7/3/11

De Zapatero socialista a guerrero imperialista

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero

J.M. Álvarez

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero parece estar en la misma onda que el Premier británico, David Cameron, uno de los líderes occidentales que más apuesta por una invasión colonial en Libia, incluso ya ha enviado militares a la zona de una forma tan “discreta” que fueron hechos prisioneros, a las primeras de cambio, por sus propios amigos. 

El inquilino del Palacio de La Moncloa pretende que la guerra sea avalada por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, y cuente con el visto bueno de la Liga Árabe o la Unión Africana. Para él una guerra avalada será más “humana” que otra que no lo sea; sin embargo los crímenes imperialistas se cometen con permiso y sin permiso de la ONU.

Al mandatario español apuesta fuerte, pero las apuestas de ese calado no son para mediocres. Sus contactos con Cameron, y sus movimientos (que tanto recuerdan a Aznar), recabando apoyo para su “humanitario” proyecto, sin duda serán mal vistos entre los pueblos musulmanes, independientemente de la actitud que adopte la Liga Árabe. El Gobierno libio ha recibido muchas críticas desde todos los lugares, pero desde que quedaron al descubierto las mentiras de los medios, se ha ido creando conciencia de que estamos ante una nueva agresión colonial de Occidente.

El Gobierno español de turno vuelve a echar leña al fuego, como hiciera Aznar en su día, tratando de destacar en el ámbito internacional donde tiene poco peso, debido a su carácter de potencia de tercera división. Espero y deseo que este inesperado ardor bélico de Zapatero, el presidente del talante y el buen rollito, no lo pague el españolito de a pié que no tiene vela en este entierro, ni guardaespaldas que lo proteja.