28/2/11

Nuevo cumpleaños del Manifiesto Comunista


Este 23 de febrero la obra más señera de los creadores del socialismo científico, Carlos Marx y Federico Engels, cumplió un nuevo año desde que vio la luz sobre la faz de la tierra, en el año 1848: El Manifiesto del Partido Comunista.

Han transcurrido los años y lejos de caer en el olvido, las ideas contenidas en esa obra permanecen en su esencia inalterables y vigentes. Dijeron en su momento sus creadores: "La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases”. ¡Qué tremenda verdad es esa !Han pasado años y las clases sociales beligerantes siguen acusando sus contradicciones.  El fantasma que recorría Europa en aquellos años salió de la clandestinidad a conquistar la conciencia de los hombres y de los pueblos del mundo. Se dijo entonces: " Ya es hora de que los comunistas expongan a la faz del mundo entero sus conceptos, sus fines y sus aspiraciones”. 

A 25 años de su publicación, Marx y Engels señalaron que el texto original debía adecuarse a las circunstancias históricas existentes, pero que en su esencia nada de él debe ser cambiado. Nada más alejado de esa esencia que sostener ayer, y menos ahora, una actitud dogmática frente a tan trascendente documento histórico, que en los hechos es una guía programática hacia la conquista del poder por los trabajadores del mundo.

Lenin, el genio político más notable que ha conocido la humanidad, dijo del Manifiesto:
"En esta obra se expone con una claridad y brillantez geniales, la nueva concepción del mundo, el materialismo consecuente aplicado también al campo de la vida social, la dialéctica como la más completa y profunda doctrina del desarrollo, la teoría de la lucha de clases y el papel revolucionario histórico mundial del proletariado como creador de una nueva sociedad,de la sociedad comunista "
Cada día en diversos lugares del orbe, centros académicos, escuelas, sindicatos y hombres cultos leen y estudian El Manifiesto Comunista, como una obra que aporta al conocimiento científico de la sociedad humana. 

Cuando los seres humanos aspiramos a vivir en un mundo mejor, sin desigualdades, sin injusticias, debemos ir a las páginas del Manifiesto y también de otras obras de sus mismos autores, pues ellos y otros pensadores, iluminaron el camino de los hombres y de los pueblos. La toma de conciencia será el factor decisivo en la organización, en la lucha y en la transformación de la sociedad.