12/4/11

Un premio más para Bernardo Bertolucci

Foto: Bernardo Bertolucci

Después de Woody Allen y Clint Eastwood, el Festival de Cine de Cannes decidió incorporar a su armario de premios una Palma de Oro honorífica cada año y para hacerlo bien, el elegido de 2011 es Bernardo Bertolucci. Maestro italiano de obras inolvidables como Novecento (1976) y la muy recordada El último emperador (1987), ganadora de nueve Oscar, Bertolucci será la figura principal de la gala de apertura de la 64 edición de Cannes el 11 de mayo próximo.

Apegado siempre al cine de autor y a distancia de estilos convencionales, el realizador nacido en Parma en 1941 es también recordado por la controvertida El último tango en París, con Marlon Brando y María Schneider, y Pequeño Buda. Precisamente la erótica y escandalosa cinta en su época (la década de 1970), fue muy mencionada recientemente a raíz del deceso de la actriz francesa María Schneider, quien no escondía su odio por Bertolucci y Brando en razón de las fuertes escenas que filmó.


De todas formas, la obra de conjunto del hijo del poeta italiano Attilio Bertolucci, es motivo de tributo en virtud de la calidad de sus filmes, "que se revelan hoy en toda su singularidad y permanecen intactos en el tiempo (...)".

Así lo ven Gilles Jacob y Thierry Frémaux, Presidente y Delegado General de Cannes, respectivamente, quienes añadieron a la prensa que se trata de "un artista comprometido con el séptimo arte y con el Festival".

Novecento fue interpretada por Robert De Niro, presidente del jurado del encuentro en la ciudad de la Riviera Francesa, y el Gérard Depardieu. El estadounidense sin dudas estará en el boulevard de La Croisette en la noche del 11 de mayo.

Bertolucci se unirá al selecto club que ya integran Woody Allen (2002) y Clint Eastwood (2009), con las Palmas de Oro de honor. Pero Jacob y Fréamaux adelantaron que a partir de 2011 se hará en forma continuidad esta distinción.

Allen, por cierto, estrenará en Cannes su largometraje Midnight in Paris, en una ceremonia inaugural que promete la presencia además de decenas de luminarias como la actriz norteamericana Faye Dunaway, el rostro del afiche del evento.