27/1/11

La “Nueva Síntesis” de Bob Avakian

Foto: Bob Avakian

Bob Avakian plantea una “nueva síntesis” en la cual se da un salto cualitativo en el desarrollo del marxismo. Si bien no plantea su “nueva síntesis” como una nueva etapa del marxismo, se nota claramente la intención. Analicemos pues esta “nueva síntesis”.  Vea en “Gramscimanía” los Datos sobre Bob Avakian

Avakian expone el por qué de la nueva síntesis, plantea que ha analizado las revoluciones en todo su proceso, y que ha analizado sus aciertos y, dice: “Pero también he analizado a fondo los errores, así como los puntos débiles en cuanto a concepción y método que contribuyeron a esos errores. Sobre esa base, he forjado un marco teórico cohesionado, integral y global, o sea, una síntesis. Aunque sin duda alguna este avance surge de lo que ha venido antes y avanza a partir de ello, implica también, como elemento crucial, autentica ruptura con la concepción y la experiencia anterior, por lo cual la llamamos una nueva síntesis”.

Bob Avakian plantea su nueva síntesis en relación a tres planos: filosofía, política y “concepción estratégica”. 

1. Filosofía

Sus planteamientos acerca de la materia y la dialéctica están bien planteados, y en líneas generales sus planteamientos sobre la relación entre estructura y superestructura son validos. ¿Dónde está lo novedoso? Dice que está en identificar y superar las limitaciones, ¿Cuáles son y donde se encuentran estas limitaciones? Plantea estas limitaciones en 4 puntos, y plantea que estas se dan desde Marx y Engels, y que son heredadas por Stalin y Mao Tse Tung. Veamos pues estas 4 limitaciones:

a) idealismo. Esta se expresaría en el marxismo de dos formas: por un lado la tesis de la “inevitabilidad”, y por otro la tesis del “reino de la gran armonía”. Sobre lo primero, considero erróneo lo planteado por Avakian, ya que sostener la tesis de la inevitabilidad histórica del comunismo no es idealismo, sino que es producto de comprender las leyes que rigen la sociedad. Idealismo sería quedarse sin hacer nada para llegar al comunismo, esperando que el sistema cambie por si solo, eso si seria erróneo. Planteo que a condiciones normales, es decir sin algún tipo de colapso producto de fuerzas externas, catástrofes, etc., el comunismo se impondrá sobre la tierra. Y sobre lo de considerar al comunismo como el reino de la gran armonía, pues considero que ello no es muy exacto, pero de ahí a calificarlo de idealismo, como plantea Avakian, es una exageración. Entender que el comunismo seguirá habiendo contradicciones, pero estas no serán antagónicas.

b) Conciencia. Critica Avakian que se le de demasiado énfasis a la base económica y que no se analice la superestructura, y plantea que tanto Lenin como Mao Tse Tung vieron ello pero que no lo comprendieron con suficiente profundidad. Así que es Avakian quien profundiza ello. ¿pero es ello cierto? Es falso, ya que desde Marx se tiene clara comprensión del desarrollo de la superestructura, y el que no se haya profundizado más en ello es producto de que tanto Lenin como Mao Tse Tung desempeñaron sus labores teóricas llevando sendas revoluciones proletarias en Rusia y China, y dirigieran sus partidos en plena revolución, por lo que condujo centrar sus análisis en cuestiones concretas e inmediatas, claro hay excepciones como el libro “materialismo y empiriocriticismo” de Lenin, etc., pero en líneas generales se dio ello. Así la critica de Avakian esta mal planteada, ya que no es que se dio más énfasis en el estudio de la economía, sino que a raíz de resolver problemas concretos en una época, la revolución demandaba conocer la situación, demandaba soluciones. No hubo demasiado énfasis, sino que fue una necesidad en su momento atender a los problemas económicos. 

c) Pragmatismo. Dice que es expresa en el marxismo cierto positivismo, ya que según Avakian se tiende a negar el hecho de que la teoría puede adelantarse a la práctica. Coincido con Avakian en plantear ello, lo considero correcto, y es lo que criticaba a Ibarra en su libro “El pez fuera del agua” cuando este postulaba que el maoísmo no podía ser una nueva etapa del marxismo porque no había un cambio profundo en el capitalismo, negando así que la teoría pueda adelantarse a la realidad. Volviendo al planteamiento de Avakian, pregunto ¿este positivismo se presenta de manera profunda en el marxismo? el propio surgimiento del marxismo, del partido comunista y su ideología, es un adelantarse a la realidad. veamos cuestiones concretas, Marx reconocía la existencia de losa átomos, y recién hace algunos años se ha podido fotografiar a los átomos, y mostrar de manera concreta su existencia, ¿acaso ello o es un adelantarse a la práctica, a la realidad? considero que la crítica de Avakian es correcta, pero no exacta, en la medida que ve que este problema se presenta de manera profunda en el marxismo, cosa falsa, ya que si se presenta, pero no se lo puede hacer extensivo a gran parte del marxismo.

d) Epistemología. Su crítica centrea en la idea de que la “verdad tiene sello de clase”, plantea que la realidad es una, por lo que la verdad es una. Plantea que se dan dos maneras de entender la verdad: “todo lo que concuerda con los interés del proletariado y nos ayudara a llegar al comunismo es verdad”, y la tesis de Avakian “Todas las verdades son buenas para el proletariado..todo lo que se verdad puede ayudarnos a llegar al comunismo”. La primera idea expresa pragmatismo, y es correcto en ese aspecto la crítica de Avakian y su tesis sobre la verdad, pero tener en cuenta que eso ya se maneja desde los clásicos, por lo que Avakian sobredimensiona su aporte al tildarlo de salto cualitativo.

2. Política. Sus “aportes” en este punto se dan en dos aspectos: situación internacional e ideología

Sobre la situación internacional. Plantea Avakian que la lucha de clases en un país dado lo determina más la situación internacional que el desenvolvimiento de las contradicciones en ese país. Dice: “el mundo entero tiene que ser el punto de partida. Hay que ver la revolución en su país como parte e la revolución mundial”. Veamos, el contexto internacional es importante para el triunfo de la revolución en un país, pero no lo determina. Gracias a la dialéctica entendemos que es lo interno lo que define los procesos, por lo cual son las condiciones internas, la lucha de clases en el país lo que determina el desarrollo de la revolución, claro sin desligarlo del contexto internacional. 

Pero todo esto es algo muy general, profundicemos más. Dice Avakian: “La defensa del primer estado socialista era una verdadera necesidad. Pero esa defensa existía en contradicción con la necesidad de hacer avanzar al mismo tiempo la revolución en otros países, y con relación a la misma. Como no reconoció o negó la existencia de esa contradicción, la Unión Soviética muy a menudo sacrificó, o intentó sacrificar, la lucha revolucionaria en esos países en beneficio de su propia defensa. Y, hay que decirlo, en Mao persistió ese mismo punto ciego. Si no se reconoce que eso es una contradicción, y si no se aborda eso a partir del hecho fundamental de que el imperialismo ha integrado al mundo entero en uno solo y que el proceso revolucionario es un proceso integrado mundial —a pesar de que los diferentes países tienen sus propias revoluciones diferenciadas, aunque relacionadas—, no se tendrá la posibilidad de resolver esto”. Lo que expresa Avakian es una cuestión importante a investigar, pero considero que la critica que se le hace a la URSS y a China son inexactas, ya que si bien ellos centraron en sus defensas que en exportar la revolución, ello no se debió la sus intereses particulares como nación, sino que es producto de comprender que la revolución no se “exporta”. Si una nación ha desarrollado a un nivel alto la lucha de clases y ella hace viable la revolución, ello es producto del desarrollo interno de ese país, y no de influencia extranjera. 

Sobre la ideología, plantea que en las sociedades socialistas tiene que haber un margen para el debate, y expresa que hubo deficiencias en ello en la URSS y la China. Hubo un contexto internacional que no permitió que ello se diera de la mejor manera, ahí donde Avakian plantea la interrogante ¿hasta que punto se puede sacrificar el debate, la lucha de ideas? Habría que analizar más este punto, pero de ahí a plantear como una cuestión “nueva” y “superior” el aporte de Avakian es en este punto una exageración. 

3. Estrategia

Avakian critica tanto el “economicismo” como el “realismo determinista”. Dice que muchos comunistas tienden a ver solo cuestiones reivindicativas sin ligarlo a la lucha política, a la lucha por la emancipación. Bueno, esto es algo que Lenin planteo en su libro “¿Qué hacer?” de manera magnifica. Y sobre el “realismo determinista” plantea que no hay que quedarse solo en coger las ideas de las masas, sino que hay que proponer, hay que asumir el rol de vanguardia. Esto es correcto, por ejemplo acá en el Perú se viene aplicando de manera magnifica esta idea, y es que ese es el papel de la vanguardia, de la dirección. 

Conclusión: en primer lugar saludo el intento de Avakian de intentar resolver con sus ideas muchos problemas en torno al marxismo, si ello ha sido fructífero o no, que el lector saque sus propias conclusiones.

Antes de terminar, quiero expresar algunas ideas. Avakian no hace un gran aporte a las tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo, es más no toca la economía política, y el socialismo científico lo toca, pero de manera indirecta. Por ello esta muy lejos de ser un hito. En lo que se refiere a su “nueva síntesis”, no tiene mucho de nuevo, ya que muchas ideas ya habían sido discutidas y aclaradas, y lo de síntesis es una exageración, ya que no abarca la doctrina del marxismo en sus tres partes, sino solo toca algunas ideas, que por demás en Avakian están algunas mal planteadas o no están expresadas de modo exacto. Si bien hay cuestiones interesantes por analizar, esta “nueva síntesis” esta lejos de ser un salto cualitativo, y tiene mucho del “viejo análisis” heredado del mecanicismo positivista y del pragmatismo. 

Lo referente al debate en torno al maoísmo como verdad universal queda pendiente para otro estudio.