26/2/11

La nueva ortografía de la Real Academia es un desastre


Comentario breve sobre dos artículos de Javier Marías, a quien se aconseja renunciar a la RAE

Estoy de acuerdo con Marías, Javier, en que la nueva ortografía lo único que hace es abrir más el idioma y complicarlo porque si ya la cosa funcionaba bien así, para qué cambiar. Dice Marías, quién es un sobrado, alguien que ha leído mucho, que ha estudiado mucho y que sabe mucho, que para eso ya hay otros idiomas; en los otros idiomas las cosas quedan mucho más abiertas y los significados más imprecisos. No me extraña que los abogados en Estados Unidos ganen un dineral. Como no soy muy anglófilo, jamás había reparado en semejante eventualidad. Los beneficiados aquí, serán también los abogados, es un decir porque con algunas cosas han creado el beneficio de la duda. Sólo o solo. Ahora no se acentúa nada. Antes se acentuaba el adverbio cuando te referías a solamente, si lo usas de adjetivo se escribía pelado. Por tanto, la frase que alguien ayer me envió, alguna bienintencionada queda: "He tenido sexo solo dos horas".


Lo anterior, que cada uno la interprete como le de la gana. Lo mejor es conocer al intérprete para adivinar el tamaño de la bola(¿Por qué esto ahora escribe en azul? ¿Será mi linaje?) Sólo no estoy de acuerdo en una cosa con Marías. Él escribe que ahora los poetas lo tendrán más difícil. No estoy de acuerdo. Si hay alguien que se maneje en la excelencia, en la ortografía y en la sintaxis, esos son los poetas, son precisos, como un cirujano armado de bisturí, y están acostumbrados a masturbar las neuronas en busca del adjetivo perdido. Los poetas lo van a tener más fácil, porque un buen poeta siempre tiene varias lecturas, imagínense a partir de ahora.

Voy a salir a ver si encuentro una botella reserva de un buen vino y me la bebo solo. Sólo eso. Un poco de queso y membrillo, para cenar solo y sólo veré la tele un rato, que mucho cansa y aburre y apelmaza y seguro que solo, en la cama, me lo paso mejor que sólo en la tele. Hemos perdido diversidad. Precisión. Para una cosa que teníamos van y nos lo ahorran.

Javier Marías, tú dices, que como académico de la RAE que eres, no estás de acuerdo y yo te pregunto, si no estás de acuerdo y además no te hacen ni caso, ¿qué haces ahí? Vete pa'l carajo, seguro que eres el primero que renuncia. No es mal honor para un hombre, ser el primero.  Mientras no lo hagas, para mí, seguirás siendo lo que eres, un chamo que escribe artículos excelentes y novelas...