23/12/10

El pacto de los rehenes de Obama

Keith Mallet [EEUU]  Sisters of the sun

Paul Krugman

Me he pasado los dos últimos días tratando de reconciliarme con el pacto entre Obama y McConnell sobre el recorte de impuestos. Al fin y al cabo, el presidente Obama ha logrado obtener más concesiones de las que nos esperábamos la mayoría de nosotros. Pero sigo estando muy intranquilo, y no porque yo sea uno de esos "puristas" a los que Obama criticaba el martes, sino porque esto no es el final de la historia. Para ser más concreto: Obama ha comprado la liberación de algunos rehenes proporcionándole al Partido Republicano nuevos rehenes.

Tesis sobre la Revolución Cultural

Georges Braque (Francia) El perfil

Guy Debord


El objetivo tradicional de lo estético (1) es hacer sentir, en su ausencia, ciertos elementos pasados de la vida que a través de la mediación del arte escaparían de la confusión de las apariencias, en tanto la apariencia es lo que sufre bajo el reinado del tiempo. El grado de éxito de lo estético se mide entonces por una belleza inseparable de la duración, y tiende incluso a pretender eternidad. El objetivo situacionista es la participación inmediata en una apasionada abundancia de vida través de una variación de momentos intensos resueltamente conducidos.

El compromiso con la teoría

Indra Sharma  (India) Ganesha Danzando

Homi K. Bhabha

Existe una asunción peligrosa y derrotista de que la teoría es necesariamente el lenguaje elitista de los social y culturalmente privilegiados. Se dice que el lugar del crítico académico está inevitablemente en los archivos eurocéntricos de un occidente imperialista o neocolonial. El reino olímpico de lo que erróneamente se califica de «pura teoría» se asume que está eternamente aislado de las exigencias históricas y de las tragedias de los condenados de la tierra. ¿Tenemos siempre que polarizar para poder polemizar?

Soberanía y actos de habla performativos

Mark Rothko (Letonia-EEUU) Colores fragmentados

Judith Butler 

Las recientes propuestas de regular el discurso del odio en los campus, los lugares de trabajo y otros espacios públicos han tenido una serie de consecuencias políticas ambivalentes. La esfera del lenguaje se ha convertido en el dominio privilegiado para interrogar las causas y efectos de la ofensa social. Mientras que en momentos tempranos del Movimiento de los Derechos Civiles o en el activismo feminista lo que se primaba era documentar y buscar resarcimiento frente a varias formas de discriminación, la actual preocupación política por el discurso del odio enfatiza la forma lingüística que asume una conducta discriminatoria, por el procedimiento de tratar de establecer la conducta verbal como acción discriminatoria.1

The Matrix, o las dos Caras de la Perversión


Slavoj Žižek

Cuando vi The Matrix en un cine de barrio de Eslovenia, tuve la oportunidad única de sentarme al lado del espectador ideal para la película, es decir, de un idiota: un hombre que rozaba la treintena, sentado a mi derecha y, tan absorto en la película, que constantemente molestaba a los otros espectadores con exclamaciones como: «¡Dios, la realidad no existe!»... Sin duda prefiero esta ingenua inmersión en la película a las interpretaciones intelectualoides y pseudosofisticadas que proyectan sobre la ella refinados matices filosóficos o psicoanalíticos.

Sin embargo, no resulta difícil comprender la atracción que a nivel intelectual ejerce The Matrix: ¿No es una de esas películas que actúan como una especie de test de Rorschach, poniendo en marcha un proceso universal de identificación, como el proverbial retrato de Dios, que parece siempre estar mirándote directamente, lo mires desde dónde lo mires - una de esas películas en las que se sienten reflejadas casi todas las miradas? Mis amigos lacanianos me aseguran que los autores del guión deben haber leído a Lacan; los defensores de la Escuela de Frankfurt ven en la película una encarnación extrapolada de la Kulturindustrie, con el dominio directo de la Sustancia social (del Capital) alienada-reificada que coloniza nuestra vida interior y nos utiliza como fuente de energía; los defensores de la New Age ven en la película una fuente para especular sobre nuestro mundo como un espejismo generado por una Mente global encarnada en la World Wide Web.

Se filtran los documentos de WikiLeaks que se iban a filtrar


Una filtración en la propia WikiLeaks había permitido el acceso sin restricciones a los 250.000 documentos al periódico noruego “Aftenposten”

Nina Berglund

Según parece, un periódico radicado en Oslo se ha convertido en el único medio de comunicación del mundo que goza de acceso sin restricciones a los más de 250.000 documentos filtrados inicialmente a la organización no lucrativa WikiLeaks. Al parecer, el acceso del diario Aftenposten ha echado a perder la estrategia de WikiLeaks de mantener el control sobre la ingente cantidad de material secreto procedente, en su mayoría, de las embajadas estadounidenses de todo el planeta.

El Socialismo Científico en la nueva Revolución Continental

Dionisio Blanco [Rep Dominicana] Fantasías oníricas

El acervo de esos pensadores y conductores revolucionarios ha reafirmado su extraordinario valor actual para nutrir en nuestra América los nuevos combates y los proyectos emancipadores...

Narciso Isa Conde  /  Especial para Gramscimanía

El  derrumbe del muro no pudo aplastar a Marx: resurgió de sus escombros. El proclamado fin de la historia y de las revoluciones no ha podido contener la  rebeldía  redentora del Che. La recolonización neoliberal, lejos de corroer la espada de combate de Bolívar, la tornó más recia y afilada, al tiempo que ha actualizado el imprescindible carácter continental y mundial del proceso liberador.

Joseph Stiglitz: Acerca de "Beyond the Crash", de Gordon Brown


Es difícil de creer, pero cuando la crisis financiera mundial comenzó en la primavera de 2007 había mucha gente que no vio la gravedad de lo que estaba por venir. Incluso a finales de 2008, después de los problemas de Merrill Lynch y Lehman Brothers., muchos aún estaban en la negación (especialmente aquellos que fueron responsables de la creación de la crisis).

Gordon Brown no está en esta categoría. Tan pronto como Northern Rock empezó a tambalearse, se dio cuenta de que eran profundos problemas estructurales del sector financiero y trató de actuar sobre lo que vio. Se dio cuenta de inmediato que el problema no era sólo una crisis de liquidez, sino una debilidad en el sector financiero basado en años de mala gestión, la regulación laxa y la especulación imprudente. También vio desde el principio que a menos que una recapitalización del gobierno fuera acompañada de requisitos que los bancos deberían cumplir para seguir prestando a las empresas, la crisis en el sector financiero se extendiera a la economía en general.

"Teníamos que revertir 30 años de la formulación de políticas", escribe Brown. No hay dinero, sin la participación del gobierno se convirtió en su lema y trató de persuadir a los estadounidenses y a los europeos a su forma de pensar. Al final, los EE.UU. renunciaron a su estrategia nefasta de queel gobierno entrara en el negocio de la eliminación de la basura mediante la adopción de todos los activos tóxicos de los bancos a sus libros, y siguió la estrategia de Brown de inyecciones de capital.

Picasso: La revolución y los maestros

El paseo de Colón

Higinio Polo

Este mes de mayo, la Tate de Liverpool inaugura la muestra Picasso: Peace and Freedom, una nueva presentación artística que intenta huir del estereotipo del artista genial y mujeriego, convulso y ardiente, para poner el acento en su compromiso político y en su activo papel en el movimiento por la paz que se desarrolló en la segunda posguerra mundial. También el MoMA neoyorquino organiza una exposición sobre el pintor español (tal vez, sin recordar ahora que Estados Unidos le prohibió su entrada en el país, después de que el mismo museo le hubiera dedicado una exposición en 1939 y una posterior en 1946), y anuncia la inauguración de un “proyecto interactivo” sobre su obra. Picasso es un viejo conocido en esa ciudad: había hecho una primera exposición en Manhattan en 1910, cuando aún no tenía treinta años, pero la guerra fría cambiaría por completo la actitud norteamericana hacia él. Por añadidura, otras exposiciones en la misma ciudad estadounidense dan cuenta de la constante atención que Picasso sigue recibiendo: la galería Marlborough también enseña grabados del pintor, y el Metropolitan Museum ha inaugurado una espectacular muestra suya, que califica de “sin precedentes”, a finales de abril, con doscientas cincuenta obras. La que acaba de inaugurar el MoMA en Nueva York se centra en aspectos de su vida relacionados con las mujeres: sus amores y rupturas, pero también en obras que abordan el mundo del circo, los toros, la mitología. Es tal el interés que, en Estados Unidos, en estos meses, se ha llegado a hablar de la fiebre por Picasso, porque, pese a estar siempre presente en la atención de los especialistas y del público, emerge a veces con renovada fuerza.

El intelectual como funcionario. Georg Lukács como Comisario del Pueblo

Victor Vasarely (Hungría) Oslop

Paola Menéndez Alonso

1.  Un momento de rupturas

La Budapest de fin del siglo XIX se erigía, en vísperas de la Gran Guerra como una civitas dei en declive hacia la decadencia. Esta decadencia adquiría un matiz particular en Hungría: no era el tedioso letargo europeo sino que, más bien, se trataba de una interminable espera (mientras las potencias extranjeras ultimaban detalles. Cientos de pensadores, desde Inglaterra a Rusia, avalaron la guerra, en tanto, veían en ella una posibilidad de terminar con la alienación de la vida burguesa. En relación con esto, la catástrofe de la posguerra lograría unir a los hombres de manera fraternal, en términos de comunidad[Gemeinschaft].

La diplomacia estadounidense y la disidencia cubana (2/2)

Wilfredo Lam (Cuba) Art 2

Salim Lamrani  /  Especial para Gramscimanía

La prioridad Yoani Sánchez

La diplomacia estadounidense ve en la bloguera Yoani Sánchez una alternativa creíble a la disidencia tradicional y confía en ella, lo que explica su fama internacional mientras que es une total desconocida en Cuba. “Pensamos que la joven generación de disidentes no tradicionales, como Yoani Sánchez, puede desempeñar un papel a largo plazo en una Cuba post-Castro”. Farrar aconseja así al Departamento de Estado a que concentre sus esfuerzos en esta disidente y le brinde más apoyo.36  En efecto, la historia atípica de Yoani Sánchez suscita algunas interrogantes. Después de emigrar a Suiza en 2002, decidió regresar a Cuba dos años después, en 2004. En 2007, decidió integrar el universo de la oposición en Cuba al crear su blog Generación Y, y se vuelve una acérrima detractora del gobierno de La Habana.37