4/5/11

Hamas y Al-Fatah se reconcilian en Egipto


Los movimientos Al-Fatah y Hamas, los más representativos del pueblo palestino, ratificaron hoy en El Cairo un acuerdo que sella la reconciliación y los compromete a formar un gobierno provisional y convocar a elecciones dentro de un año.

En una ceremonia con concurrida asistencia de diplomáticos, cancilleres árabes y representantes de otras 11 facciones palestinas, los dirigentes de Hamas, Khaled Meshaal, y de Al-Fatah, Mahmoud Abbas, se pronunciaron por poner fin a más de cuatro años de rivalidades.

La sede de los Servicios de Inteligencia de Egipto, en esta capital, atestiguó el primer cara a cara entre Meshaal, líder político islamista exiliado en Siria, y Abbas, también presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), hasta ahora con jurisdicción sólo en Cisjordania.

El acto oficial de rúbrica del acuerdo, una versión enmendada de la propuesta egipcia ya aceptada por Al-Fatah en octubre de 2009, fue presenciado por dirigentes de los 11 grupos que ayer lo avalaron en El Cairo, una semana después del anuncio de arreglo hecho por Hamas. Según el documento, un gabinete provisional será constituido para poner fin a la división entre Cisjordania, dominada por Al-Fatah, y la Franja de Gaza, bajo control de Hamas desde 2007, y preparar elecciones presidenciales y legislativas en el curso de un año.

Bajo el pacto, se formarán tres comités separados para planear los comicios, reformar la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), a la cual no pertenece Hamas, e incorporar un sistema de seguridad entre Gaza y la ocupada Ribera Occidental o Cisjordania.

El nuevo gobierno manejará los asuntos en los territorios palestinos, mientras la OLP permanecerá a cargo de las conversaciones de paz con Israel, estancadas desde septiembre por el tema de los asentamientos ilegales.

Al hablar en la ceremonia, el canciller egipcio, Nabil el-Arabi, y el jefe de los Servicios de Inteligencia General de este país, Murad Muwafi, saludaron la disposición de Abbas y Meshaal para contribuir a la estabilidad en la zona.

El coordinador especial de la ONU para Medio Oriente, Robert Serry, que asistió como representante del secretario general, Ban Ki-moon, urgió a fortalecer la unidad de los palestinos y velar por la durabilidad del pacto recién ratificado.

A su vez, el secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), Ekmeleddin Ihsanoglu, saludó la reconciliación como un "logro histórico que podría dar ímpetu a la causa palestina y su presencia a nivel internacional".

Meshaal, Abbas, la ONU, el secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, y la OCI también elogiaron, por separado, el rol mediador de Egipto que permitió alcanzar un entendimiento, pese a múltiples obstáculos en los últimos años.

Israel, Estados Unidos y Europa tildan de terrorista a los islamistas palestinos, de ahí que el primer ministro Benjamín Netanyahu amenazó a Abbas para que no diera el espaldarazo al acuerdo con Hamas.

Antes de cimentar el pacto, Meshaal y otros dirigentes de Hamas aseguraron que, aunque no reconocen al Estado israelí, respetarán la tregua pactada en Gaza y los principales acuerdos suscritos por la ANP, aunque analistas admitieron que persisten divergencias.