29/8/10

Marx sobre España


Salvador Dalí  (España) Espalda

Manuel Sacristán Luzón
Nota: “Marx sobre España” fue escrito con ocasión del primer centenario del fallecimiento de Marx y fue publicado en Papeles de Economía Española, nº 17, 1983, pp. 110-118. Posteriormente fue reimpreso en Enrique Fuentes Quintana (dir.), Economía y economistas españoles, Vol. 5: Las críticas a la economía clásica, Barcelona, Galaxia Gutenberg–Círculo de Lectores, 2001, pp. 803-814, y Albert Domingo Curto lo ha incorporado a su edición de Manuel Sacristán, Lecturas de filosofía moderna y contemporánea, Madrid, Trotta, 2007, pp. 205-215

Los “Manuscritos Matemáticos” de Marx


Karl Marx por David Levine

“Marx y yo fuimos, por cierto, casi los únicos que salvamos la dialéctica consciente de la filosofía idealista alemana para traerla a la concepción materialista de la naturaleza y de la historia. Más para enfocar a la par, dialéctica y materialísticamente, la naturaleza, hay que conocer las matemáticas y las ciencias naturales. (…)” (Friedrich Engels)

Julio Mosquera
Marx y Engels le dedicaron un tiempo y esfuerzo considerable al estudio de las ciencias y las matemáticas. Ellos reconocían su importancia para una interpretación correcta de la realidad. En particular Marx reconoció la importancia de las matemáticas y se dedicó a estudiarlas, aún en momentos en que su salud se debilitaba, con seriedad. Él consideraba que con las matemáticas podría modelar aquellos fenómenos de su interés para develar el comportamiento del capitalismo.
Al estudiar las matemáticas avanzadas de su época se encontró que éstas eran tratadas de manera “mística” en los textos que tuvo a su alcance. Se dedicó entonces a escribir sus propias interpretaciones de los límites y las derivadas, como dice Paulus Gerdes (1983), quitándoles el velo de misterio.

La teoría de la revolución en el joven Marx


Autor: Michael Löwy
Michael Löwy nació en Brasil en 1938. Es director de investigación emérito en el Centre Nationale de la Recherche Scientifique; fue profesor en la École des Hautes Etudes en Sciences Sociales. Sus obras han sido publicadas en 24 idiomas. Entre sus libros más recientes se encuentran Redención y utopía; El judaísmo libertario en Europa central (1988); Rebelión y melancolía;  El romanticismo como contracorriente de la modernidad (1992); Walter Benjamin: aviso de incendio (2001); Kafka, soñador insumiso (2004); Sociologías y religión. Aproximaciones insólitas (2009).
Nueva traducción realizada para esta edición por Silvia Nora Labado desde el original en francés La théorie de la révolution chez le jeune Marx

El Marx enamorado


Roberto Mamani (Bolivia) Ave del Oriente

Francisco Fernández Buey 
1. La poesía escrita por Karl Marx en sus años de juventud apenas ha interesado en España. Que yo sepa, hasta ahora sólo contábamos con una breve antología de diecinueve poemas de Marx a Jenny von Westphalen: la preparada por Tanja Grass para S. Ediciones en la colección "Selecciones de Poesía", que fue publicada en Barcelona, en edición bilingüe (alemán-castellano), en 1991. La edición de las Obras de Marx y Engels (OME), dirigida por Manuel Sacristán para la Editorial Crítica, quedó truncada a mediados de la década de los ochenta y el volumen en el que previsiblemente habrían sido recogidos los poemas juveniles de Marx no llegó a publicarse.

Diez respuestas sobre Marx y los marxismos


Paul Klee (Austria) Angelus Novus
Francisco Fernández Buey 
1. ¿Se puede establecer una línea de separación tajante entre la obra de Marx y los ismos posteriores?
No sólo se puede establecer una línea de separación (dejemos a un lado lo de "tajante") entre la obra de Marx y los marxismos posteriores, sino que se debe. Es la única forma de estudiar en serio a Marx: ir a sus textos y contextualizarlos. Lo mismo que se hace cuando se quiere saber lo que escribió o hizo cualquier otro fundador (o pretendido fundador) de cualquiera de los -ismos que figuran en el Diccionario, desde Jesús de Nazaret a J.S. Mill y desde Malthus a Lenin o a Mao (por hablar sólo de ismos culturalmente consolidados).
En el caso de la relación entre Marx y el marxismo hay tres razones más para establecer una línea de separación. Primera: que Marx se quejó explícitamente en vida de lo que entonces empezaba a navegar con el nombre de marxismo.