2/11/10

Portugal: La dictablanda, democracia política con fascismo social

El barrio antiguo de Oporto

Boaventura de Sousa Santos

Si no hacemos nada para corregir el curso de las cosas, dentro de algunos años se dirá que la sociedad portuguesa vivió, entre finales del siglo XX y comienzos del XXI, un luminoso aunque breve interregno democrático. Duró menos de cuarenta años: entre 1974 y 2010. En los cuarenta y ocho años que precedieron a la revolución del 25 de abril de 1974, la sociedad portuguesa vivió bajo una dictadura civil nacionalista, personificada en la figura de Antonio Oliveira Salazar. A partir de 2010, entró en un nuevo período de dictadura civil, esta vez internacionalista y despersonalizada, dirigido por una entidad abstracta llamada "mercado". Las dos dictaduras comenzaron por razones financieras y luego crearon sus propias razones para mantenerse. Ambas conllevaron el empobrecimiento del pueblo portugués, al que dejaron en la cola de los pueblos europeos.

Tecnoguerra: donde el dinero habla y las contramedidas marchan

Franklin "Chuck" Spinney

Cuando yo trabajaba en el Pentágono, una de nuestras críticas de “reforma” del encaprichamiento siempre en alza del Complejo Militar-Industrial y del Congreso (CMIC) con el campo de batalla electrónico de elevado coste –a saber, la idea de emparejar sistemas de vigilancia que todo lo ven y todo lo saben con reglas computerizadas para la toma de decisiones destinadas a apuntar y controlar las llamadas armas guiadas con precisión— era que en realidad le estábamos facilitando a nuestros adversarios el engañarnos con simples contramedidas.

Esto sucede debido a que cualquier sistema de inteligencia artificial, sensor/guía debe filtrar mecánicamente cantidades ingentes de datos para construir alguna clase de patrón a partir de toda la plétora que nos devuelven los sensores (ruidosas señales como manchas de radares, manchas térmicas, manchas acústicas, señales de comunicación, pinchazos de teléfonos móviles, informaciones de inteligencia, imágenes de televisión).

Cuba y la Posición Común de la Unión Europea


Salim Lamrani / Especial para Gramscimanía

El 25 de octubre de 2010, la Unión Europea decidió mantener la Posición Común sobre Cuba, impuesta en 1996 por ex presidente español José María Aznar, que limita drásticamente las relaciones políticas y diplomáticas entre Bruselas y La Habana. A cambio de la suspensión del Título III –que afecta a las empresas europeas– de la ley Helms-Burton adoptada ese mismo año, legislación con carácter extraterritorial que acrecienta las sanciones contra la Isla del Caribe, Bruselas había aceptado alinearse con la política exterior estadounidense respecto a Cuba.1

Trinidad Jiménez, ministra española de Asuntos Exteriores, abogó por un cambio: “Es tiempo de abrir un nuevo diálogo, una nueva relación entre la UE y Cuba”.2

La muerte de Kirchner y el nuevo escenario político argentino


Moisés Pérez Mok

La conmoción e inconmensurable manifestación de duelo popular que siguieron al repentino fallecimiento la pasada semana del ex presidente Néstor Kirchner dejaron en claro que Argentina se abre hoy a un nuevo escenario político. De ello dieron cuenta las incesantes muestras de agradecimiento al hombre que cambió definitivamente el rumbo de la nación a partir de 2003, y de apoyo a su esposa y mandataria, Cristina Fernández, ante quien se anticipan formidables retos.

Sin embargo, más allá de los miles de personas que de forma espontánea dieron el último adiós al líder del Partido Justicialista, llamó la atención a propios y foráneos la mayoritaria participación de jóvenes y adolescentes en las sentidas expresiones de dolor popular. Semejante protagonismo es interpretado aquí como señal de un evidente cambio de actitud, gracias al cual parece haber quedado atrás el "que se vayan todos" (en relación con los políticos) que en 2001 estremecía a un país colapsado y en ruinas.

Rusia y Rumania: Los 10 más ricos acumulan un gran porcentaje de la riqueza

Rusia y Rumania son los dos paises de Europa donde los diez ciudadanos más ricos acumulan el mayor porcentaje de la riqueza nacional, lo que demuestra como la igualdad de hace 20 años se ha transformado tras un profundo saqueo en la acumulación de la riqueza en las manos de una pequeña minoría. Así sucede en general en la mayoría de los paises del Este, donde el saqueo por unos pocos mafiosos de los bienes de los pueblos han marcado la transición del comunismo al capitalismo salvaje.

Los 10 mayores millonarios rumanos concentran en sus manos el mayor porcentaje de la riqueza de su país de toda la U.E. Conforme el top realizado por la revista económica Capital, las 10 mayores fortunas de Rumania acumulan 10.000 millones de euros, es decir, un 8,5% del PIB, un porcentaje superior al del resto de los paises de la U.E.