9/11/10

Las Manos del Che - Documental


www.Tu.tv

Kid Chocolate, 100 años después

Foto: Eligio Sardiñas (a) Kid Chocolate

Ciro Bianchi Ross

Un texto del escritor cubano que devela entresijos de un ícono de la cultura popular de su país: “el boxeo soy yo”, decía el ídolo de los cuadriláteros. Un texto insoslayable

Fue el más grande de los boxeadores cubanos. El más popular. El de mejores récords. El que más dinero ganó. Eligio Sardiñas, el hombre que hizo célebre el sobrenombre de Kid Chocolate, está considerado entre los diez grandes pesos pluma de todos los tiempos y podía repetir con razón: El boxeo soy yo.

Mil novecientos ochenta y cuatro - 1984


Miquel Berga

Mil novecientos ochenta y cuatro es una novela memorable o, lo que no es exactamente lo mismo, difícil de olvidar. El primer lector del manuscrito de Orwell, el editor Frederic Warburg, tuvo sin duda una impresión de este tipo y en su informe editorial señaló que se trataba de «uno de los libros más aterradores que he leído en mi vida». Warburg entendió que se trataba de un gran libro, un texto que pone en marcha una «gigantesca» agitación intelectual a la que, confiesa el editor, preferiría no tener que volver a enfrentarse «en muchos años». Esta primera impresión dio paso a una enorme cantidad de reseñas e incesantes estudios críticos que dan fe de la complejidad de la obra más allá de la aparente sencillez de su trama novelesca.

Algunas observaciones sobre el índice de desarrollo humano 2010, elaborado por el PNUD

Miguel Manzanera / Especial para Gramscimanía

En el reciente informe del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), coordinado por Amartya Sen, premio Nobel de economía en 1998, se publican los estudios sobre el desarrollo humano de ese organismo de la ONU, sintetizados por el Índice de Desarrollo Humano (IDH). Ese trabajo nos ofrece un panorama alentador de la evolución humana en las últimas décadas, tanto como de la propia evolución de la investigación sociológica. El IDH se construye agregando tres factores: la esperanza de vida (indicador de la salud de la población), el índice de escolaridad segregado en dos variables (indicador de la educación) y los ingresos per cápita (indicador del acceso a bienes económicos).

El mayor mérito de ese estudio es desvincular las mediciones económicas de criterios capitalistas, como son el PIB (Producto Interior Bruto) y los ingresos monetarios de los ciudadanos. 

Heidegger: Nazismo y Política del Ser -IV

Martin Heidegger, Rektor de la Universidad de Freiburg

Nicolás González Varela / Especial para Gramscimanía

“Se intensifica en mí tanto la voluntad como la confianza para poner mi entero trabajo filosófico al servicio de una gran Misión y de poder cooperar en la construcción de un mundo fundamentado en el Volk alemán.”: Martin Heidegger a Elisabeth Blochmann, 30/03/1933

¿Heidegger el pensador de la vía nacionalsocialista de la Gran Alemania? ¿Heidegger el filósofo místico de la nueva Gemeinschaft racial? Si la respuesta es afirmativa: ¿Cuál es el tipo de relación entre su Ontología y su pensamiento político? Que Heidegger fuera un nazi durante un largo período de tiempo, no meramente un marginal ni en un sentido oportunista, es una controversia que indudablemente afecta a su entero edificio filosófico. Como dice un honesto heideggeriano como Otto Pöggeler, el compromiso político fácticamente asumido por los filósofos, como así también la falta de un compromiso de este tipo y sus consecuencias, plantean la cuestión de saber de qué manera la Filosofía tiene que crear su relación con la Política si desea asumirla responsablemente.