3/2/11

Más datos sobre Slavoj Žižek

Foto: Slavoj Žižek

El filósofo, sociólogo y psicoanalista Slavoj Žižek nació en Ljubljana el 21 de marzo de 1949, Eslovenia, país que una vez formó parte de la antigua Yugoeslavia). Es uno de los pensadores más influyentes de la actualidad. Un diario estadounidense lo definió como "el Elvis Presley de la teoría cultural" y la revista New Republic lo ha calificado como "el filósofo más peligroso de occidente". Es el fundador de la Escuela de Psicoanálisis Lacaniano de Eslovenia, imparte clases en la Facultad de Sociología de la Universidad de Ljubljana y ha sido profesor invitado en varias universidades del Reino Unido y Estados Unidos. 

También escribe habitualmente para varios diarios y revistas internacionales (New York Times, In These Times, New Left Review, The London Review of Books, The New Statesman), y es ampliamente reconocido por su habilidad como popularizador y divulgador del pensamiento filosófico, por sus excepcionales habilidades como observador y estudioso de la cultura de masas (en especial del cine de Hollywood), por sus lúcidos análisis sociopolíticos y por su erudición enciclopédica. Su vasta producción bibliográfica (más de 50 libros) incluye títulos como El sublime objeto de la ideología, ¡Goza tu síntoma!, Repetir Lenin, El títere y el enano, Bienvenidos al desierto de lo real, Visión de Paralaje, Lacrimae Rerum, En defensa de la intolerancia, In defense of lost causes y Sobre la violencia.

Slavoj Žižek propone, dentro del amplio marco de temas, argumentos y estilos conocido como Filosofía Continental, un nuevo materialismo dialéctico que integra las tradiciones del hegelianismo, el marxismo y el psicoanálisis lacaniano, y que es diferente del viejo freudomarxismo defendido por los autores vinculados a la Escuela de Frankfurt. Žižek, aunque a menudo es identificado como “postmoderno”, reivindica la obra y los ideales de la Ilustración y se posiciona explícitamente contra los deconstruccionistas, los heideggerianos y los llamados oscurantistas de la New Age.

El "gigante de Ljubljana" (por su estatura física y espero que algún día por su posición en la vida) aspira a la construcción de un nuevo "pensamiento totalizador" y de una "política de la verdad". Su filosofía, no obstante, huye por completo del dogmatismo, el sectarismo y la simplificación, extremos a los que supuestamente se creen que son característicos del viejo materialismo dialéctico marxista, o de la “filosofía de la praxis”, gramsciana, y se abre al amplio mar del pensamiento humano que se extiende desde los presocráticos y Platón hasta las diversas escuelas de la filosofía contemporánea, tanto continental como analítica. Žižek, ajeno a todo dogmatismo en su obra, siempre deja espacio para un contraargumento, para otro camino de reflexión, para otros caminos posibles a través del desierto de lo Real.

Total, que si Žižek no logra sus objetivos filosóficos, políticos o morales, al menos tiene bastante material con el cual disfrutar de una muy buena diversión, y nosotros, encantados también con él.