2/1/11

Los muros de la desvergüenza

Muro de Israel contra el pueblo de Palestina
Como si fueran pocos, Grecia construirá otro que la separaría de Turquía

“Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puertas”: Isaac Newton

El criticado muro de Berlín, erigido por razones eminentemente políticas, palidece en su estructura frente a los que se están construyendo en la actualidad.  Ahora Grecia quiere construir un muro en los 206 kilómetros de frontera que comparte principalmente con Turquía para poder poner fin a la inmigración irregular.


Como modelo, los “socialistas” de Grecia piensan en el muro que divide México de Estados Unidos. Pero como yo también pienso, opino que deberían “estudiar” los muros que han construido, Marruecos en contra del pueblo saharaui e Israel, en contra del pueblo palestino.

Pero hay un problema. Los inmigrantes que ingresan a Grecia en forma ilegal, proceden mayoritariamente de Turquía, y la posición de la Comisión Europea al respecto no está muy clara, porque mientras esto sucede, se continúa estudiando el ingreso Turquía a ese organismo. En un futuro no muy lejano, los turcos podrán circular legalmente por toda la Unión Europea, sin limitación alguna: ya no serán más “extra-comunitarios”.

La frontera greco-turca transcurre por una llanura, a lo largo del delta del río Maritsa. Grecia pidió hace dos meses ayuda a la agencia de fronteras de la Unión Europea, Frontex, para hacer frente a la oleada de inmigrantes. En noviembre fueron desplegados en la zona 200 funcionarios de Frontex.

En 2010 llegaron “a diario 200 refugiados” procedentes de Turquía. La Comisión Europa considera la situación en la frontera entre Grecia y Turquía alarmante, pues más del 80 por ciento de los inmigrantes que llegan de forma irregular a la Unión Europea y que atraviesan Grecia.

Grecia está desbordada con la oleada de inmigrantes. En las ciudades son miles los inmigrantes en la indigencia. Cientos de ellos intentan llegar a Italia en ferry.

En la actualidad, el 10% de la población de Grecia es “extra-comunitaria” y en el país hay unos 300.000 inmigrantes en situación irregular. En su mayoría son refugiados de las guerras provocadas por los Estados Unidos en Afganistán e Irak. Los hay también procedentes del norte de África.

Muros y más muros

Frontera entre las dos Coreas
Corea tiene una Zona Desmilitarizada (ZDC), que es una franja de territorio de 4 kilómetros de ancho por unos 250 kilómetros de largo, que divide a Corea del Norte y Corea del Sur, cortando la península coreana a lo largo del paralelo 38. La franja fue creada en 1953, cuando la guerra entre las dos Coreas –que dejó unos tres millones de víctimas- se detuvo gracias a un cese al fuego. Durante muchos años fue considerada una de las fronteras más tensas de la Guerra Fría; aún hoy, pese a los avances en la reconciliación entre los dos países, es un territorio que refleja el conflicto latente en la península que está dividida entre dos repúblicas, una situada al norte y otra al sur, y son el producto de una guerra que oficialmente no ha concluido, porque sólo se firmo un “armisticio”, nunca se firmó un acuerdo de paz. Fue una guerra no oficial entre Estados Unidos y Japón, de un lado y la URSS y China, del otro. Corea fue una colonia japonesa de 1910 a finales de la Segunda Guerra Mundial en 1945. A partir de la Conferencia de Ginebra de 1954 la situación quedó oficializada. La guerra dejó a la península dividida permanentemente y a lo largo de esa frontera, la más “caliente” desde el punto de vista militar se han producido numerosos incidentes, que afortunadamente no han tenido mayores consecuencias. Pero este “muro”, si así puede ser considerado, es político y militar.

Muro entre México y EE UU
Estados Unidos construye un vergonzante muro que se encuentra en plena ejecución. El Congreso americano aprobó un presupuesto de hasta 9.000 millones de dólares para construir 1.123 kilómetros de sólido hormigón que cruzará California, Nuevo México, Arizona y Texas con el claro objetivo de impedir a los “espaldas mojadas” cruzar el río Bravo y controlar así el flujo de inmigrantes. Lo curioso es que no hay ninguna medida restrictiva para el intenso comercio existente en el área, solo para los indocumentados que se están instalando en amplias zonas de Estados Unidos que anteriormente eran territorios que pertenecían a México y que le fueron arrebatadas en el siglo XIX.

Muro irlandés
Irlanda del Norte, en las ciudades de Portadown y Londonderry, una cincuentena de “líneas de paz” separan todavía hoy a católicos y protestantes.

Israel construye un muro que la separa de los territorios palestinos, tendrá 730 kilómetros. Este sofisticado muro de la vergüenza ha recibido la condena de la opinión pública mundial y ha sido declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia de la Haya, pero el Gobierno israelí es implacable en su acción demoledora de ciudades y exterminio de civiles. Solo parece interesado en que esta barrera sea infranqueable para los palestinos.
 
Muro español de Ceuta, en Marruecos
España “protege” con alambradas sus enclaves coloniales que se encuentran en Marruecos de Ceuta y Melilla. Estas vallas, ubicadas en la parte norte de Marruecos fueron financiadas por la Unión Europea estando en principio conformadas por una doble muralla paralela de tres metros de alto, alambre de púas, cámaras de vigilancia y detectores de movimientos, pero luego del asalto masivo de que fueron objeto hace más de un año por parte de los inmigrantes africanos que intentaban ingresar a España, el gobierno “socialista” de Rodríguez Zapatero dobló su altura hasta los seis metros.

Muro de Bagdad
Irak, con el objeto de reducir la resistencia del pueblo iraquí, a esta salvaje ocupación militar, el levantar muros que compartimenten la ciudad de Bagdad para que sus cientos de miles de soldados puedan controlar esos sectores. Para ello están cercando barriadas y comunidades que no han podido ser tomados por asalto por sus tropas regulares y paramilitares. Ya lo han hecho en el distrito de Adamiya, que hoy semeja una gran prisión al aire libre, cercada por enormes bloques de hormigón que se instalan a un ritmo de 2.000 por semana. El Ejército norteamericano va más lejos: está construyendo muros en 10 de los distritos más violentos de Bagdad y empleando tecnología biométrica para comprobar la identidad de algunos de sus residentes. Lo llaman "comunidades cerradas". Muros similares existen en Faluya, al oeste de Bagdad, y en Tal Afar, en el norte de Irak. Los militares sostienen que han tenido éxito en esas ciudades. No es la primera vez que se utiliza el sistema. En Vietnam, los gringos fracasaron en el intento, pero parece que ahora han mejorado…

Muro egipcio contra el pueblo palestino de Gaza
Egipto ha comenzado a construir un muro de 12 kilómetros de lindero con la franja de Gaza, en una medida preventiva para evitar nuevos intentos palestinos de reventar la frontera. El nuevo muro, de tres metros de altura, estará equipado con torres de vigilancia para controlar cualquier movimiento en ambos lados de la frontera y evitar un éxodo como el que tuvo lugar en enero pasado, cuando cientos de miles de palestinos cruzaron durante dos semanas el paso de Rafah después de haber hecho explotar el muro.

Chipre definió en 1964 la barrera que partió a ese país en dos, separando a los grecochipriotas en el sur y los turcochipriotas en el norte de la isla. Una década después, este muro se convirtió en una frontera infranqueable tras la guerra entre ambas comunidades en 1974. La alambrada se extiende 180 kilómetros desde Kokkina en el noroeste hasta Famagusta en el sureste de la isla y la zona de exclusión entre ambas comunidades (conocida como Green Line, Línea Verde) quedó bajo control de las fuerzas de paz de la ONU. Esta “tierra de nadie” tiene una anchura que oscila entre los tres metros en el centro de la capital Nicosia hasta los de siete kilómetros y medio en la aldea de Athienou.

Muro de Marruecos en el Sahara Occidental
Marruecos ha construido un muro en un territorio que le es ajeno, que es considerado como la mayor construcción humana después de la Gran Muralla China. Este muro divide en dos el Sahara Occidental. Una profunda herida de más de 2.700 kilómetros atraviesa el desierto, una gran barrera que separa a las familias saharauis. Este crimen contra la Humanidad sigue desafiando al mundo con sus minas, su alambre de espinos, sus fosos, armas, municiones y soldados, ante la indiferencia de la Comunidad Internacional.

Irán comenzó en 2007  a levantar un muro -que no ha terminado- en su frontera con Pakistán, en la región conocida como Beluchistán. El objetivo enunciado era para detener la proliferación de actividades ilícitas como el contrabando de productos, el tráfico de drogas y la inmigración ilegal. Pero…,  esas no serían las únicas razones para construir esa pared. También se busca frenar el ingreso de extremistas islámicos a territorio iraní. Aunque no hay una confirmación de la extensión del muro, se sugiere que puede llegar a medir 700 kilómetros y que su altura alcanza los 3 metros. 

Muro de Beluchistán construido por Irán
Los beluchis, que habitan en ambos lados de la frontera y también en el área limítrofe de ambos países con Afganistán -muchos de los cuales quisieran ver la región como un ente autónomo o incluso independiente- han quedado ahora divididos por el muro.

Arabia Saudita construye un muro de concreto de seis metros de altura a lo largo de su frontera con Irak, que mide 900 kilómetros para “impedir el ingreso de terroristas, contrabandistas, traficantes de armas e inmigrantes ilegales”. La obra incluirá un muro doble con 135 accesos controlados electrónicamente, sensores ultravioleta para detectar intrusos situados sobre sus bordes, sensores subterráneos para detectar ondas radiales y alambrados de púas a lo largo de su frontera con Omán. 
Maximuro de Arabia Saudita

Con los mismos objetivos, los de defender la economía más poderosa del Golfo Pérsico, poseedora de la mayor reserva de petróleo del mundo, para lo que ha decidido fortificar también el resto de su frontera de 9.000 kilómetros con una de las barreras de seguridad más largas del mundo, a un costo estimado de 3.000 millones de dólares. El reino comparte con Yemen 1.458 kilómetros, y con Irak más de 800. Además, limita con otros cinco países: Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Kuwait y Jordania.

Kuwait ha delimitado su frontera con Irak con barreras de diverso tipo, y fue una consecuencia directa de la invasión de parte del entonces gobierno de Saddam Hussein. La primera de ellas empezó a construirse en 1991 por iniciativa de Naciones Unidas para evitar una nueva invasión iraquí. 

Muro que separa a Kuwait de Irak
El muro tiene 190 kilómetros de longitud y se compone de una cerca electrificada, alambre de púas y muros de arena. El conjunto está flanqueado por dos zanjas de cinco metros de profundidad. En 2004 Kuwait empezó a instalar una nueva barrera de 217 km. El argumento fue que era necesario proteger la frontera norte del país. Cientos de soldados patrullan estas barreras en coches, barcos y helicópteros.

Uzbekistán está flanqueado en buena parte de su perímetro por barreras de alambre de púas. En 1999, tras un atentado en la capital, Tashkent, el gobierno recurrió a estas barreras alegando que había que impedir que militantes del radical Movimiento Islámico de Uzbekistán se infiltraran en su territorio. Buena parte de los 1.100 kilómetros de frontera que Uzbekistán comparte con Kirguistán están así demarcados. En algunos tramos de la frontera, la instalación de este tipo de cercas no es posible debido a la geografía montañosa de Uzbekistán. En su límite sur, Uzbekistán colinda con Afganistán. La barrera de alambre de púas está allí respaldada por una cerca electrificada con una corriente de 380 voltios.

Frontera entre India y Pakistán
India y Pakistán, ambas potencias nucleares, comparten una frontera que es una de las más volátiles del planeta. Muros, alambradas o fortificaciones se extienden por casi la mitad de los 2.900 kilómetros de línea fronteriza, y la intención manifestada por India es cubrirla prácticamente toda. A finales de la década de los años 80, India comenzó a levantar la barrera en los estados de Punjab y Rajastán con el argumento de “combatir el terrorismo”. Un motivo frecuente de tensión es la valla de alambres, combinados con minas y alta tecnología, conocida como Línea de Control, erigida a casi todo lo largo de la frontera de facto en Cachemira, no reconocida por Pakistán. La construcción de ese muro de 550 kilómetros que la separa de Cachemira, con la intención de “proteger” a la nación de ataques de milicianos paquistaníes. La valla, tuvo un costo de 3 mil 700 millones de dólares y está compuesta por una doble cerca de alambre de púas de casi cuatro metros de altura. Para hacerla aún más inexpugnable, India instaló mil quinientos kilómetros de cables electrificados.

En estos momentos de crisis, bien vale recordar los versos del poeta cubano Nicolás Guillén, que dicen:
Para hacer esta muralla tráiganme todas las manos,
los negros, sus manos negras, los blancos, sus blancas manos.
Una muralla que vaya desde la playa hasta el monte
desde el monte hasta la playa,  allá sobre el horizonte...
Abramos la muralla a la paloma y al laurel.
Al corazón del amigo.
Al mirto y la yerbabuena.
Al ruiseñor en la flor.
Hay que cerrar la Muralla “al sable del coronel, al diente de la serpiente, al veneno y al puñal...”