8/4/11

Krugman: El BCE para proteger a Alemania “le echa el muerto” a la periferia


El Nobel de Economía, Paul Krugman, cree que con la subida de tipos, el BCE pretende depositar sobre la periferia del euro el peso del ajuste económico, al evitar la erupción de presiones inflacionistas en Alemania.

La decisión del Banco Central Europeo de ayer de subir un cuarto de punto el precio oficial del dinero hasta el 1,25% tiene repercusiones también en el mundo académico.

El prestigioso economista Paul Krugman ha criticado la decisión en en su columna de opinión en el diario estadounidense 'The New York Times'.


Durante los años de la 'euroburbuja' se registraron enormes flujos de capital hacia las economías de la periferia del euro, provocando un agudo incremento de sus costes en relación a Alemania, explica.

Así, Krugman apunta que, tras el pinchazo de la burbuja, esos costes relativos "necesitan reajustarse de una u otra manera", ya sea mediante inflación en Alemania o a través de la deflación en España.

A esta cuestión, el Nobel de Economía responde que, desde un punto de vista "paneuropeo" la respuesta es que el esfuerzo debería compartirse, y, dado que la deflación representa siempre y en todas partes un mayor coste, la mayor proporción del ajuste debería producirse mediante subidas salariales en Alemania en vez de a través de bajadas de sueldos en España.

"Sin embargo, lo que señala en efecto el BCE es que no se tolerará inflación en Alemania, depositando así todo el peso del ajuste en la deflación de la periferia", afirma Krugman, quien sentencia que si los euroescépticos desconfiaban de una política monetaria común, "lo que se está produciendo es peor: una política única y exclusivamente pensada para Alemania".

De este modo, el economista estadounidense advierte de que "ésta es la receta" para una crisis dolorosa y prolongada en la periferia, que eleva de manera significativa la probabilidad de un "crack del euro"