17/8/10

“El Capital” filmado por Alexander Kluge


Alan Pauls
Como el encuentro de Beckett y Buster Keaton en un hotel de Manhattan, que naufraga en un puñado de incómodos bolsones de silencio a la luz de un televisor y un partido de béisbol, el famoso tête-à-tête entre Eisenstein y Joyce en París en 1929 es un gran hito de la historia de las decepciones del siglo XX. De entrada todo promete: los dos genios se respetan, se admiran, se temen. Eisenstein lleva bajo la manga un proyecto demencial: filmar el Ulises. Joyce no sólo se lo aprueba: le confiesa que la idea ya se le había ocurrido, y que para llevarla a cabo sólo podía pensar en dos directores. Eisenstein era uno (el otro era su alter ego alemán, Walter Ruttmann, director de Berlín, sinfonía de una gran ciudad).

Lo que va pasar en Irak cuando salgan las tropas de EE UU



Andrei Fediashin
En estos días el mundo islámico celebra el mes santo de Ramadán, y seguramente la alegría de esta fiesta religiosa desplazará de la mente de los iraquíes muchos pensamientos sombríos.
Porque las razones para preocuparse sobran: no se sabe qué camino seguirá este país que hasta el momento sigue sin gobierno a pesar de que las elecciones se celebraron el pasado  marzo de marzo.

La sorprendente politica del nuovo presidente colombiano: Falco o colomba?


Carlo Cauti
Il 7 agosto scorso si è tenuta la cerimonia di insediamento del nuovo presidente della Colombia, Juan Manuel Santos. Il giuramento del nuovo Capo di Stato è stato preceduto da giorni di forte tensione tra la Colombia e il Venezuela, sfociati nello spiegamento di forze militari al confine tra i due Paesi e nella rottura dei rapporti diplomatici.
Il 22 luglio l’ambasciatore colombiano presso l’Organizzazione degli Stati Americani (OSA) aveva accusato il Paese vicino di supportare i narcoterroristi delle FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), ospitando almeno 1500 membri dell’organizzazione in 87 basi dislocate sul territorio venezuelano, al confine con la Colombia. L’ambasciatore ha mostrato foto e video aerei con identificazione di coordinate, che inchioderebbero Caracas alle sue responsabilità, tra cui un’immagine di uno dei leader delle FARC disteso a prendere il sole su una spiaggia venezuelana con tanto di birra Polar (il marchio più famoso del Venezuela) in mano.

¿Cómo respondería Irán a un ataque de EE UU?


Mahan Abedin

La franca admisión del almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto y el oficial estadounidense de mayor rango, de que EE.UU. tiene planes para atacar a Irán a fin de impedir que ese país adquiera armas nucleares, se considera con extrema seriedad en los círculos políticos, de inteligencia y militares en Teherán. Es la primera vez que un responsable de alto rango estadounidense ha hablado sobre la existencia de planes militares para impedir que la República Islámica cruce el umbral nuclear. Hay considerable evidencia de que la franca declaración de Mullen, junto con la actitud cada vez más hostil y desdeñosa del gobierno de Obama hacia Irán, reforzada por la cuarta vuelta de sanciones de las Naciones Unidas impuesta en junio (seguida por sanciones unilaterales aún más duras impuestas por la Unión Europea y EE.UU.), han cambiado radicalmente los cálculos estratégicos del régimen de Teherán sobre la posibilidad de una confrontación militar con EE.UU.

La caza de brujas: el caso de Jules Dassin

Pepe Gutiérrez-Álvarez 
 
Acusado de comunista desde 1935 por su antiguo camarada Edward Dmytryk, y por Frank Tuttle en la primavera de 1951, Jules Dassin (nacido en Middletown, Connecticut, Estados Unidos en 1911- 2008, Atenas, Grecia), conoció una dilatada trayectoria como director siempre inquieto, guionista, actor, y militan, Jules Dassin tuvo que exiliarse a Europa para no tener que arrodillarse ante el Comité de Actividades antinorteamericanas, con la que el “gran dinero” trató de neutralizar los avances organizativos y culturales de la izquierda en los tiempos del “New Deal”, y restringió los límites democráticos inyectando un profundo anticomunismo en los Estados Unidos. En no pica medida, aquella tentativa sería el prólogo de lo que luego se llamaría “revolución conservadora”. Los objetivos del llamado “maccarthysmo” y de la administración Reagan fueron idénticos: se trataba de poner la democracia al servicio de los poderosos, y tratar de “comunista” toda oposición social o cultura que se cuestionara mínimamente el orden establecido.