundido por primera vez la conciencia de su propia situación y de sus necesidades, la conciencia de las condiciones de su emancipación: tal era la verdadera misión de su vida. La lucha era su elemento. Y luchó con una pasión, una tenacidad y un éxito como pocos".