30/11/10

Sáhara Occidental: La última colonia africana

Francisco Morote Costa

El Sáhara Occidental no es una provincia de Marruecos, como insistentemente proclama la monarquía alauita, sino una colonia de Marruecos. No lo digo yo, lo dice, nada más y nada menos, que el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, máxima autoridad de la ONU en cuestiones de descolonización. Según este Comité, en 2010 el Sáhara Occidental es uno de los 16 territorios no autónomos pendientes de descolonizar y el único del continente africano que aún padece esa situación. El Sáhara Occidental es, pues, la última colonia de África y a Marruecos le corresponde el dudoso "honor" de ser la postrera potencia que se empecina en mantener por la fuerza su presencia en ese territorio africano. 

El castillo de naipes irlandés y sus lecciones políticas…

… para la Izquierda, para los sindicatos obreros… y hasta para los Verdes en el gobierno neoliberal del desastre

 Harry Browne

"Resulta obvio ahora que Irlanda, como Lehman hace dos años, ha puesto al descubierto la fragilidad (es decir, la criminal falta de escrúpulos) subyacente al mundo de los negocios financieros. 

Krugman, China y la naturaleza del actual capitalismo financiarizado occidental



Foto: Paul Krugman
Michael Hudson
"Los actuales ataques a China se parecen mucho a los ataques a Japón y otros países asiáticos a finales de los 80, que consiguieron demonizar a economías exitosas por haber evitado ser víctimas de las prácticas predatorias que corroyeron a la industria norteamericana, que 'financiarizaron' y postindustrializaron su economía. La piramidalización de la deuda estadounidense que arrancó en los 80 ha desembocado en una guerra de clases sin apenas justificación económica. Así pues, culpar a los extranjeros –por enriquecerse del mismo modo que hicieron los EEUU desde que el Norte ganó la Guerra Civil en 1865— equivale simplemente a proporcionar una coartada política para un statu quo económicamente estéril."

El arte de vivir (y de morir) de Mario Monicelli


Gorka Larrabeiti

Se nos fue Mario Monicelli. La crónica nos cuenta que se suicidó lanzándose desde el quinto piso del Hospital San Juan de Roma, donde permanecía ingresado aquejado de un cáncer de próstata en fase terminal. Tenía 95 años.

Mario Monicelli, junto con Dino Risi y Comencini entre otros, fue uno de los inventores de la “comedia a la italiana”, ese género tragicómico que dejaba siempre a sus protagonistas una puerta abierta para salvarse éticamente por pícaros, hipócritas o bellacos que fueran; un género que daba a entender que el destino del individualismo desenfrenado no podría sino conducir al desastre de los bienes comunes.

Monicelli deja una herencia artística que conviene recordar para que quienes no hayan visto su obra lo hagan sin falta. Ahí va esta serie de clásicos: la hilarante Guardias y ladrones con Totó; su obra maestra, La Gran Guerra, con Gassman y Sordi; y Camaradas, La armada Brancaleone, El Marqués del Grillo, La ragazza con la pistola, Romanzo popolare, Un borghese piccolo piccolo, Speriamo che sia femina, Parenti serpenti...

Corea, la actual crisis a la luz de la historia

Kim Il Sung


Nota de Omar Montilla
No estoy de acuerdo con muchas de las apreciaciones y calificativos que hace Rafael Poch sobre los dirigentes de Corea del Norte, por razones que no vienen al caso exponer en este momento. Pero, tengo que reconocer que este es un magnífico trabajo de investigación que aporta mucha información sobre el conflicto coreano, particularmente sobre el sufrimiento del pueblo norcoreano durante décadas. Si no fuera por la intervención descarada del imperio norteamericano, ese conflicto entre las dos Coreas y otros que hay en el mundo, hace mucho tiempo ya hubiera tenido una solución favorable para todos. Hago una observaciòn adicional. Al comienzo de su trabajo, Poch habla sólo de tres naciones divididas, pero le faltó la cuarta: Vietnam

El régimen del Norte no puede cambiar si no hay distensión

Rafael Poch

En el mundo reciente había tres naciones divididas por la guerra fría: Corea, Alemania y Yemen. Sólo Corea no se ha reunificado.

Žižek y el Final de los Tiempos

Ivan Grohar (Eslovenia ) El sembrador

Ron Jacobs

Es el fin del mundo tal como lo conocemos. Slavoj Žižek tiene varias ideas de los motivos. El principal es la proximidad del final del sistema económico que conocemos como capitalismo. Aunque si escuchamos a sus líderes de todo el mundo (especialmente en EE.UU.) no llegamos a saberlo; los últimos decenios han sido duros para el capitalismo. Para mantener la expansión que necesita se han otorgado créditos a individuos e instituciones que nunca habrían tenido posibilidades de obtenerlos antes de 1973. Esto ha posibilitado que el poder de compra del consumidor se extienda más allá de la capacidad de ingresos de la mayoría de la gente. Además, muchos servicios que antes eran suministrados por el gobierno han sido privatizados. Este fenómeno incluye algunas escuelas, bibliotecas, y ciertas operaciones militares, policiales y de seguridad.